Pase nocturno para exigir que reabra el Moderno

Unos 150 espectadores acudieron a la proyección al aire libre de Cineclub Alcarreño con la que exigen la reapertura del Teatro Moderno. • La asociación espera una respuesta, a poder ser antes del final de año, y si no volverá a reunirse en asamblea para decidir qué hacer. • Se exhibieron un corto elaborado por niños, un documental de Contrapicado Films y ‘Un turista entre un millón’, ganador de la X MAC.


De noche y con frío, unos 150 espectadores acudieron a la convocatoria de proyección reivindicativa a las puertas del Teatro Moderno, lanzada por el Cineclub Alcarreño para exigir la reapertura del espacio escénico en el que venían desarrollando dos de sus más exitosas actividades para pequeños y grandes cinéfilos, la Linterna Mágica y las exhibiciones de cine en versión original.

El presidente de Cineclub Alcarreño, Alberto Sanz, se dirigió a los asistentes para agradecerles el gesto de acudir a esta improvisada proyección al aire libre y recordó que la convocatoria había resultado aprobada por unanimidad en una asamblea extraordinaria celebrada a principios de mes.

El objetivo de este acto no era otro que recordar ala Consejeríade Cultura que están a la espera de respuesta a la solicitud para reabrir el Moderno para sus proyecciones, mientras se decide la adjudicación del espacio a una empresa, fórmula que permitía no paralizar la actividad de esta asociación de amantes del cine. “Todavía no hemos recibido respuesta”, se lamentó Sanz.

El Cineclub espera obtener una respuesta desde Toledo, "a poder ser antes de que finalice el año". En todo caso, está a la espera de celebrar una nueva asamblea extraordinaria para valorar las noticias que reciban o su ausencia.

Junto al gran cartel que critica el cierre del Teatro moderno –habitual ya en los actos dela Asociación de Amigos del Moderno, de la que Cineclub es “amiga”–, los cerca de 200 asistentes a esta actividad nocturna vieron tres cortos de muy diferente naturaleza, algunos sentados sobre una improvisada alfombra, otros sobre algunas sillas llevadas hasta allí y los más en pie.

Triple sesión de cortos

Abrió la sesión un cortometraje elaborado por tres niños, Lucas Mayor y Juan y Miguel Bruno, en el que unos simpáticos muñecos reivindican –y logran– que el teatro abra sus puertas.

En formato documental, una producción de los jóvenes cineastas de Contrapicado Films combinó imágenes de actuaciones sobre las tablas del céntrico escenario y vídeos de actores, espectadores y gente de la cultura contando anécdotas, recuerdos y reivindicaciones, en un montaje de unos diez minutos que desgranó diferentes razones y sentimientos para volver a abrir el teatro.

La cita finalizó con el cortometraje ganador de la última edición de la Muestra Alcarreña de Cortometrajes, la MAC. La cinta ‘Un turista entre un millón’ resultó muy aplaudida en una noche en la que las ganas de todos llevaron incluso al director de este último corto, Julián de la Fuente, a bromear: “¿alguien quiere quedarse a ver las tres películas de ‘El Padrino’?”. Las bajas temperaturas rebajaron las pasiones cinéfilas… 

Artículos Relacionados