La Espiga de Oro mantiene sus quilates pese a la crisis

La muestra nacional de Azuqueca arranca este fin de semana con la primera de las cuatro obras programadas. • Habrá dos comedias, un drama y una adaptación de Shakespeare. • El Ayuntamiento muestra su compromiso con este evento, pese a la crisis, y promete una celebración “con sorpresas” para la próxima edición, la número XXX.


La Espiga de Oro resiste a la crisis económica y, en la antesala de sus treinta años de historia, busca mantener alto el listón sobre las tablas de la Casa de la Cultura de Azuqueca. La propuesta escénica, que al menos por cartel mantiene los quilates, arranca este fin de semana con la primera de las cuatro, una cada sábado de este próximo mes de noviembre, a cargo de compañías profesionales, algunas tan conocidas como Sexpeare o dirigidas por figuras como Quico Cadaval.

El alcalde de Azuqueca, Pablo Bellido, y la concejala de Cultura, Sandra Yagüe, han presentado esta mañana la XXIX edición de la Muestra Nacional de Teatro Espiga de Oro, un clásico del calendario cultural provincial que no sólo resiste en un panorama demoledor para el teatro (cierre, al menos temporal, del Moderno en Guadalajara; recorte en la Red de Teatros; desaparición del otro gran festival provincial, el Arcipreste de Hita), sino que pretende mantener la calidad.

“La comisión encargada de ver las obras y de elegirlas ha estado de acuerdo en no rebajar ni un poco la calidad”, ha subrayado el primer edil.

La programación

La primera función en la Casa de la Cultura será este sábado a las ocho con ‘Una comedia americana’, de Teatro Meridional; seguirá el fin de semana siguiente Producións Teatráis Excéntricas con la adaptación del clásico ‘Shakespeare para ignorantes’, dirigida por Quico Cadaval; para dar paso el día 17ª ‘Locas’, de José Pascual Abellán y Clipes Producciones; y cerrar con Sexpeare, que representará ‘Qué pelo más guay’.

Las entradas se pueden adquirir el mismo día de la función en la taquilla de la Casa de la Cultura una hora y media antes del inicio de la representación, o bien, de manera anticipada, en la web municipal y los cajeros habilitados. Además, también se habilita un servicio de guardería que se puede solicitar en el propio Centro Cultural o en la web del Ayuntamiento.

Dos novedades

Entre las novedades de esta edición se encuentra la iniciativa para llevar diferentes composiciones artísticas a diferentes espacios públicos del centro de la ciudad durante todo el mes. Las obras, que ya fueron seleccionadas, son ‘Black sheep’, de Juan Manuel Pereira, en la Avenida de Alcalá; ‘Mensaje en una botella, de Rubén Bellot, en el Bulevar de Las Acacias; ‘Escenario efímeros’, de Rubén Bellot, en el parque de La Constitución; ‘Imágenes para un escenario urbano’, de Eduardo hernández, en la plaza de la Casa de la Cultura; y ‘La vida es sueño’, de Alberto Martínez, en la plaza del General Vives.

Además, la víspera de cada actuación, los viernes, habrá representaciones en algunos establecimientos hosteleros, que acogerán los monólogos cómicos llamados Espibares. Los artistas invitados son Alfonso Ortega, Esther Gimeno y Gabri Calzado.

Comunión entre Ayuntamiento y ciudadanos

“Por su relevancia”, ha dicho el regidor, “queremos que se siga viendo en la Espiga de Oro al Almagro del teatro de vanguardia de Castilla-La Mancha”, ha dicho Bellido, que ha mostrado su firme compromiso con esta cita anual en la Casa de la Cultura.

El alcalde, Pablo Bellido, ha asegurado que este tipo de espectáculos necesitan del respaldo de las administraciones: “Sin un sector público que crea en ello, es inviable”. Aun así, ha valorado la participación ciudadana en la organización y programación de este ciclo teatral.

En el mismo sentido, se ha mostrado convencido de que “el denominador común” de estos casi treinta años de historia ha pasado por la comunión entre la acción municipal y la ciudadana: “Sin la voluntad del Ayuntamiento no habría habido Espiga y sin dar cabida a la ciudadanía, la calidad sería menor”.

Participación ciudadana

Precisamente, el Ayuntamiento de Azuqueca destaca la “participación ciudadana” en la comisión encargada de realizar esta programación, con “personas con inquietudes culturales”, muchos de ellos actores de teatro, que han apostado por la calidad del cartel, aun cuando la crisis sí repercutirá en el precio de la entrada –algo más cara: 8 euros para los azudenses con Tarjeta ciudadana, 9,6 euros para el resto–.

En el mismo sentido, cabe destacar que el respaldo de la Administración regional ha caído, de modo que ahora el Ayuntamiento soporta el 60% del coste de la programación cultural, frente al 40% de las arcas regionales, cuando tradicionalmente era a partes iguales.

El alcalde también ha hecho referencia a que el incremento del IVA cultural, situado en el 21% desde el 1 de septiembre, repercute en el coste de la programación, pero que en este caso “en el precio final tendrá que asumirlo” el propio Ayuntamiento.


SÁBADO, 3. ‘UNA COMEDIA AMERICANA’

Teatro Meridional, compañía que ha recibido el premio Ojo Crítico y arias nominaciones para los Max (los ‘Goya’ de la escena) presenta una comedia con un diálogo satírico y brillante en la que dos tipos con la vida aparentemente encarrilada descubren sus ansiedades vitales, en una trama que hará reír al público.

SÁBADO 10. ‘SHAKESPEARE PARA IGNORANTES’.

Producións Teatráis Excéntricas presenta esta adaptación del genial dramaturgo inglés en el texto del conocido Cuentacuentos Quico Cadaval, con un montaje que ha recibido el Max al mejor autor teatral. Un nuevo tratamiento moderno para hablar de las preocupaciones universales del teatro de Shakespeare, con retales bien cosidos de los grandes títulos: ‘Mcbeth’, ‘El Rey Lear’, ‘Hamlet’ o, entre otros, ‘Romeo y Julieta’.

SÁBADO, 17. ‘LOCAS’

José Pascual Abellán y Clipes Producciones proponen este drama que reflexiona sobre la locura a través de la vida de dos mujeres de vidas aparentemente muy alejadas.

SÁBADO, 24. ‘QUÉ PELO MÁS GUAY’.

La compañía Sexpeare regresa a la provincia con este montaje (ya pudo verse en el malogrado Certamen Nacional Arcipreste de Hita). Una comedia con una trama misteriosa, con un texto muy ágil, que cuenta la historia de dos hombres unidos por una maleta que van a parar a un extraño lugar: una peluquería abandonada donde suceden cosas inexplicables.