Amigos del Moderno se constituye en noviembre

Amigos del Moderno planea celebrar la asamblea constituyente a mediados de noviembre y en el salón de actos de la Biblioteca o el Brianda de Mendoza.• El grupo de trabajo plantea ocho modalidades de socios y varias comisiones encargadas de las tareas del teatro.• Cineclub Alcarreño sigue esperando que la Junta decida si pueden iniciar las proyecciones en el Moderno, como ellos han solicitado.


El otoño no permitirá que haya teatro (Moderno) en la calle, pero el grupo de trabajo de Amigos del Moderno está planeando otras acciones reivindicativas. Aún no están perfiladas pero sí se ha acordado que se “dosificarán”. De momento, la actuación para este domingo, con el narrador Pep Bruno, se mantiene –si la lluvia no lo impide-.

En la última asamblea, se compartieron las conclusiones que va adoptando el grupo de trabajo de Amigos del Moderno asi como los pasos que se van dando para perfilar la gestión, como la celebración de la asamblea constituyente, que previsiblemente se baraja para “mediados de noviembre”, señalan fuentes de la asociación a Cultura EnGuada.

En ese acto, que barajan celebrar en el salón de actos de la Biblioteca o en el del instituto Brianda de Mendoza, se presentarían los estatutos y el modelo que plantean para hacer socios. Pretenden alternar la lectura de Estatutos y la parte de trabajo con momentos más lúdicos y artísticos. En este acto, también se elegirá la Junta Rectora de la asociación, que estará formada por presidencia, vicepresidencia, secretaría, tesorería y vocales.

Tipo de socios

Las modalidades de socios que se han establecido serán de 60 euros al año para adultos. Si se es socio, además, de alguna de las asociaciones de Amigos del Moderno, ser socios costará 50 euros.

Las asociaciones o compañías de teatro serán socias por 100 euros al año. Los jóvenes menores de 21 años, desempleados y jubilados, por 30 euros.

Los niños hasta 14 años, pagarán 15 euros y en el caso, de que sean varios hermanos, a partir del segundo, se pagaría 10 euros de cuota anual.

Para aquellos que no puedan aportar dinero, también existe la figura del colaborador. No aportaría euros pero sí tiempo, algo muy necesario porque habrá tambíen comisiones de trabajo. La asociación se plantea abrir también una especie de fila cero o fila solidaria para aquellos que no vivan en Guadalajara o no conozcan el teatro, pero quieran ser socios de esta iniciativa.

Comisiones de trabajo

Habrá, aseguran las mismas fuentes, comisiones de trabajo “de programación y comunicación, de búsqueda de patrocinios y nuevos apoyos y de asociados”. Esta última se encargaría de “comunicar con los socios y transmitirles todo lo que se está haciendo”. Finalmente, podría haber otra comisión encargada del ambigú, es decir, “del bar, en caso de que se pudiera abrir”.

El Cineclub Alcarreño, de momento, sigue esperando que la Junta se pronuncie respecto a la petición de empezar la programación de esta asociación cinéfila, que debería haber iniciado sus proyecciones en el teatro Moderno este mes de octubre. “Sigue en fase de estudio”, dice Alberto Sanz, presidente del colectivo.

 

Artículos Relacionados