Amigos del Moderno programa teatro para octubre

Este domingo, arranca una programación de teatro en la calle, con el espectáculo de malabares y acrobacias Circo Sentido, para todos los publicos.  La Asociación de Amigos del Moderno se muestra contraria a la privatización del teatro y pide que la Junta asuma su responsabilidad con este espacio. • 


La Asociación de Amigos del Moderno no tira la toalla y sigue proponiendo fórmulas para que el teatro no esté cerrado. En este ocasión, han ideado una programación para todos los domingos de octubre hasta que llegue “ese modelo de gestión maravilloso que prometen y esa superapertura”,señala Susana Martínez, una de las integrantes de la asociación. 

Será “una versión nueva de ir al teatro” porque el público se tendrá que “traer su silla”. Este primer domingo, 7 de octubre, empieza la temporada a las 17:00 horas, con 'Circo sentido’, espectáculo familiar de teatro circo, malabares, equilibrios y acrobacias. El domingo 14, Elfo Teatro (‘Que vuelve el lobo’ o ‘Historias al otro lado del árbol’), pondrá en escena un muestra de muchos de los espectáculos que ha enseñado en el Moderno.

La narradora Estrella Ortiz actúa el día 21 con sus ‘Globiturutadas’. Para bebés y familias, aunque está abierto, porque el formato será diferente al que se ha podido ver en la Biblioteca Pública o el Maratón de los Cuentos. Para cerrar el mes, el día 28, contará cuentos Pep Bruno: “a ver si sus palabras suenan un poco a ‘ábrete Sésamo’ y consigue que esa puerta ceda un poco y podamos pasar dentro”, dice Martínez.

Las compañías se han prestado voluntarias a participar en esta iniciativa. No se cobrará entrada, aunque se pondrá un bote para que la gente aporte libremente lo que quiera.

La Asociación de Amigos del Moderno tiene permiso para este acto, aunque las funciones pararán en caso de que algún coche pase por la calle para ir al garaje que hay junto al teatro. La Policía también estará presente.

“Aunque el consejero de Cultura diga que este cierre no es real, es real”, añade Martínez. “La puerta está cerrada, no hay programación y se ha despedido a la persona que trabajaba en él. El público sí que está, los que tienen que hacer que se abra es la administración, que es su responsabilidad”. La Asociación mostró a los medios de comunicación una carta firmada por la Coordinadora de Cultura de la Junta, Violeta Miguel, donde se admite que este teatro está cerrado.

“Creo que a toda la sociedad le interesa que el teatro siga abierto”, señala Martínez, “y que no perdamos uno de los espacios culturales más importantes de estos 17 últimos años”.

Larga vida al Moderno

Martínez sostiene que “Guadalajara defiende el teatro y la administración tiene que escuchar eso y desde otras administraciones [en referencia al Ayuntamiento] también se tendría que hacer algo para apoyar que el teatro no se quede cerrado como se quedó el Imperio hace 15 años o que no se convierta en otra cosa como le pasó al Coliseo Luengo. Vamos a intentar que al Moderno le espere mejor vida”.

“No sabemos cuánto se puede mantener esto”

De cara a noviembre, habrá que esperar cómo avanza todo, aunque a la Asociación les gustaría que no hubiera programación en la calle: “Nos gustaría que la programación siguiera dentro del Teatro Moderno y se pagaran los cachés que las compañías necesitan para poder vivir”, afirma el actor Juan López Berzal, de Ultramarinos de Lucas. En caso de que el teatro siga cerrado, se plantearán programaciones para noviembre y diciembre, aunque “tampoco sabemos cuánto se puede mantener esto porque viene el frío y no es fácil”.

López Berzal puntualiza que estos espectáculos “no son actos culturales en sí; no queremos hacer esto para que la gente tenga teatro, que sí, sino que son actos reivindicativos. Entendemos que la Junta de Comunidades tiene una responsabilidad con los ciudadanos y la cultura y debe mantener este teatro abierto”.

El actor de la compañía Ultramarinos de Lucas recuerda que no están de acuerdo con los gastos aportados por la Junta: “creemos que, en el mejor de los casos, el coste del teatro superaría muy poco los 150.000 euros anuales, y para hacer una programación básica, con una persona contratada, menos de 50.000 euros serían suficientes para que el teatro esté abierto. Y no nos creemos que la Junta no tenga ese dinero”.

Sin carácter partidista

Para López Berzal, “el Moderno suplementa lo que el Teatro Buero Vallejo ofrece. Es un espacio particular y es responsabilidad de la Junta mantenerlo, no pedimos nada más”. El actor aclara que esta reivindicación “no tiene carácter partidista” y aludió al ‘desmantelamiento’ que en Andalucía -donde gobierna otro partido- se está haciendo “a todo lo que se ha hecho durante muchos años en cuestión teatral o cultural”.

“Entendemos que en Castilla-La Mancha, se están haciendo esfuerzos. Se ha acabado con la Red de Teatros  y lo han convertido en otra cosa, que es criticable, aunque lo apreciamos. Pero tienen que hacer más esfuerzo”, añade.  

Berzal no está de acuerdo con el hecho comentado por el consejero Marcial Marín: "que los espectáculos que se han mostrado al Moderno no tenían calidad...” pero los montajes que se “están metiendo” en este nuevo programa de Artes Escénicas “son los mismos” que estaban en la Red de Teatros.

No a la privatización

La Asociación se muestra contraria a la privatización del Moderno. El “mejor de los males”, dice Berzal, es si hay una gestión privada “sólo en la programación” pero “no nos resignaremos. Si vemos que no hay otra solución, valoraremos dentro de la Asociación Amigos del Moderno presentarnos a la gestión de este teatro, teniendo en cuenta que no somos una empresa y que sería una gestión en el que el esfuerzo ciudadano sería muy importante”.

“Ellos hablan de una gestión público-privada”, matiza Susana Martínez, lo que indica, a su juicio, que “la administración asume algo de la responsabilidad que tiene en el teatro, pero lo que luego dicen es: presupuesto cero. Entonces, te desentiendes completamente. ¿Lo que quieres es deshacerte del teatro? Es lo que hay que preguntar al consejero, al Director General, al Asesor de Cultura, a la Coordinadora, al Delegado de la provincia… no aclaran nada ¿qué queréis?¿deshaceros del teatro y gastaros cero euros?. Eso no es una gestión público-privada porque sin el apoyo de una institución no podrá tener unos precios accesibles ni una programación tan estable”.

El pliego de condiciones, aún en proceso de elaboración, según ha comunicado la Junta a la Asociación, “no se ha pactado con las compañías de la región, no sabemos si estará dotado económicamente o no”, dice Berzal. “La cultura no es un lujo, es una cosa muy importante. Nos ayuda a pensar, a cuestionar. Creo que los gobernantes deben apoyar la cultura para que les cuestionen a ellos. Se está acabando con el teatro y hay en juego también muchos puestos de trabajo”, concluye el actor.

“Peleamos por la cultura en Guadalajara”, afirma Israel Calzado, de la asociación Baidefeis, “porque creemos que es el epicentro de esa cultura ciudadana, no de la cultura de masas pero sí de esa cultura diferente que tanto demandamos”.

De Plataforma a Asociación

A finales de septiembre, hubo una reunión en la Dirección General de Cultura en Toledo, donde la entonces plataforma defendió la gestión pública de este espacio, mientras la Junta defendía la "optimización de la gestión" a través de la empresa privada.

La Plataforma ha mantenido asambleas en la plaza del Concejo y entre los acuerdos adoptados, destaca su paso hacia la constitución -aún pendiente- como Asociación de Amigos del Moderno. Ya trabajan en los Estatutos para constituirse de forma legal y han constituido un grupo de trabajo, para ir dando forma a la gestión comunitaria del espacio escénico.

De momento, aseguran, serían suficientes -aunque la cantidad sería la mínima exigible para ser sostenibles, puntualizan- unos 32.000 euros. Haría falta crear, además, diferentes Comisiones de Trabajo, formadas por socios y ciudadanos que voluntariamente quisieran realizar diversas tareas.

Artículos Relacionados