El Tenorio rejuvenece

Don Juan y Doña Inés a los que dan vida Álvaro Blecua y Nerea González, se estrenan en la 27ª edición de un Tenorio Mendocino con ligeras novedades. • La penúltima escena, la del aposento de Don Juan, se realizará este año en el atrio de la iglesia de los Remedios. • Jaime García Bonacho encarnará al don Juan maduro en una representación menos reflexiva y más juvenil. • Como actividad complementaria, este sábado habrá Jornadas Mendocinas. 


No sé si sería amigo de ese bribón. O igual sí porque yo también soy malo”. Álvaro Blecua sonríe pícaramente, como quizás lo haría su 'alter ego', don Juan Tenorio, al explicar cómo ha llegado hasta aquí. A ser el próximo fin de semana (27 y 28 de octubre) el primer don Juan, el que presume de conquistas, el retador, el que engatusa y desprecia, el que rapta a doña Inés y se enamora. “El Tenorio Mendocino me pillaba lejano. No eran tan fan”, admitió ayer en el salón de actos del Liceo Caracense, durante la presentación de la edición número 27 de esta representación anual de Gentes de Guadalajara, que es Fiesta de Interés Turístico Regional. Junto a él, doña Inés, que también se estrena este año. Nerea González, de Cabanillas, había hecho teatro en el instituto y le “pica el gusanillo de la interpretación” pero “ser doña Inés eran palabras mayores”. Se presentó a la primera convocatoria de la asociación para preparar esta edición y me llamaron para hacer una prueba. Al final, me eligieron. Creí que era mentira”. 

Ambos admiten que están preparando “con mucho esfuerzo” sus papeles. “Cuando me enfrenté a don Juan quise traerle a la actualidad. Es cínico, egoísta, es el malo de la película”. Por contra doña Inés, será la cándida novicia, “una persona buena” a la que tiene muchas ganas de dar vida: "quiero darle al público la Inés que espera ver. Me he esforzado mucho y espero que guste”, contó ayer la joven, que admitió también sentirse muy bien en el grupo: “siento como si llevara aquí mucho tiempo”. 

El Tenorio renueva sus papeles principales pero también lo hace el de don Juan maduro, un rol que el año pasado interpretó el actor Pablo Menasanch y que este año ha caído en las manos del actor Jaime García Bonacho, veterano del Tenorio, donde ha sido casi todo. Su “espinita” -así la llama- era, sin embargo, encarnar al segundo don Juan: “cuando me llamaron, no me lo esperaba”. Será un don Juan “viejoven”, bromea, y por eso, la obra tendrá “una transición diferente, menos seria y pensativa. Estoy muy contento con el trabajo. Este papel redondea todos los personajes que he hecho”.

Sanz Malo: "Me gusta pulir, no alterar"

Será este un Tenorio muy joven. Ha rejuvenecido no sólo en algunos papeles sino también detrás del escenario. Al frente de los diferentes equipos o dirigiendo los 'previos' y las representaciones de las Jornadas Mendocinas que este año serán el sábado 28 de octubre en dos pases, se encuentran personas que en su día tuvieron un papel en la representación o han formado parte del amplio grupo de aldeanos. En esta edición, se ocupan de vestuario, de dirigir a actores y coordinar los cuadros de baile.

Estoy encantado de dirigir esta gran movida, que se ha consagrado”, señala José María Sanz Malo, director artístico del Tenorio por segundo año consecutivo. Apoyándole, el actor Ángel Luis Leceta, encargado de dirigir los prólogos históricos y de dar vida a Ciutti, y Gemma Mínguez, directora de la parte coreográfica. “El Tenorio no sería lo que es sin la coordinación de todos los equipos”, admite.

Sanz Malo, que también ha encarnado varios papeles en esta representación itinerante, afirma que “lo que vamos a ver este año es lo de siempre. Esto en su definición es un rito y su consolidación hace que la gente quiera ver lo mismo”. Habrá riesgo, “como en todos los Tenorios” y ligeros cambios en escenas pero “soy conservador. Me gusta pulir, no alterar. Ofrecer perqueños brillos dentro de lo que es el Tenorio”. El año pasado, reconoce, fue un “Tenorio joven y temerario” porque prácticamente todo el elenco actoral se renovó y eso implica mucho riesgo. Este año, cambian los actores principales salvo don Luis Mejía, que vuelve a encarnar el joven Álvaro Nuño (19 años) y que ayer, tras la presentación, ensayaba en los pasillos del Liceo algunas escenas blandiendo la espada. No cambiará ni Brígida -Carmen Niño la encarnará en la representación de este viernes; Josefina Martínez, lo hará el sábado-, ni la madre abadesa, que volverá a ser Angélica Santos, ni el Comendador, Pedro García Chaín.

No cambiarán tampoco las escenas, salvo algún detalle. Los datos los ofreció el director técnico del Tenorio, Juan Aylagas, que además dará vida a don Diego Tenorio, el padre de don Juan. Serán siete escenas: la taberna mendocina que pretende evocar la Guadalajara de aquella época abrirá a las 19 horas para que el público consuma algunas viandas y vino a cambio de un puñado de ducados mendocinos. A las 21 horas, comenzará el teatro y la Plaza de Santa María se convertirá en la Hostería del Laurel. Después, se sucederán las escenas de la Casa de doña Ana de Mendoza, en la fachada del Palacio de La Cotilla; la celda de doña Inés en el claustro del Convento de la Piedad; la Quinta de don Juan, en el Patio de los Leones del Infantado; el Panteón de la familia Tenorio, en el exterior del Convento de la Piedad-Liceo Caracense; el aposento de don Juan, que este año será como novedad en la iglesia de los Remedios pero en su atrio exterior y finalmente, de nuevo, el panteón de la familia Tenorio, en el Liceo Caracense. 

Embelleciendo las escenas con su voz y su música participarán en esta edición el grupo folk Las Colmenas, el cantautor José Antonio Alonso, el Orfeón Joaquín Turina y los gaiteros Mirasierra.

Jornadas Mendocinas

Como compromiso al convenio suscrito este mismo miércoles entre Gentes de Guadalajara y el Ayuntamiento, el sábado 28 de octubre, a las 11 horas, se desarrollarán las Jornadas Mendocinas, que, bajo la dirección de Estefanía Castillo, partirán desde el palacio del Infantado hasta la cripta e iglesia de San Francisco, con hora y media de duración. Habrá un segundo pase, con recorrido a la inversa, que partirá a las 12.45 horas desde la cripta hasta el Infantado.

En este sentido, el presidente de la Asociación Gentes de Guadalajara, José González Vega, que agradeció  la concesión por parte del gobierno regional de una de las Medallas al Mérito Cultural, cifró en 25.000 euros el presupuesto para el montaje de la 27ª edición. “Nuestra intención es hacer el rito del burlador independientemente de la capacidad económica. Lo más importante es el capital humano”.

El 75% del presupuesto, dijo, lo aporta el Patronato Municipal de Cultura (18.000 euros), a quien agradeció además, las facilidades y la ayuda de personal técnico y policial- para representar “este Tenorio, que conciben como un acto muy importante de la ciudad, que es lo que es”. González Vega, que presentó la nueva web del Tenorio (www.eltenoriomendocino.net), también quiso agradecer a la Diputación Provincial, su aportación económica.

Visitas 'funerarias' y Secretos Gastronómicos

Como complemento al Tenorio, el sábado y domingo, desde la Oficina de Gestión Turística, a las 16.30 horas, partirán además las visitas temáticas sobre la arquitectura y escultura funeraria, organizadas por la concejalía de Turismo. Son gratuitas previa inscripción en el teléfono 949 887 099 o a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Además, desde este viernes, coincidiendo con el Tenorio, arranca el programa 'Secretos Gastronómicos' que durante diez días propone disfrutar de menús “imaginativos y deliciosos”, señala la edil de Turismo, Isabel Nogueroles. Este año, la novedad está marcada por la temática de estas jornadas: las setas y la caza serán los ingredientes estrella de los menús que confeccionarán los 21 establecimientos que han querido participar en esta edición, aunque “esto no significa que todos los platos vayan confeccionados con estos dos productos”, ha matizado la edil.

Artículos Relacionados