Ya es 2013 en el país de las gominolas

Niños de Quer y de Cabanillas disfrutan de su adelantadas campanadas de Año Nuevo. • La iniciativa setera ha sido propuesta por una vecina en el año en que la localidad ha sido elegida “amiga de la infancia” por Unicef. • Decenas de cabanilleros han asistido también al ‘simulacro’ de campanadas en la localidad.


Ya es 2013 para los habitantes del mundo de las gominolas cuyos padres residen en Cabanillas y en Quer. Cuando los relojes de sus consistorios han marcado esta mañana las doce del mediodía, los allí reunidos se han comido doce caramelos, o doce lacasitos, o doce trocitos dulces que han sustituido a las tradicionales uvas que el resto comerá esta noche para ingresar en el nuevo año.

La tradición se ha estrando en Quer, que este año tenía un motivo extraordinario para hacer algo así: ha recibido la distinción como ciudad amiga de la infancia de UNICEF.

Fotos: Ayto. de Quer.

La propuesta de esta Nochevieja infantil o Nochevieja adelantada ha sido idea de una vecina del pueblo, Irene Guerrero, que ha convocado a los niños “en un una iniciativa que esperamos sea la primera de muchas más en el futuro”. No ha faltado el tradicional brindis por la llegada del año nuevo con champán infantil.

También en Cabanillas se ha querido adelantar la medianoche y a gominola por campanada y con sidra para brindar, decenas de cabanilleros –bastantes de ellos, niños– han participado en el ‘simulacro’ de la despedida de 2012 cuando las agujas del reloj de la Casa Consistorial han marcado las doce.

Nochevieja a plena luz del día en Quer

A partir de las 11:45 horas de la mañana empezaban a llegar los primeros. Un total de 30 han celebrado el año nuevo en la Plaza Mayor de Quer, lugar emblemático del pueblo en el que los ciudadanos se reúnen en las celebraciones seteras. Allí celebraron el comienzo de la Navidad, allí celebran sus fiestas patronales, y allí, los niños de Quer han despedido el año con sus globos rellenos de caramelos, todos juntos.

Poco antes de que el reloj diera las doce de la mañana, Lourdes Jiménez y José Ramón Calvo, alcalde de Quer, obraban de maestros de ceremonias convocando a los niños en lo alto de la Plaza. Cuando el reloj del Ayuntamiento, después de anunciar los cuartos, daba las doce de la mañana, los niños tomaron gominolas, lacasitos, caramelos o uvas para recibir el año doce horas antes. “Todo lo que hacemos en Quer tiene su versión infantil o tiene como protagonistas a los niños. Queríamos terminar un año que para nosotros ha tenido en el ámbito público un marcado protagonismo de nuestros menores con el reconocimiento como ciudad amiga de la infancia por parte de UNICEF con esta iniciativa”, explicaba hoy el regidor.

Cuando terminaron las campanadas, los niños y niñas y sus padres, brindaron por un año nuevo que en Quer volverá a ser tan infantil como siempre.

Ensayo general en Cabanillas

A chuchería por campanada, los vecinos que se han acercado hasta la plaza del Ayuntamiento han ido cumpliendo el ritual y han aplaudido por el nuevo año una vez llegados al duodécimo toque. Una pequeña traca y los oportunos brindis han cerrado el acto con el que los cabanilleros han querido anticipar los buenos deseos para 2013. Varios de los asistentes no han dudado en fundirse en cariñosos abrazos tras la última campanada, y otros han aplacado las gélidas temperaturas bailando al son de los villancicos y formados en una animada cadeneta.

Al ensayo han acudido varios miembros del Equipo de Gobierno, encabezados por el alcalde, Jaime Celada, y los concejales Antonio Ruiz, Estela Iturregui y Mª del Carmen Castexa.