Las noches con microteatro se despiden con Chéjov y música

Finalizaron las sesiones de microteatro al aire libre en el Sobrino con una divertida adaptación de 'Las tres hermanas', de Chéjov y un mini musical a cargo de los actores Rodrigo Vera y Marcos Montijano. • Más de un centenar de espectadores, según la organización, asistió a este último pase teatral.


El patio interior del Museo Sobrino acogió la última sesión doble de microteatro al aire libre con una adaptación de la obra de Chéjov 'Las tres hermanas' -que se quedaron en dos en esta divertida versión- y la pieza 'Hoy es el día'. Más de un centenar de espectadores no quisieron perderse esta doble propuesta artística, producida por Menos Lobos Teatro y Mitad & Mitad Producciones, dentro de la programación ‘Las noches son para el verano’ que organiza y promueve el Ayuntamiento de Guadalajara. 

Los actores Rodrigo Vega y Marcos Montijano, dirigidos por Ariadne Serrano, abrieron la noche cantando ‘Hoy es el día’, tema que da nombre a una pieza teatral de diálogos y divertidas canciones -compuestas específicamente para este montaje- sobre los miedos, aspiraciones y vicisitudes a las que se enfrentan dos jóvenes actores que quieren conseguir el mismo papel en un cásting 'ciego'.

En el intermedio, antes de que los espectadores pudieran disfrutar de 'Las dos hermanas', cerca de 60 espectadores decidieron visitar el museo y tomar un refrigerio en el bar montado para la ocasión.

Tras la pausa, las actrices Cristo Barbuzano y Julia Carnero dieron voz a ‘Las 2 hermanas’, dos de las protagonistas de la obra del dramaturgo ruso Chéjov, que afrontan desde prismas muy diferentes la muerte de su padre. Mientras una no duda en guardar un eterno luto riguroso -más por el qué dirán que por un verdadero duelo íntimo-, la otra solo cuenta las horas, los días, ¡los años! que deben transcurrir antes de poder formalizar una relación sentimental con un joven pretendiente. 

La versión, escrita por José Ignacio Tofé y dirigida por Ronal Cruces -presente entre el público- puso el broche al ciclo de microteatro al aire libre, que la organización tilda de “muy positivo”, valorando que el Museo Francisco Sobrino se ha revelado “como un espacio magnífico para ofrecer al público estas propuestas”. Los espectadores han respondido “de manera numerosa y con entusiasmo, sobre todo en la segunda velada donde la climatología fue mucho más propicia y agradable para el disfrute de esta actividad, aplaudiendo y reconociendo además la gran calidad de las cuatro piezas ofertadas”, señalan.