El teatro que cura

Asistimos al ensayo de Uno + Teatro infantil, el primer grupo teatral de Guadalajara creado fuera del ámbito escolar con niños de 7 a 15 años. • Estrenan este viernes la obra de teatro '¿Por qué no podemos soñar?', a beneficio de Fundación Balia. 


"Cuando yo hago teatro, todas las preocupaciones se me van". Lucía, 10 años, lleva seis meses de ensayos en la asociación Uno + Teatro Infantil, el primer grupo teatral de Guadalajara formado por niños fuera del ámbito escolar. Junto a sus 15 compañeros prepara su segundo montaje, '¿Por qué no podemos soñar?', que estrenan este viernes en el CMI (19.30 h.) para apoyar los programas que Fundación Balia desarrolla en la ciudad de Guadalajara. La ONG trabaja desde hace cuatro años en los colegios Alcarria, Rufino Blanco y Cardenal Mendoza en apoyo a la infancia y adolescencia en riesgo de exclusión social, con programas educativos que buscan prevenir el abandono y el aislamiento, favorecer el éxito escolar y potenciar la educación en valores y la inteligencia emocional de los menores. 

En realidad, este proyecto es como un juego de cajas chinas o de muñecas matrioskas. Porque dentro de esta iniciativa solidaria se esconde otra bajo el paraguas del arte escénico. La asociación Uno + Teatro trabaja desde hace dos años con niños de Guadalajara que se encuentran en una situación similar. En este grupo hay pequeños que tuvieron o tienen trastornos de conducta alimentaria, dificultades de adaptación, extrema timidez o dificultades con el lenguaje. Son escollos que el teatro está ayudando a superar: "hay familias que nos agradecen la mejoría de los chavales en el colegio. Algunos ya han perdido el miedo a hablar en público, vocalizan muy bien... El proyecto lo integran niños que asisten a diferentes colegios de Guadalajara, en situaciones sociales muy diferentes y cada uno con una problemática. Aquí todo el mundo entra", explica Jaime Serrano, director de Uno + Teatro, que se formó en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza y actualmente, es animador sociocultural del Ayuntamiento de Guadalajara. "Aquí nadie es más que nadie. Les exigimos que lleven la misma camiseta, todos van de negro... hay colegios que nos han felicitado por el resultado que hemos tenido con ellos. Ven, sobre todo, un cambio de actitud en el colegio y en la familia", insiste.

No ha habido receta milagrosa. Tan sólo la magia del teatro. Chavales que bailan, que cantan en directo y que se crecen con los ensayos, que se implican también en la escenografía, aunque lo justo para no abarcar demasiado. Son pre-adolescentes que admiten que el teatro para ellos es un espacio donde poderse expresar. Sara, que se estrena en el grupo, añade: "aparte de que te olvidas de las cosas también disfruto bailando, cantando... disfruto un montón".

Fotos: E.C.

Uno + Teatro ha invitado a Cultura EnGuada a asistir al último día de ensayo con guion. El montaje que preparan es una adaptación libre de un recopilatorio de obras de teatro infantiles: "Lo hemos hecho así para que puedan salir todos", explica Pilar Jorge de Pablo, una de las profesoras, actriz aficionada, miembro del grupo de teatro de adultos y licenciada en Historia. "Nos encontramos con obras o de muchísimos niños o de muy pocos y todos están trabajando durante todo el curso para salir y sentirse importantes". De ahí, que la obra mezcle texto, música, canto y baile. "También hemos elegido este texto porque pensamos que a través de la expresión corporal mejoran la psicomotricidad. Siempre tenemos una hora de ejercicios", cuenta. "El aprendizaje y la enseñanza no es difícil porque se trabaja con elementos muy dinámicos y a través del juego. Les haces trabajar la memoria y se disciplinan", añade. "Yo me sorprendo de lo bien que trabajan juntos". 

Tres niñas, un sueño

Lucía (10 años), Mónica (11) y Sara (11) son las tres protagonistas de este musical que, en realidad, es la historia de un sueño. El de tres niñas que quieren ser actrices a pesar de que sus padres no lo aceptan. Las artes escénicas las llevarán, pese a todo, por un viaje que les permitirá darse cuenta "de que el teatro no sólo es actuar sino también hay que saber memorizar, cantar, bailar...", cuentan.

"La idea era mostrarles que aunque no todo el mundo consigue su sueño, sí que eso te puede servir para encauzar tu vida. Lo que les decimos es que esto no es para ser famoso sino para tener unos conocimientos, una disciplina, porque el teatro la tiene, como el fútbol o el voley, y para que aprendan a trabajar en equipo... en realidad, es la antítesis de todos estos programas de televisión como 'La Voz', donde parece muy fácil ser famoso. Pues no, reivindiquemos que hay que estudiar, que todo lleva unas pautas y que hay un por qué detrás. Esta obra va de eso", señala Jaime.

¿Qué ha supuesto para los pequeños actores? "Nos hemos hecho mucho más amigos", admiten las tres protagonistas. "Yo he conocido a mucha gente nueva y aunque haya algunos con los que te lleves peor y otros mejor, al final aprendes a trabajar en equipo".

Una gran familia

La génesis de este proyecto en realidad hay que buscarla en el grupo de teatro de adultos. Uno + Teatro surge hace dos años de la mano de Jaime y de su amigo David Montesinos, actor aficionado. El año pasado realizaron una obra contra el maltrato de género, 'Una vida desde el espejo', y tras la buena experiencia decidieron dar forma al grupo como asociación teatral. "Mi ilusión siempre ha sido hacer una Escuela de Teatro o algo parecido que ayude a niños y adolescentes de familias que no pueden permitirse ir a la Escuela Municipal o ir a clases extraescolares en el colegio", confiesa Jaime. En estos dos años han realizado montajes siempre con un fin solidario, a beneficio de colectivos como Las Encinas, la Asociación de Enfermedades Raras o Stop Deshaucios Guadalajara. El grupo infantil debutó el 3 de junio de 2016 en el CMI con la obra '¡Viva el teatro!', a beneficio de Fundación Balia.

La idea que se plantean ahora para subsistir es contribuir al mantenimiento de la asociación con los fondos que consigan a través de las giras de los montajes del grupo de adultos. Este verano lo harán con la versión teatral de la película 'Familia', de Fernando León de Aranoa, que estrenaron el pasado fin de semana. "La gira del año pasado de la obra 'El día de Gloria' ha permitido de hecho seguir con el proyecto cultural este año", apunta Jaime. 

Pese al apoyo económico del Patronato Municipal de Cultura a través de la subvención anual, reclaman un horario más amplio en el CMI para los ensayos -actualmente, sólo lo hacen los lunes, dos horas- y más ayuda para seguir creciendo. En 2016, Uno + Teatro infantil lo formaban apenas seis pequeños actores. Ahora son dieciséis y para el año que viene ya hay "solicitudes de gente que quiere venir con niños con otro tipo de problemáticas más especiales", cuenta Jaime. De cuajar, sería un proyecto que requeriría "la contratación de un monitor especializado", admite, y que cambiaría la estructura actual de un grupo que ya es una gran familia.