El Palacio será escenario de una boda real

Isabel de Valois y Felipe II confirmarán sus esponsales en una ceremonia teatralizada que incluye cortejo y recibimiento a la reina, la boda y una fiesta en los jardines del Palacio. • Participan en esta cita más de 200 personas entre actores, figurantes y producción. • Es el acto central de la programación municipal para apoyar la candidatura del Infantado a la Unesco.


Con tan sólo 13 años Isabel de Valois se casó por poderes en París con Felipe II. Meses más tarde confirmarían esos esponsales en una boda real en Guadalajara. Aquel acontecimiento histórico se revivirá este sábado en una representación teatralizada de unas cuatro horas de duración, que arranca a las 18.30 horas con la salida del cortejo de Felipe II desde el Infantado, donde históricamente pasó la noche. Y sube hasta Santo Domingo, donde esperará a la reina, cuya comitiva llega desde la Concordia a la plaza de Santo Domingo, como si viniera desde el mismísimo París.

Bajará por la calle Mayor y Miguel Fluiters, haciendo dos paradas: una en la plaza del Jardinillo, donde se conmemorará el recibimiento popular con cánticos y bailes folclóricos y otra, en la plaza Mayor, donde las autoridades locales, el corregidor y los regidores le darán la bienvenida oficial con la entrega de la llave de la ciudad y bailes cortesanos. 

El cortejo llegará a Palacio, donde se celebrará la boda sobre las nueve de la noche. La real se produjo en el Salón de Linajes del Infantado, hoy restaurada como sala del Museo Provincial. Lo sancionó el arzobispo de Burgos, que era un Mendoza. Se hará una escena similar pero en el Patio de los Leones del Infantado, con la banda sonora de las voces del Orfeón Joaquín Turina y tras ella, se celebrará una fiesta en honor de los esposos en los jardines. Habrá música, danza, regalo de comida, fuegos y espectáculo de calle. En la plaza de los Caídos, se instalará durante todo el fin de semana un mercado renacentista; no faltará un campamento militar de los tercios de Flandes dentro de los jardines y una pequeña exposición de artilugios de la época.

La directora del espectáculo, Abigail Tomey, ha explicado los detalles de esta cita que tendrá cobertura profesional de la mano de El Muro Producciones y Ecoaventura, además de compañías de teatro alcarreñas como Escarramán Teatro y Comando Teatral y la colaboración de asociaciones culturales como Gentes de Guadalajara, Damas y Caballeros de Pastrana, el Orfeón Joaquín Turina, el Grupo de Tambores de la Cofradía La Pasión del Señor y alumnos de la Escuela Municipal de La Cotilla. De esta "unión profesional y neoprofesional" surge este proyecto cuya ambientación corre a cargo de Nacho Pérez, que también se encarga de esta tarea en el Tenorio Mendocino cada año.

Los actores encargados de dar vida a los reyes son Lucía Pastor, alumna de Maristas, que participó en la actividad de DJ Tenorio con motivo del 25º aniversario de la cita teatral -en esa ocasión, interpretó el papel de escultor-. El rey Felipe II será Héctor Alcalá, que lleva más de una década representando al personaje del alguacil en el Tenorio Mendocino.

Para lograr que la recreación histórica sea lo más fiel posible, Tomey ha señalado que ha tenido como referencia el libro 'Guadalajara festejante', de Pedro José Pradillo y para la ambientación, además de los conocimientos propios, "se ha investigado en internet" y se ha tomado como referencia "la colección de pintura de la época del Museo del Prado". 

La presentación de este acto ha contado también con el concejal de Cultura, Armengol Engonga, que ha subrayado que el evento "es el más importante de cuantos se realizarán dentro de la programación que el Ayuntamiento ha diseñado para apoyar la candidatura del Infantado a Patrimonio Mundial"; y Adolfo Cangas, en representación de Ecoaventura.

Artículos Relacionados