Teatro y zarzuela se funden en 'Mujeres', en el Arriaca

El género chico regresa a Marchamalo de la mano de Teatro Cachivaches, con 'Mujeres', un espectáculo en el que cuatro actrices-cantantes interpretarán a tres presas y una maestra en una cárcel de los años 50. • Se cantarán en directo algunas piezas reconocidas del género chico como 'El Barberillo de Lavapiés', 'La Revoltosa', 'La verbena de la paloma' o 'La corte del Faraón'. 


Julia, la estraperlista; La Pisabién, cantante de cabaret; Soledad, presa política y pianista y la maestra de la prisión donde todo transcurre son las protagonistas de 'Mujeres', el espectáculo de teatro musical que llega este sábado al Ateneo Arriaca de Marchamalo, de la mano de la compañía Teatro Cachivaches, dentro de la Red de Artes Escénicas de la Junta.

Esta historia de superación en clave femenina ambientada en los años 50 mezcla drama y música y se sustenta en una banda sonora que es, en realidad, una antología de la zarzuela donde figuran algunas piezas reconocidas por el gran público.

Entre la 'Polca de las calles', de 'La Gran Vía' (Chueca y Valverde) -que abre el montaje- hasta las 'Seguidillas', de 'La verbena de la Paloma', de Tomás Bretón, se sucederán doce tonadas, entre ellas, 'De España vengo', de 'El niño judío'; 'En un país de fábula', de 'La tabernera del puerto'; 'Ay Ba... Ay Ba...', de 'La corte de Faraón' o 'Canción del ruiseñor' de la famosa zarzuela 'Doña Francisquita'.  

Las sopranos Fuensanta Morcillo, Patricia Gozalo, Chantal Garsan y Ruth López Román dan vida a los personajes que componen esta historia de 100 minutos de duración, que arranca cuando doña Rosario, la funcionaria y maestra de la prisión, cantante frustrada y coon afán de redimir a algunas presas y de paso, quedar bien ante sus superiores, idea preparar un recital de zarzuela con tres presas más, con el fin de mostrarlo en la propia cárcel, ante las autoridades, el día de la patrona de las prisiones, la Virgen de la Merced. Las autoridades, que han visto en el evento un filón para continuar su campaña a favor del régimen, autorizan que se haga en un teatro para que lo vea el público en general. El final será inesperado y sorprendente.

Artículos Relacionados