'La Alcaidesa de Pastrana' agota entradas en el Palacio Ducal

El grupo de teatro pastranero Leandro Fernández de Moratín, acompañado por la Coral de La Paz, puso en pie este drama histórico del dramaturgo Eduardo Marquina, para clausurar el Año Jubilar Teresiano.


La alcaldesa de Pastrana, que el dramaturgo barcelonés Eduardo Marquina estrenara en 1911, se volvió a ver en la ciudad que da nombre a este drama histórico. Fue el grupo de teatro aficionado Leandro Fernández de Moratín, que ya lo había representado años atrás bajo la dirección de Fernando Romo, quien rescató la obra para clausurar el Año Jubilar Teresiano, logrando lleno de público en el patio del Palacio Ducal, escenario del montaje.

'La alcaldesa de Pastrana', escrita por el periodista, poeta y dramaturgo Eduardo Marquina (1879-1946), uno de los creadores de la Sociedad General de Autores, recrea los primeros años de juventud de Santa Teresa de Jesús, y refleja la relación que mantuvo con personajes de la época como la Princesa de Éboli y Antonio Pérez. El argumento gira en torno al enfrentamiento que protagonizaron princesa y santa, a propósito de las fundaciones pastraneras de la abulense y de la insistencia de Ana de Mendoza y de la Cerda de permanecer recluida en uno de los conventos: “fue la princesa quien mandó venir a Santa Teresa y creyó tener sobre ella y sus fundaciones ese mismo poder…”, explica Mercedes Bermejo, la actriz que da vida a la princesa de Éboli en la obra.

Recuperar este montaje ha sido algo lógico, precisa Bermejo: "al hecho de que sucede aquí, en Pastrana, se une en 2015 la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa”. La efeméride también ha supuesto reeditar la colaboración de la Coral de La Paz con el grupo de teatro: “Su música le añade dramatismo y fuerza a la representación”, valora el director, Antonio Ruiz.

En la obra intervienen ocho actores, que realizan un trabajo notable pese a tratarse de aficionados pero en el equipo destaca también el magnífico vestuario que contextualiza la representación, hecho con delicadeza y precisión. Soberbio es el traje de gala de la princesa de Eboli, confeccionado en el taller de vestuario que desde hace años dirige la Asociación de Damas y Caballeros.

El grupo de teatro pastranero lleva ensayando desde mediados de septiembre, y supera con perseverancia la dificultad de contar con un tiempo limitado para ensayar: “actuar en el Palacio Ducal siempre es una responsabilidad, tenemos que estar a la altura de lo que la gente espera”, explica Bermejo. Superaron la prueba, ya que tras el desenlace final tanto actores como coral recibieron el caluroso aplauso del público, especialmente las dos pastraneras que representaron a la princesa de Eboli y a Santa Teresa, Mercedes Bermejo y Nieves Llamas, que dedicó su interpretación a su madre, recientemente fallecida.

La compañía teatral Leandro Fernández de Moratín está integrada por quince actores aficionados. Su actividad cuenta con el respaldo de una subvención municipal anual, que les compromete a representar tres obras cada año. En unos días, el grupo comenzará a preparar su primera actuación de 2016, que estrenará en Carnaval.

 

Artículos Relacionados