La Junta rectifica: mantendrá la cartelera de otoño

  • Imprimir

La consejería de Cultura trasladará a los ayuntamientos la posibilidad de continuar con la cartelera programada y aplaza su pago hasta 2016, tras una reunión urgente con los representantes del sector de artes escénicas este viernes en Madrid. • "El Gobierno regional reafirma su apoyo al sector y al mantenimiento de los puestos de trabajo", ha defendido Reyes Estévez.


Después de la tempestad, ha llegado la calma. La Consejería de Cultura ha encontrado solución a la suspensión de la programación de otoño de artes escénicas de Castilla-La Mancha anunciada ayer por falta de consignación presupuestaria por parte del gobierno regional anterior: se trasladará a los ayuntamientos de la región la posibilidad de mantener las actuaciones que tenían programadas y la consejería desplazará el pago a 2016.

Es el acuerdo al que se ha llegado tras una reunión urgente en la mañana de este viernes entre la consejera de Cultura, Reyes Estévez, a la que ha asistido también el vicepresidente regional, José Manuel Martínez Guijarro y los presidentes de Faeteda, Jesús Cimarro, y Escenocam, Joseba García; esto es, la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (Faeteda) y la Asociación de Compañías Profesionales de Artes Escénicas de Castilla-La Mancha (Escenocam).

La consejera entiende que se protege así no sólo al tejido cultural y artístico de la región, “sino también a todas las familias que viven de este sector, y que tienen como única fuente de ingresos las aportaciones que realiza el Gobierno regional a este programa”. Es un "esfuerzo por no perjudicar el empleo en este sector debido a la mala gestión de los anteriores responsables de la Consejería", ha añadido.

Asimismo, y como respuesta a las críticas vertidas por miembros del anterior Gobierno, la consejera ha indicado que “no pretenden agravar más el sufrimiento de un sector asfixiado por medidas como el incremento del IVA cultural, promovidas por el Ministerio de Hacienda, el de Economía y con el beneplácito del Ministerio de Cultura”; y ha reprochado al anterior Gobierno de Cospedal que se comprometiera a llevar a cabo una programación “a sabiendas de que no había presupuesto para ello”.