Amigos del Moderno meditará seguir o no como asociación

Repensar su papel para el futuro es uno de los objetivos que se marca la AAM, tras una asamblea celebrada este martes. • Su continuidad o no como asociación definirá las propuestas culturales que remitirán al edil de Cultura, Armengol Engonga. • De momento le pedirán exponer en el teatro la muestra fotográfica 'En la puñetera calle'.


Disolverse o continuar. Es una de las cuestiones que el colectivo quiere meditar con calma y así lo decidió este martes, en la primera asamblea que ha mantenido tras el verano y en la que transmitió a algunos socios el contenido de las dos reuniones que en agosto AMM han mantenido con el delegado de la Junta, Alberto Rojo y con el concejal de Cultura, Armengol Engonga.

La decisión es clave porque de su continuidad depende elaborar un listado más amplio de propuestas culturales y artísticas que es lo que les ha solicitó el pasado mes el nuevo concejal de Cultura, Armengol Engonga. De momento, la segunda reunión que iban a mantener con él hoy jueves se ha suspendido, por lo que remitirán por escrito las dos propuestas más inmediatas que aprobaron en asamblea: exponer dentro del teatro la muestra fotográfica 'En la puñetera calle', censurada por el anterior equipo de gobierno regional, al no autorizar su exhibición en la Biblioteca Pública. Y que les dejen celebrar en el Moderno su segunda asamblea, prevista para finales de octubre, donde valorarán si tiene sentido o no seguir con la asociación.

Martínez: "No se trata de rellenar un calendario"

La elaboración de un programa cultural a más largo plazo con propuestas por parte de la asociación también depende de conocer "qué tipo de programación, qué continuidad, cuántos días estará abierto y qué espectro de público cubrirá el Moderno porque de eso sigue sin darnos ninguna pista", afirma a Cultura EnGuada la presidenta de AMM, Susana Martínez.

En este sentido, recuerda que la asociación siempre ha demandado un "proyecto de gestión" y que "no sólo se trata de rellenar un calendario a golpe de talonario y con la colaboración de las asociaciones sino de tener una idea de teatro y de saber para qué se reabre el Moderno. Además, hay que tener recursos. Es imprescindible que el teatro tenga personal, mantenimiento y presupuesto que asegure una programación estable, continuada y de calidad. Lo hemos dicho siempre. Que cuando se abriera, se abriera de verdad".

Para Martínez, "el Ayuntamiento es el responsable y tiene que hacer una propuesta. Trabajar con las asociaciones no supone sólo 'contarme y ya elegiremos aquí...' Creo que la participación tiene que ir mucho más allá. Porque si no es 'mandarme propuestas y luego, desde el Patronato veremos qué hacer con ellas'. Si no sabemos qué propuestas tendrán cabida, la línea que tendrá la programación y qué espacio vamos a ocupar las asociaciones, las compañías de la ciudad... si eso no está definido desde el Ayuntamiento, eso es una macedonia de cosas".

Uno de los proyectos que se barajaba como seguro era la continuidad de una Escuela de Espectadores, que AMM ya organizó dentro del ciclo 'En la puñetera calle' y que, a juicio de Martínez, "tendría sentido si complementa la programación que se hace en el Moderno, si va acorde con ella. Se podría montar un encuentro con actores y con compañías pero para eso necesitamos saber la programación y la disponibilidad del teatro. Si se puede solicitar el teatro una, dos o tres veces al mes..." 

AMM propone "una gestión mixta", incluso "con un consejo asesor o comité de programación donde estas propuestas también sean de forma conjunta", razona Martínez. Porque si no, "cada asociación vende lo suyo y luego el Patronato decide. Ese no es nuestro modelo de participación en el teatro. Eso es rellenarle el calendario al Patronato y entonces... como asociación preferiremos disfrutar como espectadores y ya está. Si vamos a tener que pelearnos con otras asociaciones para hacer uso del Moderno, no vamos a entrar ahí".

Habrá que esperar hasta finales de octubre para saber qué pasos dará Amigos de Moderno: si seguirán o si deciden que "es el momento de sentarnos en sus butacas, ser espectadores y disfrutar del teatro y disfrutar de la nueva programación". Algo que, a juicio de Martínez, "también tendría sentido. La asociación se creó para que el teatro se abriera y está abierto. Hemos hecho las propuestas que teníamos que hacer sobre el nuevo modelo de gestión al concejal de ahora y también antes, pero la responsabilidad de cómo lo gestiona es del Ayuntamiento".

La presidenta de AMM recuerda que (tras la reinauguración) "se ha hecho una programación que repetía compañías, que no contó con las asociaciones, que contraprogramaba al Cineclub, que no consiguió recuperar el público, hubo actuaciones con muy poco público. Si hay un cambio en la manera de programar, estaremos interesados. Pero si ése el modelo, no queremos participar. No tendremos ningún papel y no pasa nada", concluye Martínez.

Artículos Relacionados