"El Moderno no podrá ser cedido a terceros"

El borrador del documento, al que ha tenido acceso Cultura EnGuada, estipula que el Patronato debe destinar el teatro a un uso cultural "en el plazo de cinco años" y que "no puede cederlo a terceros".


La cesión gratuita de uso del Teatro Moderno tiene varias condiciones, según consta en el borrador del documento administrativo de cesión de uso de seis páginas, al que ha tenido acceso Cultura EnGuada, y que lleva fecha del 5 de febrero de 2014.

La finalidad del teatro ha de ser cultural exclusivamente, tal y como señala el documento y el Patronato "no podrá ceder o autorizar el uso del teatro a terceros, salvo que esto sea estrictamente necesario para la consecución del fin y previa comunicación y autorización de la Consejería de Hacienda de la Junta". El Patronato está obligado a informar y acreditar cada tres años el destino del bien cedido. 

» Duración: El teatro se cede por espacio de 50 años pero especifica que "si no fuera destinado al uso previsto en el plazo de cinco años o dejase de serlo posteriormente, la cesión se resolverá y volverá a la Junta que tendrá derecho a percibir "el valor de los deterioros del teatro". La Junta podrá modificar las condiciones de uso, bien por motu propio o porque lo pida el Patronato y la cesión se puede romper "bien de mutuo acuerdo, porque se incumplan las obligaciones, porque transcurran los 50 años o porque haya renuncia expresa". Esta extinción no supone coste alguno.

» Costes para el Patronato: Tiene obligación, además, de conservarlo y mantenerlo, "sin que pueda repercutir a la Junta gasto alguno por este concepto". Si se realizan obras de conservación y mantenimiento, su realización y financiación corresponderán también al Patronato, previa autorización de la Junta, que sigue siendo la titular del edificio. Según consta en el documento, el Gobierno regional se haría cargo de las obras que afectasen a todo el inmueble -es decir, incluido el Ateneo Municipal-.

El Ayuntamiento también está obligado a pagar todos los impuestos del teatro, además del IBI y todos los gastos corrientes y suministros. De él también depende el mantenimiento y la reparación de las instalaciones de climatización, instalación eléctrica, iluminación, butacas, sistemas contra incendios y debe "responder frente a terceros de las posibles responsabilidades en que pueda incurrir como consecuencia de la cesión y la gestión".

En el documento, también se especifica que "la Junta cede el teatro libre de cargas y gravámenes y al corriente en el pago de impuestos" y que la superficie que se cede es de 611,78 metros cuadrados, además del patio al que se accede desde la cafetería del teatro, lo que representa un 38,68% del total del edificio completo que incluye el Ateneo Obrero -llamado en el documento"Hogar del Productor"-. También se hace una relación de las diferentes dependencias del teatro e incluye la tasación económica del inmueble, valorado en 133.119,01 euros.

Artículos Relacionados