El proyecto de obra del Moderno retrasa el plazo de Marín

El proyecto de reforma del Ateneo y el Moderno, al que ha tenido acceso Cultura EnGuada, contradice los plazos del consejero de Cultura, Marcial Marín, que insiste en que reabrirá a fin de año. • La adjudicación, anunciada para junio, se produjo la semana pasada. • El PSOE previene al equipo de gobierno contra una cesión del edificio que pueda provocarle desperfectos una vez firmado el convenio. • Las obras a llevar a cabo vienen obligadas por la inspección técnica de edificios y el proyecto reconoce que no dejarán el inmueble en estado óptimo.


A dos meses aproximados de la fecha fijada para la reapertura del Teatro Moderno, todavía no han comenzado las obras necesarias para su reapertura. El consejero Marcial Marín aseguró este lunes que la fecha de reinauguración sigue vigente, a pesar de que el propio proyecto marca claramente cuatro meses. A este plazo, habría que sumar obras posteriores del Ayuntamiento en el interior del teatro y, entre tanto, la firma del convenio de cesión para la gestión municipal por 50 años.

El dirigente albaceteño trasladó este lunes la única novedad hasta el momento en los trámites para la futura reapertura: la semana pasada se adjudicaron las obras, una decisión que había sido anunciada para junio. Según la comparecencia del consejero de Cultura, este retraso no impedirá que el teatro reabra en "noviembre o diciembre", en sus propias palabras: "Son muy buenas noticias que demuestran que los plazos van a estar en lo que anunciamos el alcalde y yo mismo y que el compromiso que hicimos en su día también se está cumpliendo y antes de final de año podremos tener un Teatro Moderno como dice su nombre", ha subrayado el dirigente albaceteño. 

Obras obligadas por la ITE

Aunque desde la Junta y el Ayuntamiento tratan de 'vender' ante todo estas obras como el paso previo para la firma de un convenio de cesión que permita la reapertura del teatro con gestión municipal, son en realidad exigidas por la Inspección Técnica de Edificios (ITE), una especie de ITV de inmuebles que han tenido que pasar todos aquellos con más de un siglo de existencia en la ciudad, entre ellos el Ateneo y el Moderno. De no llevar a cabo las obras tras identificarse estos desperfectos, no sólo el Moderno no podría reabrir, sino que la propietaria, la Junta, debería ser sancionada.

En una comparecencia conjunta en junio, el alcalde y el consejero anunciaron que se iban a invertir 180.000 euros por parte de las arcas regionales para reformar el edificio: arreglo de cubiertas, bajantes, climatización y restauración de la fachada del Teatro; mientras que el Ayuntamiento aportaría otros 55.000 para adecuar el interior del teatro en unas obras que comenzarán después de las de la Junta, en principio también antes de que finalice el año.

Según el proyecto, las actuaciones a realizar son la retirada de la cubierta de fibrocemento (uralita) del inmueble y su sustitución por una nueva de panel de chapa de acero, una "actuación ligera" sobre la cubierta del bar del Ateneo y la instalación de otra nueva en la de la fachada principal, además de diferentes actuaciones en las fachadas y en el interior -por ejemplo, sobre falsos techos derruidos en el Ateneo y acumulación de suciedad y defecaciones de aves-.

El cálculo de los plazos resulta demasiado optimista en palabras del consejero a juzgar por los plazos marcados por el proyecto de la arquitecta, al que ha tenido acceso Cultura EnGuada y en cuyo planning se desglosan las actuaciones a lo largo de cuatro meses (pag. 9) por un presupuesto de 90.148,09 euros. 

Presupuesto y alcance de las obras

A pesar de que las cifras de gasto fueron de nuevo recordadas este lunes por el consejero, el proyecto de reforma contempla únicamente una inversión de 90.000 euros, esto es, la mitad. Además de esta diferencia de cuantías, resulta ilustrativa la descripción de las obras y sus objetivos, que los propios técnicos reducen a dos: evitar el peligro de desprendimiento de elementos del edificio y la apertura del teatro. No así del resto del edificio -el conocido propiamente como Ateneo-, a pesar de su unidad histórica y arquitectónica.

"No se plantea una solución global sobre las distintas patologías del edificio. Sólo se pretende conservar el edificio en su estado actual, es decir, permitir el uso de la parte del edificio destinado a teatro... y dejar sin uso el resto...", señala el informe.

Resulta importante recalcar que la ITE del año pasado, con su dictamen "desfavorable", revisa el estado de todo el edificio y no sólo del teatro. El Ateneo presenta numerosas deficiencias. En un informe técnico posterior, con una memoria descriptiva que elaboraron los técnicos municipales (con fecha 27 de diciembre de 2013) de cara a las reparaciones en el Moderno, se califica de "deplorable" el estado del edificio. También el Colegio de Arquitectos ha insistido en la misma dirección al referirse al conjunto del edificio.

Descripción del proyecto

La descripción del proyecto de la Junta deja claro que ante la falta de uso del edificio y ya que "no se contempla a corto plazo o inmediato una actuación de rehabilitación profunda", las obras pendientes de ponerse en marcha "no van encaminadas a ponerlo en un estado óptimo de funcionamiento, ni se le exige un cumplimiento de todas las prestaciones como sería en condiciones normales de funcionamiento".

De ahí que la misión principal sea "actuar sobre los aspectos que entrañan algún riesgo para las personas, como puede ser el peligro de caída de fragmentos de fachadas exteriores sobre los transeúntes", así como de asegurar que no habrá peligro para el personal que lleve a cabo las labores de mantenimiento.

¿Cesión del Ateneo o sólo del Moderno?

El PSOE ha trasladado en rueda de prensa este martes algunos de sus temores por que el limitado alcance de las obras pueda suponer problemas en el futuro al Ayuntamiento, cuando éste tenga cedido por convenio el uso del edificio.

La clave de este asunto pasa por conocer si el convenio que se firmará entre ambas administraciones incluye únicamente el teatro Moderno, que sí estaría reformado y en una situación adecuada, o también la parte del edificio del Ateneo, la que todos los expertos indican que se encuentra en peores condiciones y el propio proyecto reconoce que no quedaría en situación óptima.

Aunque inicialmente el delegado de la Junta, José Luis Condado, dijo que el convenio de cesión incluiría ambas partes del conjunto, más tarde -el viernes 27 de diciembre de 2013- aseguró en cambio que no sería así, aunque tampoco quiso entrar en detalles.

PSOE: "La Junta quiere meterle un gol a Román"

El PSOE, que duda de que las obras estén acabadas para la fecha de referencia que ha aportado el consejero, alerta al alcalde Antonio Román de que ate bien todas las inversiones antes de que se produzca una cesión del espacio a cincuenta años.

El viceportavoz socialista, Daniel Jimenez, ha pedido a la presidenta regional Mª Dolores Cospedal y a Antonio Román que "retomen el diálogo con las asociaciones culturales" y a que "cumplan sus compromisos respecto al Teatro Moderno para que de verdad pueda reabrirse cuanto antes, con una actividad similar y el mismo espíritu" que tenía este espacio: “Desde el Grupo Socialista decimos sí a la reapertura del Teatro Moderno, sí a la participación de las asociaciones culturales y sí a la programación estable y plural que existía hasta que Cospedal lo cerró, y decimos no a las mentiras del consejero de Cospedal cada vez que viene a Guadalajara, no a los intereses partidistas de Román que consiente esas mentiras y el maltrato del Gobierno regional a Guadalajara y no al cierre, que dura ya más de dos años, de un teatro que dinamizaba la cultura en el centro de la ciudad”. 

"El alcalde sabe el gol que le quiere meter la Junta a Guadalajara", dice Jimenez. Un gol que supone la "transferencia de un edificio con falta de inversiones", del que el gobierno regional "se desentenderá una vez firmada la cesión y del que entonces, el Ayuntamiento tendrá que hacerse cargo". Jiménez ha pedido al alcalde que “no acepte la gestión del edificio sin tener compromisos escritos y con financiación detrás, sin un cronograma o calendario plurianual fijado, pactado y firmado, que permita que se sigan haciendo obras en el edificio, porque a día de hoy ese inmueble tiene problemas muy serios”.

También la concejala de Cultura, Isabel Nogueroles, se ha referido a este asunto, en rueda de prensa: "Creo en la palabra del consejero sobre el Moderno. Ya veremos"

Artículos Relacionados