El teatro visto entre bastidores

Una exposición reflexiona en la Casa de la Cultura de Azuqueca sobre el teatro coincidiendo con la XXX Espiga de Oro, con frases de dramaturgos y elementos cedidos por compañías locales. • Los pasillos junto al patio de butacas acogen una exposición con los carteles de todas las ediciones de la muestra.  Este domingo, en la segunda jornada del festival, hubo microteatro.  La concejala de Cultura destaca la buena respuesta de público que está teniendo la programación de este año.


El teatro puede ser un espejismo. O la vida hecha sueño, que diría Calderón. Pero también puede ser lo más necesario, si nos atenemos a las palabras de Peter Brook, o un juego de niños que no han perdido la inocencia, según los Ultramarinos de Lucas; y también es “la mejor manera de ser feliz”, según una frase escrita en un mural por una mano anónima, o un puro divertimento de carcajadas y equilibrios, como invita a pensar la mera presencia de los zancos y los malabares de la compañía guadalajareña Circo Sentidos.

De eso va la exposición ‘El teatro visto desde dentro’, una reflexión colectiva, hecha entre dramaturgos, actores y público, que intenta definir todo ese mundo que se abre ante nuestros ojos cuando se levanta el telón.  Para verlo hay que parar por la Casa de la Cultura de Azuqueca, que la acoge con motivo de la Muestra Nacional de Teatro Espiga de Oro, de la que se exponen, por cierto, los treinta carteles de todas las ediciones.

La reflexión entre bastidores consiste en un sencillo recorrido por obras de arte, fondos del baúl de los recuerdos y palabras. Hay frases de dramaturgos como Lorca, Shakespeare, Ionesco, Arthur Miller o Antonio Gala, vestuarios y artefactos expuestos por algunas compañías, carteles y programas de mano y un enorme panel para que el público salte de la butaca y exprese en grandes letras lo que supone para cada cual el teatro.

Esculturas, manufacturas o palabras

Para su participación en esta muestra, ha habido todo tipo de elecciones, como ha señalado la concejala de Cultura, Sandra Yagüe. El técnico de Cultura, Rodolfo Vargas –con una colección de esculturas inspiradas por obras clásicas–, o los integrantes de la compañía Reacción Química “han dado rienda suelta a su parte más creativa”, mientras que  otros han enviado fotografías o carteles firmados, como Falsaria de Indias y Mofa e Befa. Tragaleguas ha dejado algunos atuendos de su vestuario y el actor Alberto Roldán, de Tunante Teatro, llegado a la provincia recientemente, ha dejado la maleta con la que su abuelo emigró a Madrid para ganarse la vida y que ahora él utiliza como teatrillo de sombras.

La exposición da cabida también a los alumnos del Taller Municipal de Interpretación y ha acogido la reivindicación de la Asociación de Amigos del Moderno de la capital arriacense, que recuerda el cierre (en principio temporal) del céntrico espacio cultural de la ciudad. Un cartel reivindicativo formado a modo de collage por decenas de pequeñísimas fotografías y dos vídeos que recogen diferentes momentos de los espectáculos reivindicativos en la calle, desarrollados durante este último año y medio, dan cuenta de la reclamación ciudadana.

La exposición se puede visitar durante toda la semana, hasta el próximo sábado, coincidiendo con la tercera y penúltima jornada de muestra y con la representación en la Casa de la Cultura del actor Alberto San Juan, ‘Autorretrato de un joven capitalista español’, "un monólogo que presenta una visión crítica y con humor de la actualidad y de la historia" y que, según la edil azudense, "encaja en uno de los objetivos que nos habíamos fijado desde la organización de la Muestra: ofrecer obras que invitan a la reflexión".

Fotos: R.M.


 EL ECUADOR DE LA MUESTRA

La Muestra Nacional ha llegado a su ecuador después de las funciones del pasado fin de semana. La concejala de Cultura ha aprovechado para subrayar la “magnífica acogida por parte del público”, con una entrada casi al completo en ‘Las rameras de Shakespeare’ del sábado a cargo de Arden Producciones, y “la buena acogida” el domingo de las actuaciones de microteatro y microdanza programados en el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

La edil ha recordado que esta última propuesta era una de las novedades de esta edición de la Espiga, en el marco de las denominadas ‘actividades complementarias’ que, para esta semana ofrecen además la proyección de la película de Achero Mañas ‘Noviembre’ (jueves, 21, 20,30 horas, en la Casa de la Cultura, con dos euros de entrada).