Unidad frente al cierre del Teatro Moderno

La Plataforma reunió a más de 60 personas en la plaza del Concejo. • La redacción de un manifiesto y recogida de firmas, primeras acciones. • Barajan realizar un proyecto de gestión alternativo pero reivindicando la implicación de la Junta.• Una productora musical alcarreña habría presentado ya un proyecto de gestión privada a Cultura.


No quieren que el teatro Moderno cierre sus puertas y por eso, más de 60 personas -sobre todo, personalidades reconocibles del mundo cultural y asociativo- se reunieron el jueves por la tarde, primero en el Ateneo, después en la plaza del Concejo, para crear una plataforma en defensa del teatro. Tras barajar varias propuestas, se decidió elaborar un manifiesto que recoja las ideas principales y, además, preparar un plan alternativo y viable de gestión cultural que garantice el puesto de la técnico despedida, Dolores González y la programación -cine en versión original (Cineclub), teatro para adultos y teatro infantil- pero, además, no permita que la Junta eluda su compromiso como administración pública, "obligada a tutelar la cultura".

En el manifiesto, se plasmarán líneas básicas surgidas en la asamblea. Entre ellas, que el Moderno es “viable” y no se creen las razones económicas que da la Junta para cerrarlo. Las cifras aportadas por la administración regional rondan los 60.000 euros anuales, según datos ofrecidos en la reunión. El presupuesto del teatro este año, sin embargo, ha sido de “cero euros”, recordaron, pese a que el número de espectadores fue superior al de otras campañas, algo que, según recordó Alberto Sanz, presidente de Cineclub Alcarreño, les “sorprendió” de forma positiva. “Dos días más tarde, despedían a Loli y cerraban el Moderno”. Los gastos de este teatro, de 200 butacas, “no son elevados”, reiteraron. “Las compañías este año iban a taquilla, la Junta no invirtió ahí”.

Se barajaron más propuestas: algunas, orientadas a la sensibilización de la ciudadanía para que “sepan que el teatro está cerrado”, como la recogida de firmas o la creación de un blog y otras, cuyo objetivo sería reivindicar el espacio -“el Moderno es la única sala de la Junta que da un servicio (cultural) a la comunidad”, subrayaron-, y la implicación de la Junta, porque “es su obligación fomentar la política cultural, no aniquilarla”. La plataforma quiere demostrar que “la gente sí demanda cultura” y que “los usuarios del Moderno no somos una cifra despreciable”. 

"No queremos ir sólo al Buero" 

En esta primera asamblea también se sopesaron otras propuestas como ‘ocupar’ el Moderno, para mantenerlo vivo a través de la realización de actividades. “Esta sala es de la gente que trabajamos en ella, mantengámosla abierta nosotros”, propuso el director de la compañía guadalajareña de teatro Fuegos Fatuos, Fernando Romo, que invitó a “hacer talleres, a ensayar, a hacer cine, teatro…”.

Otro de los asistentes propuso hacer extensivo el problema del cierre del teatro “a toda la comunidad” y otra joven señaló que el Moderno “no es un lujo, ni un gasto excesivo. Debemos exigir que no lo cierren, es un servicio público y la responsabilidad de mantenerlo abierto es de la Junta… además, si no hay oferta cultural, sobran ellos, ¿qué pintan entonces?”.

La plataforma destacó el papel del Teatro Moderno, que primero fue Ateneo y llegó a ser Cine Moderno. Hubo quienes recordaron la especial tipología de este espacio de 200 butacas que oferta un tipo de espectáculos que no se pueden ver en otro auditorio. Hubo entonces referencias al teatro municipal: “No queremos ir al Buero a ver Mamma mía! Al menos, no sólo”.

A la primera asamblea de la Plataforma asistieron, entre otros, el director de teatro Fernando Romo (Fuegos Fatuos), actores de la compañía Ultramarinos de Lucas; el director del festival de cine, Luis Moreno; el presidente de la asociación Baidefeis Producciones, Isra Calzado; actores del Tenorio Mendocino como Carmen Niño y Josefina Martínez; la directora de la Biblioteca, Blanca Calvo o el presidente de Cine Club Alcarreño, Alberto Sanz.

Una productora musical alcarreña, interesada en la gestión

La Junta podría estar estudiando ya un proyecto de gestión de una productora musical alcarreña, con sede en la capital, interesada en explotar el Moderno. Según se comentó en la asamblea, entre las condiciones de esta productora, figuraría el mantenimiento del puesto de trabajo de la técnico despedida, Loli González; y de la oferta cinematográfica de Cineclub Alcarreño.

Privatizar el teatro, dejando la gestión del Moderno en manos de una empresa sin que el espacio perdiera su titularidad pública fue la propuesta que la Junta de Comunidades lanzó durante la pasada primavera. Era la política a seguir por el nuevo equipo de gobierno, que quería, dijo, “reflexionar sobre qué modelo de cultura queremos para Castilla-La Mancha”. El director general de Cultura, Javier Morales, señalaba entonces que “para el teatro Moderno estamos barajando el que pueda salir a concurso y que alguna empresa o compañía residente pueda optar a llevar su explotación”. 

“La idea es que siga teniendo actividad, pero que los costes no dependan directamente de la Dirección General de Cultura, sino que se permita la entrada de capital privado, que es la línea de actuación de la Junta en materia de Cultura para que las empresas privadas tengan cada vez más protagonismo en la gestión cultural”, afirmó. Se preveía que todo estuviera listo para la temporada de otoño, cuando el teatro reabre sus puertas, o como mucho, para final de año. Si no, cerraban el Moderno.

La Plataforma 'No al cierre del Teatro Moderno' se reúne el próximo miércoles en la plaza del Concejo, a las 20 horas.


 

Galería de fotos: E.C.

 

 

Artículos Relacionados