La última función

El Certamen de Teatro Arcipreste de Hita ha bajado el telón para siempre, después de más de 30 años de trayectoria • Los fundadores y organizadores de la cita explican las razones de su adiós • La falta de ánimo y de presupuesto han precipitado este final anunciado.


"ATA y el Arcipreste han sido mi vida. Nadie con más pena y pesar que yo lo va a sentir, pero es ley de vida". Así anunciaba el adiós del del Certamen Nacional de Teatro Arcipreste de Hita esta semana, Javier Barra, fundador de la Asociación Teatral Alcarreña y del festival. El desgaste ha ganado en este pulso entre seguir o no seguir, entre ser y no ser y el único certamen teatral de Guadalajara después de más de tres décadas ya es historia.

La noticia ha sido, en realidad, la crónica de una muerte anunciada. En la gala de clausura de la 33ª edición del certamen, en abril de 2011, Barra predijo en su discurso final: "Negros nubarrones se ciernen sobre el Arcipreste...". No era el "momento de buscar culpables", dijo entonces. Ni la crisis, ni la falta de público, ni la caída de patrocinadores habían podido con el certamen en otras ocasiones. El certamen ha podido pasar a manos de organismos públicos pero en "no queríamos perder nuestro espíritu independiente. Sin independencia, no queríamos continuar" y "muchos grupos se han ofrecido a actuar gratis pero tampoco era la solución... tirar por tirar no nos lleva a nada".

La falta de relevo generacional, de "savia nueva" que cogiera el timón del Arcipreste ha pesado más en esta "decisión muy meditada" que acaba con "un pilar fundamental de la transición cultural" de la ciudad. Lo reconocía Juan Aylagas, miembro de la Junta Directiva de ATA y uno de los cinco presidentes que ha tenido el certamen: "No hemos sido capaces de dar relevo a una nueva hornada...Con tristeza pero con orgullo, no nos queda más remedio que tirar la toalla. Ojala dentro de unos años algún loco decida seguir con esta aventura... Nosotros no tenemos ganas de seguir".

Entre la comunidad cultural guadalajareña, la noticia deja un poso triste, de pena por lo que se ha perdido en el terreno cultural y sentimental.

Carmen Niño, actriz, poetisa, exmiembro de la Junta Directiva de ATA, e implicada en muchas de las iniciativas culturales –teatrales y poéticas– de la ciudad como el Tenorio, veladas Poéticas o la asociación Annus La Negra, remarca el "valor sentimental" que para ella supone la suspensión del certamen. "Éramos como de la familia", dice, y por eso, "es una pérdida muy grande". Sobre todo también porque "era un certamen nacional, que funcionaba muy bien. Era una cita que todo el mundo esperaba". El Arcipreste  "fue como mi primer contacto con la cultura", afirma, "sólo espero que se pueda recuperar en algún momento".

El último 'Mejor actor'

El actor Juan Berzal, de la compañía de teatro Ultramarinos de Lucas, se metió en la piel del rey Lear de Shakespeare en el último Arcipreste de Hita, ganando el Premio al Mejor Actor del certamen y el segundo premio. Fue la primera vez que la compañía guadalajareña participaba en la sección oficial de este festival, que, sin embargo, sí había colaborado a lo largo de los 33 años de vida del certamen en secciones fuera de concurso. "Es una pena que se muera por poco apoyo institucional", admite, haciendo un alto en los preparativos de su nuevo montaje, una versión de 'Pinocho' que estrenarán en un mes en el Festival Internacional de Teatro Infantil, Feten, de Gijón. "Apoyamos a los compañeros de ATA". Berzal, que admite "haberse formado [teatralmente] también con ellos", subraya que el Arcipreste "era una forma de recordar que el teatro estaba ahí, daba la oportunidad de ver espectáculos distintos, últimamente de mucha calidad", gracias también a "los contactos" que ATA había conseguido a lo largo de tres décadas de historia y que ayudaba a traer a compañías "muy por debajo de su caché". Es "muy triste para la ciudad, que apenas tiene programación de este tipo, era casi lo único que había y el certamen era una forma de situar a Guadalajara en el panorama nacional".

En el seno de ATA han admitido que se van también por cansancio, algo que Berzal comprende porque "tirar del carro cuesta mucho cuando no hay dinero y tienes que hacer todo... te agotas", pero "yo no culpo a ATA", dice, "sino a la gente mezquina, a las instituciones públicas. Muchas veces no queremos dinero sino apoyo, que vengan a verte, que te llamen, que pregunten qué necesitamos... pero les da igual".

"Se te va una parte de tu vida. Te secciona", dice Julio Gómez, expresidente del certamen y alma máter junto a Barra y Aylagas de ATA y el Arcipreste, pero "nos hemos hecho calvos, mayores y gafotas... hay el mismo interés pero no las mismas fuerzas". Desde su puesto al frente del Teatro Buero Vallejo de la capital, Gómez dice que "el certamen ha supuesto todo, estoy donde estoy porque me aficioné al teatro...". Se queda con "lo bueno, con los recuerdos, con la gente que he conocido y los que han apoyado el certamen... me he sentido querido y apoyado, incluso hay gente que nos ha llamado para que esto no desapareciera... pero es complicado". Permanecer más de 30 años defendiendo un certamen por amor al arte lo es: "hemos sido unos tipos honestos, que nunca hemos cobrado, que todo lo que hemos ganado lo hemos gastado en los grupos, no nos quedábamos con un euro y ese concepto también ha desaparecido".

No hay vuelta atrás. Sin relevo generacional y sin apoyo económico se hace "absolutamente imposible hacer hoy el Arcipreste", se sincera Gómez. "Al final esto es una afición de la que no vives y es complicado encontrar un triplete como Aylaga-Barra-Gómez". Además, con los años los grupos "vienen por amistad, y por la mitad de la mitad de la mitad de su caché". Morboria Teatro es una de las compañías que elegía el Arcipreste para presentar sus obras. Con 'El enfermo imaginario' ganaron el premio al mejor montaje en 2006 y Fernando Aguado se llevó el premio al mejor actor.

Lamentación del jurado

"Es absolutamente penoso que una convocatoria tan importante desaparezca", se lamenta el poeta y escritor guadalajareño Jose Antonio Suárez de Puga. El Cronista Local de Guadalajara llegó al certamen de la mano de sus amigos Javier Borobia y Fernando Borlán, ya fallecido, con los que formó parte del jurado que concedía los premios, hasta hace "dos o tres años". De Puga subraya "la evolución importante del certamen, que empezó con grupos de teatro aficionados y pasó a una selección bastante interesante" llegando a tejer "uno de los programas de la ciudad más llamativos social y popularmente".

El actor y director guadalajareño José Luis Matienzo asegura que "es una pena y una gran pérdida primero porque era una de las fuentes que tenía Guadalajara de ver teatro de calidad y luego, por cómo sucede, por falta de apoyo económico, que se llegue a tal punto de que no haya dinero y de que se les deba... la administración no está cumpliendo con el compromiso con la sociedad", afirma desde Chile, donde Matienzo presenta su monólogo 'Recuerdos de Cervantes', en los festivales de Chillán y Ovalle, además de Santiago de Chile. El actor, alma máter de Escarramán Teatro, es miembro histórico del jurado del Arcipreste, admite que en el adiós del certamen ha pesado el hecho de que "no haya repuesto adecuado y que era un esfuerzo que llevaba tiempo... pero la vida tendrá que seguir".

Más allá de la despedida del Arcipreste, el cierre de este festival se suma a la desaparición de otros que han dejado de funcionar en todo el país "y con ellos, compañías de teatro", dice Bernal. "Estamos todos agonizando... con los recortes, la cultura pasa a ser lo último cuando para mí es lo primero. Tiene que haber apoyo", reivindica. Joseba García, de la productora alcarreña A Priori Gestión Teatral, lo corrobora: "la noticia de la despedida del Arcipreste  se suma a otras como la disminución de los presupuestos de cultura, cuando no se ve ese descenso en otras áreas. Entiendo los recortes, pero debe aplicarse en la misma proporción a todo. La cultura es un sector tan importante, que supone el 5% del PIB español y genera muchos puestos de trabajo. El volumen de trabajo ha bajado en un 70% y si comparamos nuestro calendario de trabajo respecto a 2011, no tenemos ni el 40%". La pérdida del Arcipreste "empobrece a los profesionales y a la ciudad", dice, "es triste". La "trayectoria del certamen merecería un poco de cariño por parte de los colaboradores que ha tenido a pesar de los momentos difíciles... el cansancio viene por la lucha contra las dificultades. Cuando tiras tú solo se lleva peor".

Se va el Arcipreste, un puntal en la escena teatral alcarreña, que consiguió ser "poso importante" y se 'exportó' incluso fuera de la provincia. El ejemplo es el Certamen Nacional de Teatro Garnacha de Rioja, que se celebra en Haro y cumplió en diciembre de 2011 su XIV edición. Sus bases se hicieron en el seno de ATA. "Todo el mundo conoce el Arcipreste a nivel nacional", destaca Gómez, pero "somos tan cutres e ignorantes a veces, que hemos dejado que se escape".


 Nombres ilustres

Por las filas del Arcipreste han pasado nombres relevantes como la actriz Carmen Machi, que ganó en 1986 el Premio a la Mejor Actriz por el papel de Kathy Hough en 'PD: Tu gato ha muerto', con la compañía Taormina Teatro (Getafe), Marta Belaustegui (co-fundadora de Teatro del Duende y actriz de series como 'La República'), el gallego Javier Veiga (El Club de la Comedia), el actor y director Juan Margallo ('El señor Ibrahim y las flores del Corán'), la actriz Eva Isanta ('La que se avecina'), Angels Bassás (Premio Max a la Mejor Actriz por El rey Lear' y ahora en 'Cuéntame').

Artículos Relacionados