La magia que deslumbra

La gran Gala Internacional de Magia llenó registró anoche en el Teatro Buero Vallejo dos tercios de entrada.   Los espectadores disfrutaron de números espectaculares, que se despidieron con la actuación del mejor mago del mundo en la actualidad, el joven Yu Ho Jin, un artista indiscutible en la disciplina de manipulación de cartas, que levantó al público de sus butacas. •  La gala de micromagia, el viernes por la tarde, en dos pases, congregó a menos público sobre el escenario del Buero, pero se disfrutó igualmente de la magia que sorprende en las distancias cortas, con los campeones nacional y mundial en esta disciplina, el español Jaque y el coreano Andost, respectivamente.



Alguien dijo que la manipulación es la poesía de la magia. Y es indiscutible tras ver anoche al mejor mago del mundo en esta disciplina, el jovencísimo Yu Ho Jin, que deslumbró en el Buero Vallejo con un número elegante y asombroso, que logró levantar al patio de butacas al completo. De la nada, fue capaz de crear cartas, de que de sus manos, de sus dedos, brotaran naipes -solos y en abanico- de multitud de colores, como palomas salen de las chisteras de otros magos. 

Ho Jin fue el encargado de cerrar la gran Gala Internacional del Festival Por Arte de Magia, que el viernes programó también la gala de micromagia sobre el escenario del teatro auditorio. En esta edición, no ha habido palomas pero sí muchísimos trucos y sobre todo, mucha poética y creatividad en un arte que la celebración del 32º Congreso Nacional en Guadalajara, ha permitido conocer más a fondo.

La magia, aunque se base en hacer aparecer y desaparecer y en crear ilusiones y artificios visuales, encierra detrás mucho trabajo, ensayos, delicadeza y detallismo para que nada falle y, sobre todo, para que nadie logre ver los trucos. 

La gala internacional

El televisivo Jandro (El Hormiguero) presentó la gran Gala Internacional, con números divertidos. El prólogo lo puso una jovencísima presentadora -de unos 9 años- reconvertida en guía del Museo de la Historia de la Magia, donde repasó la historia de grandes escapistas o magos de renombre como el gran Houdini. 

Jandro regaló humor -como buen maestro de ceremonias- pero también magia de la buena -con todos los espectadores hizo un número de cartas que dejó a todos atónitos porque lo que pudo parecer un desastre a priori o un juego banal resultó un número de magia francamente soprendente-. Junto a Jorge Blass firmó uno de los números más simpáticos de la noche, recreando la secuencia de la película 'Big', en la que Tom Hanks toca un piano gigante en una juguetería, con la única ayuda de sus pies.

Magos y público general asistieron a este evento que congregó en el escenario a ilusionistas orientales y europeos. Abrió el leonés Juan Mayoral con un número delicioso de velas donde el fuego cobraba vida propia, explosionaba e inundaba el escenario de multitud de papelitos de colores como si fueran fuegos artificiales.

Le siguió el japonés Shimada, una leyenda viva de la magia, con 55 años de maestría a sus espaldas, que deleitó con un número muy arraigado en la cultura de su país, con sombrillas de numerosos tamaños que surgían y se abrían, superponiéndose incluso. Shimada, enmascarado en dos ocasiones, se mostró muy agradecido -su sonrisa lo decía todo al final, con los aplausos-.

La maga Huang Zheng llegó a Guadalajara con su último espectáculo protagonizado por telas de colores suspendidas en el aire. Ahí, en el 'espacio', radica toda la magia de esta ilusionista, de grandes dotes artísticas. 

Se cambió de tercio entonces con los holandeses The Magic Unlimited, la magia espectacular más conocida donde los cuerpos desaparecen, se intercambian o se parten por la mitad. Fue un número muy divertido, con voluntarios incluidos, sorprendente y frenético en el ritmo. 

Galería fotográfica:

 

Fotos: E.C.

La magia de distancias cortas

Nada que ver con la magia que ofrecieron el día anterior en el escenario del Buero Vallejo, en sendos pases, los magos Jaque, Andost, Antonio Romero, Carlos Vaquera y Vallarino. La micromagia sólo se entiende en la distancia corta y así se disfrutó. La gala 'Magia de Cerca', que presentó el divertido Isaac Jurado, contó con trucos basados sobre todo en naipes y monedas, cubiletes y cuerdas. Antonio Romero abrió con una propuesta que homenajea a la ciencia y a sus principios. Einstein o la velocidad de la luz sirven de ejemplo. 

El leonés Carlos Vaquera, premiado en multitud de ocasiones, entre otros, por la Sociedad de Magos Americanos, asombró con su destreza en la manipulación de monedas, cartas y dedales. Acompañó como traductor en el número al mago Vallarino, Premio Mundial de Micromagia y gran cartómago, como demostró con un número de naipes. Al finalizar su actuación, Vaquera y Vallarino se retaron en un número simpático. Magia al cuadrado.  

Finalizaron el Campeón Nacional de Magia y subcampeón del mundo en micromagia, mago Jaque y el Campeón Mundial de Micromagia y campeón norteamericano de Escenario, Andost.

El primero regaló un número estupendamente musicado, lleno de gestos y rutinas con cubiletes, de los que surgían bolas, frutas y hasta tubérculos. Menos terrenal fue Andost, que pese a los problemas de sincronización con la traducción simultánea en off y la entrada de la música al menos en el primer pase, sumergió a los espectadores en un viaje de colores donde los naipes cambiaban de tono según se acercaban a bombillas azules, verdes, rojas... al final, se hizo el arcoiris dejando pasmados a quienes no se explicaban cómo era posible que los naipes mutaran de color de una manera tan simple y maravillosa.

Galería fotográfica:

 

Fotos: E.C.

 


 

Artículos Relacionados