"Me puedo reunir con Amigos del Moderno, y encantado"

El consejero de Cultura, Marcial Marín, mantiene una entrevista en Popular TV donde niega que haya un informe técnico previo sobre la inseguridad del edificio. • Asegura que el Moderno abrirá, aunque no da plazos y sostiene que no tiene prisas, a diferencia de lo que le habría transmitido el Ayuntamiento.  Anuncia “una nueva época” para el teatro, en la que se mantendría integrado en el circuito de la red escénica regional.  Román ha admitido negociaciones con la Junta para resolver el conflicto.


El consejero de Cultura, Marcial Marín, ha matizado hoy ante las cámaras de Popular TV dos de los mensajes que había lanzado hasta el momento en torno al conflicto sobre el cierre del Teatro Moderno. Por un lado, se ha mostrado “encantado” de reunirse con la Asociación de Amigos del Moderno, a quienes se ha referido como “plataformas”, y por otro lado ha asegurado que no existe un informe técnico que justifique de momento la supuesta inseguridad en el edificio, cuando ese había sido el motivo del cierre trasladado por su consejería al Cineclub Alcarreño hace apenas dos meses.

En una entrevista mantenida esta misma tarde con la periodista Beatriz Tabarés, el consejero Marín ha asegurado que el conflicto sobre el cierre y posterior externalización de la gestión del céntrico teatro se aborda desde Toledo “sin prisa, pero sin pausa” al tratarse “de una cuestión de seguridad” en la que está pendiente del informe de la Inspección Técnica de Edificios que marca la ordenanza correspondiente. Una operación que, dice, “va a acabar pronto”.

Lo más sorprendente de sus palabras de esta tarde ha sido que ha negado que ya exista el convencimiento de que el edificio sea inseguro y que hay que esperar “a que se conozca” el resultado del informe. Llama la atención que exista la duda cuando el director general Javier Morales escribió al presidente del Cineclub Alcarreño el 25 de febrero asegurando que los técnicos de la consejería “han procedido a realizar una valoración de la situación del edificio, detectándose en él algunas deficiencias que deben ser resueltas”. (Este es el documento completo).

De algún modo, el consejero también se ha mostrado más prudente que el alcalde Antonio Román, que aseguró la semana pasada que “el Moderno tiene deficiencias estructurales importantes y hay que ver cuál es la magnitud y la cuantía a invertir”.

Por otro lado, el consejero también aclaró que primero se llevará a cabo la “corrección” de las supuestas deficiencias y después se llevaría a cabo la salida a concurso de la gestión pública, cuando en su última visita a Guadalajara había asegurado que “primero tenemos que conocer cuáles son esas deficiencias para incluirlas en ese pliego”.

El consejero también se ha mostrado esta vez dispuesto a mantener un encuentro con la Asociación de Amigos del Moderno, una de las mayores entidades sociales de la región con más de 400 socios: “Me puedo reunir, yo encantado”, ha dicho, aunque asegurando que no podrá mostrar ningún informe en el que se sostenga de momento la necesidad de mantener cerrado el teatro.

Cabe recordar que la Consejería estaba dispuesta a mantener una reunión con la asociación alcarreña, pero con dos condiciones: que se produjese en Toledo y que no estuviese el consejero sino un técnico, según la respuesta ofrecida directamente a Amigos del Moderno.

La nueva red de teatros

El consejero también ha defendido que el Moderno tendrá “una nueva época” en la que albergará la renovada Red de Teatros, ahora como Programación de Artes Escénicas, en la que se dedica el 98% del presupuesto a funciones y sólo el 2% a promoción, frente al porcentaje de 21% y 79%, respectivamente, que tenía el gasto con los ejecutivos socialistas. Marín, que asegura que esta renovación está teniendo un gran éxito de público, no entró a valorar el descenso en el número de obras y escenarios, especialmente acusado en la provincia de Guadalajara, como señalaba recientemente un informe de la asociación de agrupaciones teatrales de la región Escenocam.

El consejero ha acabado su disertación sobre el Moderno asegurando que aunque no hay plazos mantiene su compromiso de apertura del teatro y ha revelado que, a diferencia de lo que ocurre en Toledo, para el Ayuntamiento sí hay prisas y “está interesado en que sea cuanto antes”.

Román: “Soy optimista y estamos buscando una solución”

Ante las mismas cámaras, el alcalde de la ciudad, Antonio Román, también fue preguntado el miércoles pasado sobre este asunto, se mostró “optimista” con la resolución de un problema para el que admite negociaciones con la Junta y remitió a Amigos del Moderno a que mantuviesen la reunión que le piden a él con la concejala de Cultura. “Les va a recibir, pero ellos no quieren hablar con la concejalía”.

Román, que aclara siempre que el cierre del teatro “es una decisión de otra administración”, asegura que se buscan soluciones si la gestión resulta menos costosa que la planteada inicialmente: “estamos hablando para buscar una solución buena para todos”, indicaba. “Me dijeron que el proyecto inicial costaba 4 millones de euros, y eso es difícilmente ahora viable”.

El alcalde defendía también que “el Ayuntamiento ya ha ampliado la oferta cultural” de la ciudad con dos nuevos espacios, el Tyce en El Fuerte y el salón del CMI Eduardo Guitián en Aguas Vivas, y con nuevos ciclos y espectáculos de jazz o música en familia, “probablemente dando cobertura a un sector que era atendido en el Teatro Moderno”. Además, defiende que la oferta cultural “no es comparable con la que había” en otros tiempos, “con independencia del valor sentimental” del céntrico teatro.

Artículos Relacionados