El PSOE lleva el cierre del Teatro Moderno a las Cortes

El diputado regional socialista Luis S. Tierraseca lleva el cierre del Teatro Moderno al Parlamento regional. • Ha registrado una batería de preguntas sobre la situación del teatro, “ante las evasivas constantes que han dado sobre el futuro de este centro”.• El Teatro Moderno permanece cerrado casi un año.


El diputado regional del PSOE de Guadalajara Luis Santiago Tierraseca ha registrado en las Cortes de Castilla-La Mancha una batería de preguntas sobre la situación del Teatro Moderno, "que permanece cerrado desde hace casi un año por decisión del Gobierno de María Dolores Cospedal".

“Ante las constantes evasivas que ha dado durante todo este tiempo sobre el futuro de este centro cultural”, señalan, el diputado socialista ha optado por llevar el asunto al Parlamento regional “para obtener respuestas por escrito sobre las verdaderas intenciones de la Consejería de Educación y Cultura”. 

Además de preguntar por las razones que llevaron al cierre, Tierraseca quiere obtener una contestación escrita sobre los problemas jurídicos y técnicos que impiden la reapertura, dado que esta ha sido la última justificación esgrimida por Marín, y reclama la presentación de los informes técnicos que fundamentan esas afirmaciones. 

“Hasta ahora, el consejero, Marcial Marín, y el resto de responsables del Gobierno regional no han dejado de buscar excusas, que se han ido desmoronando una tras otra. Incluso han tardado medio año en responder a una solicitud de reunión de la Asociación de Amigos del Moderno, que está trabajando desde su creación para conseguir la reapertura y ofreciendo propuestas concretas, y se han limitado a ofrecerles un encuentro con personal técnico, mientras que el consejero sigue eludiendo su obligación de asumir compromisos concretos”, ha afirmado el diputado socialista. 

Hasta su cierre, en junio del año pasado, “el Teatro Moderno llevaba más de 17 años ofreciendo una programación continuada y acogiendo manifestaciones culturales que difícilmente hubieran podido encontrar otro acomodo”, señalan. “De hecho, era el único con actividades estables para el público infantil y juvenil”. 

El cierre de este espacio escénico “difícilmente se puede justificar por razones económicas”, dicen, “como ha tratado de hacer creer el Gobierno de Cospedal, puesto que se trata de un edificio de titularidad pública, que era atendido por una sola persona”. Además, añaden los socialistas, “tenía una excelente respuesta del público: más de 13.000 personas pasaron por allí en los seis meses que estuvo abierto el pasado año”.

Artículos Relacionados