Cien de cien: las poetas olvidadas del siglo XX

Inaugurada la exposición 'Cien de cien', comisariada por la poeta Elena Medel, en el marco del festival Arriversos de Poesía, que ha arrancado este miércoles también con una jam session poética. • La muestra invita a descubrir a once poetas que callaron "porque nadie quiso oirlas".  


Once mujeres. Once poetas. Once de cien. Luisa Castro, Ana Rosetti, Paloma Palao, Ana Mª Fagundo, Mª Elvira Lacaci, Alfonsa de la Torre, Elena Martín Vivaldi, María Cegarra, Ángela Figuera Aymerich y Lucía Sánchez Saornil. Todas ellas, su foto, sus palabras, su historia brevemente contada, conforman las doce caras de la exposición 'Cien de cien' que pende de la galería superior de la Biblioteca Pública hasta el Patio Central en el marco de Arriversos, el festival de poesía que hasta el 30 de abril se puede disfrutar en la ciudad. 

La joven poeta cordobesa Elena Medel, editora y gestora cultural, es la comisaria de esta exposición, que preludia la antología de poetas españolas que editará La Bella Varsovia, un proyecto con el que "queremos recordar pero sobre todo, celebrar", ha dicho este miércoles durante la inauguración de la muestra, a la que ha seguido una jam session en la que igual que se tocaba y cantaba música, se pintaba lo que ocurría en el escenario o se declamaban versos. "La exposición se ha querido centrar en mujeres poco conocidas", ha remarcado Medel. "Demasiadas veces la poesía se ha asociado a los hombres y por eso, esta exposición es interesante", ha añadido Jorge Gómez, director de la Biblioteca. 

Anarquistas, vanguardistas, modernistas, exiliadas, "muchas callaron porque nadie quería oírlas". Algunas murieron con un libro de Virginia Woolf entre las manos. Todas escribieron versos deliciosos, nada fáciles.

En esa lista figura la poeta que superó a Blas de Otero y Gabriel Celaya, figuran otras que firmaban con seudónimo de hombre -porque Luciano de San-Saor era, en realidad, Lucía Sánchez Saornil-, la primera mujer que ganó el Premio Nacional de Poesía en dictadura (Alfonsa de la Torre), la primera que lo ganó en democracia (la sevillana Julia Uceda), la primera licenciada en Químicas en España (María Cegarra) y hasta una poeta, contemporánea de Luis Cernuda y García Lorca, que logró publicar veintiséis años después de morir. Todas ellas fueron olvidadas y por eso "la historia de la poesía española del pasado siglo es una historia incompleta", se lee en la exposición. 

Fueron, en fin, poetas españolas del siglo XX "orilladas por diversas circunstancias, casi siempre vinculadas a su sexo" y que esta exposición anima a (re)descubrir en una búsqueda necesaria y justa.

...

Detrás de nosotros
dejamos un rastro de cadáveres.
A cuántos los quisiéramos resucitar
y darles su sol y su cantar y su sonrisa
Nada hay que pueda ponerlos en pie
De algunos nos hemos traído el perfume
pero ellos van en sus cajas negras
río abajo.

(Lucía Sánchez Saornil. En la revista Grecia, 1920)

...

Soy como esa isla que ignorada/late acunada por árboles jugosos/en el centro de un mar que no me entiende/rodeada de nada,/sola sólo.  

(Gloria Fuertes. De 'Isla ignorada', 1950).