“La crisis de los refugiados de Siria está mal contada”

El periodista de TVE José Antonio Guardiola y el profesor Luis Miguel Belda debatieron en la Biblioteca sobre la crisis de los refugiados en los medios ante un centenar de espectadores convocados por ACCEM, Cruz Roja y Cáritas.


¿Cómo están tratando los medios de comunicación la crisis de los refugiados, un drama descomunal, con más de 65 millones de desplazados en todo el mundo? La pregunta, directa, convocó en la tarde del miércoles a un centenar de espectadores para asistir a la mesa redonda entre el periodista José Antonio Guardiola, director del prestigioso programa de TVE ‘En Portada', y al profesor de periodismo de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), Luis Miguel Belda, en una conversación moderada por el redactor de Cultura EnGuada, Rubén Madrid.

La crisis de los refugiados de Siria está mal contada, pero al menos está contada”, aseguró Guardiola, periodista con raíces seguntinas, que ofreció una visión inclinada hacia el pesimismo. “Si has contado mal la guerra de Siria es difícil contar bien la crisis de los refugiados de Siria”, planteó el veterano reportero, que habló de “la complejidad” del conflicto militar, pero también de aspectos íntimamente ligados a la propia crisis del periodismo: “el cambio de modelo de cobertura” sobre el terreno, donde se ha impuesto el periodismo ciudadano, y un marco global en el que “los fundamentos básicos en los que se basa el periodismo no se están cumpliendo”.

La contrarréplica la ofreció el profesor Belda, que encuadró teóricamente el objeto del debate, incitando al público a reflexionar de manera crítica sobre el fenómeno migratorio, su definición como tema de preocupación para nuestra sociedad y la responsabilidad del periodista, pero también del resto de la sociedad, en el modo en que se está contando y en cómo se produce el debate público.

Cómo llegar a las audiencias

¿Sirve para trasladar el drama de los refugiados la publicación de la desagradable fotografía del bebé Aylan ahogado en la playa? Uno de los aspectos centrales del debate pasó por el modo en que se puede llamar la atención del público sobre el tema ofreciendo una información bien fundamentada. Conmover, pero sobre todo explicar. “Hay que sacudir de vez en cuando las conciencias, pero hay que ver también dónde se ponen los límites”, respondió Guardiola a un texto de Pérez Reverte leído por Belda en el que el siempre controvertido escritor y periodista cartagenero defendía la necesidad de imágenes así para remover conciencias.

Pero, además de mostrar la cara más amarga de estos fenómenos, tanto el reportero como el profesor coincidieron en la importancia de contar “la crisis de los refugiados desde la perspectiva más positiva que sea posible”. No sólo la tragedia y las escenas dramáticas, también los elementos enriquecedores y positivos que tiene en Europa la acogida de quienes huyen de la guerra.

Más agudas fueron las diferencias sobre los motivos por los que los periodistas están ausentes del epicentro del conflicto en Siria. “Si no estuviésemos en crisis, estaríamos en Alepo”, mantuvo Belda, que considera que la absoluta precarización laboral está impidiendo que los reporteros trabajen sobre el terreno y saquen su material adelante. Guardiola, que admitió que los efectos de esta crisis económica se hacen notar, le rebatió y aseguró que, no obstante, el maestro Ryszard Kapuscinski hoy no estaría allí porque el riesgo de ser asesinado es muy alto y porque la capacidad de acceder a buenas historias está muy limitada. Ni siquiera TVE o la CNN están contando bien la guerra, cuando son medios para los que la crisis de financiación no resulta una justificación.

Otra cosa diferente es la crisis propia que atraviesa el periodismo en los últimos años, la que afecta a su propia narrativa y a su modo de hacer tradicional, con el arrinconamiento de ‘la tribu’ y la dictadura de la imagen que se hace viral. “La revolución de las redes sociales ha destrozado el debate en las redacciones”, admitió Guardiola, para quien “hay que buscar el lenguaje para seguir atrayendo al público, y más en un tema tan importante como la guerra de Siria”. El director de ‘En Portada’ es consciente también de que hay “una saturación de historias desagradables” que debe combatirse con enfoques novedosos, aunque siempre rigurosos.

Final en positivo

En la búsqueda de una cara positiva del fenómeno de la inmigración y la acogida de refugiados radica, según los intervinientes, una de las puertas abiertas a la esperanza en el tratamiento de estas crisis por parte de los medios. Belda, en el debate abierto al público, acabó proponiendo otra: hacer periodismo local, próximo al ciudadano, “el hiperlocalismo, buscarse la vida en provincias”. También aquí, sin ir más lejos, se puede hablar de refugiados y de acogida destacando los elementos más positivos.

El debate, que se prolongó durante casi dos horas y ante un centenar de asistentes en el Salón de Actos de la Biblioteca Pública de Guadalajara, contó con animadas participaciones desde el público. Fue la culminación del proyecto que las organizaciones ACCEM, Cáritas Sigüenza y Cruz Roja han mantenido desde abril, en la campaña ‘Personas como tú, con derechos como tú’, financiado por el Ayuntamiento de Guadalajara y la Coordinadora Provincial de ONGD, y que contó también con una marcha simbólica el 1 de octubre y con una serie de charlas de sensibilización en los centros educativos. 

 

 

Artículos Relacionados