Rompiendo el hielo

El tributo a ABBA no dejó de lado grandes temas de la banda sueca como ‘Waterloo’, ‘Dancing Queen’ o ‘The winner takes it all’ • Su última canción se la dedicaron a los residentes del CAMF que contemplaron el concierto desde primera fila • Más que notable éxito de público para una cita en la que en la plaza de Santo Domingo no cabía ni un alfiler


Que cada martes de Ferias, la primera de las actuaciones esté dedicada a realizar un tributo a un clásico de la música es, sin duda uno de los grandes aciertos del programa de Ferias durante los últimos años. Primero fue Queen, luego fueron los Rolling Stones, pasando por otros mitos de la música hasta llegar ayer a homenajear a una banda sueca que saltó a la fama tras ganar Eurovisión. Nos referimos a ABBA, una banda que volvió a cobrar vida en la plaza de Santo Domingo gracias a ‘Abba Revival’

Sus cuatro integrantes, ataviados con las típicas vestimentas blancas con adornos llamativos que caracterizaron al grupo, trataron de emular al grupo que tantos éxitos cosechó durante las décadas de los 70 y los 80. Buscaron que su parecido fuera más musical que físico; se metieron en la piel de los músicos, despreciando un mejor disfraz que hubiera conseguido un espectáculo más redondo. Más aún cuando el sonido estaba de lo más trabajado con unas voces que nos hacían no sólo recordar a las vocalistas de la banda sueca, sino que incluso lograban llegar al alma del público con canciones como ‘The winner takes it all’ o ‘Thank you for the music’.

Arrancaron con fuerza y con ganas de agradar al público con el mítico ‘Dancing Queen’ e incluso tratando de bromear en inglés con el público, haciéndose los suecos completamente. Una broma que no se alargó mucho para tratar que con la vuelta al castellano, poco a poco se fuera rompiendo el hielo entre público y artistas. Pese a que no cabía ni un alfiler en la plaza de Santo Domingo, costó que los asistentes entraran en calor y no fue hasta que llegaron las canciones más conocidas como ‘Fernando’ o, especialmente, ‘Chiquitita’, cuando el calor del público comenzó a acompañar. 

Y es que a este revival de ABBA les faltó un poco de chispa en el escenario que contagiara al público y, pese a que no cesaron en su empeño de que fuera un concierto interactivo, les faltó un puntito de atrevimiento en su actuación para haber estado a la altura de otros tributos anteriores. También es verdad que la banda sueca no destacaba por ser grandes animales de escenario…

En su favor, no obstante, hay que decir que lograron, en muchos tramos del concierto, calcar su sonido e incluso sus voces. Es más, hicieron guiños a los más fanáticos recuperando el único tema en que los dos componentes masculinos cantaban así como cantaron un trozo de ‘Chiquitita’ a capela junto al público o temas menos reconocibles como One of us.

Aunque, la parte más brillante fue la recta final no sólo por ser cuando ya por fin crujió el hielo y se creo la conexión con los músicos, sino también porque fue cuando más se aglutinaron los temas de mayor movimiento y, también, más conocidos por todos. ‘Voulez Vous’, ‘Waterloo’ o ‘Mamma Mia’ junto con un sentido ‘Thank you for the music’, lograron que más de uno se desmelenara y comenzara a disfrutar, sentir y emocionarse con los acordes de estas canciones para, poner así, un trepidante y lujoso punto final a un revival que logró que un poquito de Suecia se instalará en Guadalajara durante más de una hora y media.


Galería de imágenes:

Fotos: A.Sanz