Calentando motores

Concierto: Lagarto Amarillo+TourmaleT.• Lugar: Espacio Tyce.• Público: Más de 500 espectadores.• Música: pop-rock/noise-rock.


La senda por la que transcurren las canciones de TourmaleT es oscura, serpenteante. Teloneros anoche de Lagarto Amarillo, a ellos les tocó ser la banda sonora para un público que empezaba a ocupar tímidamente el Espacio Tyce a eso de las once de la noche. Una espiral de rock empezó a dominar la sala y con ella, un recuerdo inevitable a aquellos Planetas de las primeras maquetas y 'Super 8'. TourmaleT, de Guadalajara/Torrejón, con apenas un año de recorrido aunque con experiencia en algunos de los escenarios independientes de Madrid más reconocibles como la sala Siroco, presentaron su primer ep ‘Altimetry’.

Poco más de un centenar de personas –aunque durante el concierto hubo algunas emigraciones hacia la calle- ‘transitaron’ por la docena de canciones que el grupo capitaneado por Javi Vivas (voz) desgranó sobre el escenario. Regalaron letras en inglés -lástima que al vocalista se le entendiera con dificultad- con efervescencia del rock independiente de los 90 facturado en España (El Inquilino Comunista, Beef…) sin olvidar ciertos tintes a Sonic Youth o los Pixies. Ritmos circulares, una batería con presencia y una propuesta que promete, bien diferente a los madrileños Lagarto Amarillo, que cuando fueron anunciados por TourmaleT fueron congregando público hasta superar el medio millar de espectadores.

 

A las doce y cuarto de la madrugada, el pop-rock mestizo de los hermanos Mora empezó a sonar. Consiguieron firmar un concierto de hora y media que fue de menos a más. Abrieron con ‘Mentira’, que terminó en ska y no tardaron en iniciar su dosis de baladas con ‘Por eso (Kantamelade)’ y ‘Parte de mí’. Tras este preámbulo –con solo de guitarra incluido, a cargo de uno de los músicos de la banda- llegó la fiesta flamenca. El público -la mayoría, adolescentes, ipod en mano; algunos, acompañados por su padre o por los dos-, ya estaba entregado a la causa y coreó todo lo que el cantante, Pablo Mora, les pedía: ya fuera ‘Tengo un amigo alemán’ o ‘…y que todos somos buenos los domingos por la tarde’ (con manita levantá incluida).

El single ‘Dejarse la piel’ se hizo esperar. Llegó al final. El respetable parecía que llevaba todo el show esperando este momento. Pablo cantó ‘Hacía frío…’ y las voces del público le hicieron sombra. Con ‘Deja que te lleve el viento’ se apagaron las luces y la banda se despidió. Apenas una hora y algunos minutos de concierto que sabían a poco. A gritos de “Otra, otra, otra…”, la banda volvió –con cambio de camiseta (Pablo) y de vestuario completo (Patricia: teclados, acordeón), que lució al menos cuatro sombreros y dos corpiños con minifalda (ella da el toque de color)-. Entonces, cayeron ‘Culpable’ –la balada de la noche y del disco- y tras presentar a la banda, ‘Despidiendo’, con olor a Juanes, con el que dijeron adios de verdad. Fue un concierto idóneo para empezar a calentar motores para la Semana Grande.

TourmaleT, grupo de Guadalajara, teloneó a Lagarto Amarillo en el Espacio Tyce.   

  Fotos: A.Sanz