El corto ‘maldito’ de Cinefilia se estrena en los multicines

‘La presa número 7’ es la última producción de Cinefilia y se estrena este jueves en los Multicines. • Tras un intento fallido de rodaje en Cuba en 2005, se terminó rodando en 2006 en El Sotillo, durante siete noches. • Se trata de la producción más cara de Cinefilia.


Es un “corto maldito”. Lo dice Luis Moreno, director de ‘La presa número 7’ y nadie lo dudaría después de escuchar la historia de este cortometraje, el más ambicioso de Cinefilia y “la producción más cara de cualquier productora alcarreña”. Este jueves se estrena a lo grande, en los Multicines de Guadalajara, gracias a un acuerdo entre Alta Films y Cinefilia.

El estreno será a las 20:30 horas y es posible acudir sólo con invitación –descargable en http://www.cinefilia-films.com/Lapresanumero7/inicio.html. Existen 230 localidades disponibles, que es el aforo de la sala 6, donde se proyectará. No obstante, Cinefilia ha previsto varios pases, para dar la posibilidad de asistir a la proyección hasta un máximo de 690 espectadores. También se proyectará el making of y la fiesta acabará en el pub Bumerang de la capital, donde se compartirán anécdotas sobre el rodaje.

‘La presa número 7’, de once minutos de duración, ya fue presentado al público durante su preestreno, hace exactamente un año, dentro del Fescigu, el Festival de Cine Solidario que organiza Cinefilia, pero se trataba de una versión inacabada. “La diferencia entre lo que se mostró entonces y lo que se mostrará ahora es palpable. Se proyecta en una sala de cine con sonido envolvente –Dolby Digital 5.1- y en copia digital en DCP, el sistema actualmente con más calidad de proyección”, explica Luis Moreno.

La música ha sido también retocada para ofrecer la mejor sonoridad y profundidad posible. Además, se han mejorado la postproducción digital, los efectos especiales –“se han recreado animales en 3D”, señala Moreno- o el grafismo.

Un proyecto ‘guerrero’

“Es el proyecto que más guerra nos ha dado”, dice Moreno. El corto se intentó rodar en Cuba en 2005 pero “la cosa salió mal. Se rodó pero cayeron unas lluvias torrenciales, que inutilizaron el lugar de rodaje”. Finalmente, el cortometraje se rodó en 2006 en El Sotillo, con la ayuda del Ejército, que aportó atrezzo. Costó un día más de rodaje, 6.000 euros de posproducción y 17.000 euros de rodaje: “muy barato para un corto de estas características”, admite Moreno, pero que pasó factura porque “fue un rodaje en condiciones precarias”. Algunos de los equipos alquilados no dio la calidad esperada.

Se emplearon 100.000 watios de luz, 80.000 litros de agua para recrear la lluvia y 500 raciones de catering. “Trabajamos solo noches”, explica la actriz protagonista Montse de la Cal, “y a mediados de septiembre…pasamos mucho frío. Yo tuve que trabajar con neopreno, con calefactor a todas horas…”. El rodaje, resume, “fue agotador, pero fue enriquecedor”. Para de la Cal, “actuar era ya lo más relajado. Había tanta gymkana que superar antes…”.

La presa número 7, una metáfora social

Una mujer viaja presa en un camión militar, del que quiere escapar. Es lo poco que cuentan Luis Moreno y Montse de la Cal de este cortometraje, que ya ha sido seleccionado en el Karama Human Rights Film Festival (el Festival de Derechos Humanos de Karama, en Jordania), el Festival Internacional de Cine de Albacete (Abycine) y la Muestra Alcarreña de Cortometrajes, que se celebrará, con toda probabilidad, “en noviembre”, según Moreno.

La cinta es “una historia simbólica, más que narrativa”, añade. “Es un corto muy onírico”, que reflexiona “sobre la libertad en esta sociedad”, dice Montse de la Cal.


El trailer de 'La presa número 7' en http://www.cinefilia-films.com/Lapresanumero7/video.html