El cine en fin de semana sube un 29% con la crisis

El precio de la entrada los fines de semana se sitúa en 8,50 euros, más cara incluso que en Madrid • El coste de ir en el día del Espectador también se ha elevado en un 25% en los años de crisis • Facua insta a las salas a crear nuevas fórmulas como estrenos simultáneos o proyecciones más baratas


El cine se está convirtiendo cada vez en un servicio más caro para el espectador que busca en él su plan de ocio para el fin de semana a pesar de la crisis económica. Durante los años en los que la recesión del país se ha agudizado, los precios por acudir a una proyección en Guadalajara se han elevado de forma ostensible hasta tal punto que durante el verano pasado, la productora responsable de la gestión de los mismos tuvo que combatir el descenso de público con una campaña más agresiva de precios para incentivar la llegada de espectadores ante la avalancha de acontecimientos deportivos que pobló la época estival.

No obstante, con la llegada del otoño y la subida del IVA para todos los eventos culturales, los precios de las entradas han seguido en su escala más que elevada, haciendo caso omiso a la situación económica de muchas familias. En los últimos cuatro años, según los datos que maneja la organización de consumidores, Facua, ir al cine en fin de semana se ha elevado en un 29%, pasando de los 6,60 que costaba en 2009 a los 8,50 que cuesta actualmente un ticket para ver un film en la capital alcarreña.

Un hecho que, además, sitúa a Guadalajara entre las ciudades más caras para disfrutar de una buena película en sábado y domingo puesto que el valor de la entrada es incluso más alto que el que se da en Madrid, 8,42; estando sólo por debajo de lo que se pide en Barcelona, 8,92 euros.

Sin embargo, los usuarios del cine en Guadalajara tampoco encuentran grandes beneficios a la hora de acudir al cine en otros horarios que pudieran ser más económicos para sus bolsillos. Por ejemplo, el día del Espectador, momento que muchos elegían para disfrutar del séptimo arte debido a los grandes descuentos que ofrecía, ya no resulta tan barato. Es más, en los últimos cuatro años la entrada se ha incrementado en un 25%, costando actualmente 6,50 euros. En un porcentaje menor se ha elevado en el caso de que alguien desee acudir en un día laborable a alguna de las 14 salas de los Multicines de Guadalajara. Su precio ha aumentado en un 13 por ciento, pasando de los 6,60 de 2009 a los 7,50 que cuesta en 2012.

El caso que menos trascendencia ha obtenido en cuanto al valor de las entradas es el de las películas en 3D, dado que si bien en 2009 todavía Guadalajara era de las ciudades que todavía no había implantado esta tecnología en sus salas; a partir de 2010 su precio siempre ha oscilado entre los nueve y los diez euros que cuesta actualmente; mientras que el día del espectador su precio desciende hasta los siete u ocho euros –coste actual-.

Ante esta situación, desde la organización de consumidores FACUA, considera que el sector de la exhibición y el de la distribución cinematográfica deben evolucionar a nuevas fórmulas que están comenzado a plantear productores y directores, como estrenos simultáneos en salas, online y DVD o Blu-ray; proyecciones a precios reducidos. “Es una necesaria adaptación tanto a los nuevos tiempos como a la situación de crisis económica”.

Cabe apuntar que, no obstante, a lo largo del año 2011 fueron alrededor de 300.000 espectadores los que pasaron por las salas de los Multicines de Guadalajara.


En los siguientes enlaces puede consultar los precios del cine de las capitales de provincia de los últimos cuatro años gracias al estudio de la organización FACUA: