Cineclub: cumpleaños feliz en el Moderno

Cineclub Alcarreño sopló anoche las velas de su 40º aniversario con una gala conducida por los actores Luis Orna y Marta Marco, el estreno de un documental con testimonios de los diferentes presidentes de la asociación y muchas caras de la cultura y el cine de Guadalajara. 


Cineclub Alcarreño celebró anoche en el Moderno la fiesta de su 40º cumpleaños rodeado de amigos y muchos rostros conocidos de la cultura y del cine de la ciudad. La gala aniversario tuvo mucho de recuerdo, de agradecimiento, pero fue, ante todo, un homenaje al séptimo arte. Los actores Luis Orna y Marta Marco, deliciosos conductores del acto, se encargaron de llevar a los espectadores por el reconfortante viaje de la historia. Cineclub "tiene la suya y eso es guay”, dijo el historiador de cine José Antonio Ruiz Rojo, uno de los presidentes que ha tenido la asociación, en la última escena del documental '40 años de ilusión', estrenado anoche bajo la dirección de Elvira Ongil, Ines Espinosa y Adela Burgos.

La cinta es un repaso en media hora de la historia del colectivo cultural, tejido con testimonios de casi todos los presidentes y presidentas de la asociación, además de miembros de la Junta Directiva actual y personas que colaboraron de manera activa con el Cineclub, como Blanca Calvo, y está llena de anécdotas, algunas hilarantes, que pusieron de manifiesto la dificultad de proyectar cine diferente, en versión original, en una ciudad pequeña, desde 1977 y con múltiples cambios de sede. Ongil y Burgos reconocieron que habían “disfrutado un montón” realizándola y que había sido "un descubrimiento ver lo que el Cineclub ha ido aportando a la cultura de esta ciudad”.

Dentro de la escasez de propuestas culturales y la dificultad que existe para sacar adelante proyectos en Guadalajara, el Cineclub lleva 40 años y eso es brutal”, decía Luis Orna en su primer monólogo, donde recordó la Linterna Mágica, el club de cine para niños de 6 a 12 años que funcionó con éxito durante cinco años en el Moderno gracias a la asociación y a que “hubo un equipo gestor de cultura que apostó por esa forma de ver arte” que pretendía hacer “espectadores más críticos”. En 2015, aquel programa de cine infantil que proyectaba cine clásico, en blanco y negro, en color y hasta mudo se pudo recuperar gracias a un convenio entre el Cineclub y el Centro Asociado de la Uned, cuyo director, Jesús de Andrés, estaba presente anoche.  

Orna repasó también algunos hitos del Cineclub, como la Muestra Alcarreña de Cortometrajes (MAC), los cineforums itinerantes, los cursos con el crítico de cine de El País, Javier Ocaña, o la colaboración con el Festival de Cine Solidario de Guadalajara (Fescigu), cuyos directores -Luis Moreno y Montse de la Cal- estaban sentados en las butacas. También estaba el director de cine de animación Pedro Solís, que subió al escenario para recordar, entre otras anécdotas, la proyección de 'Mystery Train', del director Jim Jarmusch y hacer alguna confesión: aunque no es socio sí sigue la cartelera y subrayó que lo mejor del Cineclub es que eligen "películas que emocionan", algo que él también persigue en sus cortometrajes y ha plasmado en 'La Bruxa' y 'Cuerdas'.

Fotos: E.C.

Orna y Marco se encargaron también de contar la historia del cine con escenas llenas de comicidad y gestualidad. Del cine mudo al cine sonoro, del cine cantado al technicolor. Y repasaron los géneros cinematográficos en una sucesión de divertidos scketches que dejaron sin respiro a Marco.

El presidente actual del Cineclub, Alberto Sanz, fue muy breve en su intervención y únicamente recordó a toda la gente que ha participado en la historia del Cineclub desde las muchas tareas que existen: tesoreros, gente que ha preparado memorias, actas y realizado trámites burocráticos para acceder a subvenciones o cortar entradas. “Todas las tareas son importantes”, subrayó Sanz, que en el documental confesó que Cineclub le ha ido moldeando su propia vida. Admitió que los valores de las películas proyectadas le han permitido conocer otras realidades y ver la vida desde otra perspectiva, algo en lo que coincidió con Mª Ángeles Serrano, la actual secretaria de la asociación.

El cierre del Moderno y su reapertura también se recordó en la película: “fue un momento durísimo”, reconoció la vicepresidenta del Cineclub, Belén Sánchez Higueras. “El Cineclub luchó mucho por el Moderno” y tras su reapertura no se regresó por cuestiones técnicas, entre otros factores. Sánchez Higueras lo recordaba anoche como un “sentimiento de pérdida y pena” pero admitiendo que se ha ganado “público en los Multicines [su sede actual]” y “visibilidad”.

El crítico de cine Javier Ocaña, que lleva más de un lustro impartiendo cursos cinematográficos para Cineclub, envió un saludo afectuoso a través de un vídeo. La recta final fue a cargo de la actual Junta Directiva, apoyada por algunos socios y amigos como Julián de la Fuente y Joseba García, que recordaron frases míticas del cine -simpatiquísima la última escena de 'Con faldas y a lo loco' con final a lo Gracita Morales que protagonizaron Sanz y Serrano- y soplaron juntos las velas de un 40º cumpleaños feliz que simboliza sus “40 años de ilusión”.

 

 

Artículos Relacionados