Cortos para recordar

Nacho Vigalondo fue hasta los Oscar con su ‘7:35 de la mañana’, un corto original, que sin embargo, no recogió premios en el Fescigu de 2004.• Fernando Cayo y Roger Pera firman excelentes interpretaciones en el magnífico ‘Hoy por ti, mañana por mí’, que se llevó el primer premio en 2003.  Buenas reflexiones con ‘Lost’ y ‘Digital’ y fantástico arranque de sección con ‘18 segundos’.


‘18 segundos’ te deja en la butaca sin saber qué decir. Es una lástima, da mucha rabia, que dos almas solitarias finalmente se encuentren por un feliz retraso de 18 segundos y todo se acabe de un plumazo. ‘18 segundos’ se llevó en 2008 -supongo que con razón, no recuerdo el resto de las cintas dela Sección Oficial de aquel año- el primer premio. Los directores Bruno Zaharías y Miguel de Olaso consiguen contar de una forma bonita y acertada la delgada línea que separa la casualidad del destino escrito.

De un plumazo también se acaba la vida del soldado bueno que habla con un niño de somalí de apenas 10 años que resulta ser niño-soldado. Es un corto muy corto -4 minutos- pero que consigue transmitirte la cruda realidad de la infancia en ciertos países.

Para esta retrospectiva, la organización ha incluido el Premio Especial Montxo Armendáriz que recayó en 2005 en el documental ‘Digital’. Buena reflexión sobre el cambio que ha experimentado el ser humano, que ha pasado de ser ciudadano en su ciudad a ser internauta sin salir de casa. La culpa la tiene Internet, tierra de todos pero, en realidad, de nadie.

Para el final, reservamos las dos cintas puramente españolas: ‘7:35 minutos de la mañana’ llevó al director Nacho Vigalondo hasta los Oscars. Y ‘Hoy por ti, mañana por mí’ ganó el primer premio en la primera edición del Fescigu. 

El primero, rodado en blanco y negro, resalta por su originalidad, su humor negro, su forma casi de sketch y de parodia.

El argumento: un tipo –Nacho Vigalondo- que espera a su amada –Marta Belenguer- en la cafetería. Son las 7:35 de la mañana, la hora en que la mujer entra a tomarse su desayuno diario. Lo que no sabe ella es que está ante un loco que se muere por amor, simplemente por acercarse y decirle: hola!

‘Hoy por ti y mañana por mí’ no sólo tiene un buen guión. Tiene unas interpretaciones que bordan los impresionantes Roger Pera y Fernando Cayo. El corto enseña que las apariencias engañan… pero hasta el final.

 

Artículos Relacionados