Para los más fieles

La Sección Retrospectivas abrió anoche con ‘1951’, una cinta contra los totalitarismos, en blanco y negro, recordando a Hitler. • Muy actual el corto ‘Recursos humanos’, con dos geniales Andrés Lima y Nieve de Medina.  ‘Picnic’, alegato ecologista, que hace reflexionar sobre la importancia del mantenimiento del ecosistema.


El bosque habla pero el ser humano no le quiere escuchar. Apenas 2 minutos le bastan a Gerardo Herrero para firmar ‘Picnic’, un alegato ecologista que hace reflexionar sobre la importancia de mantener el ecosistema, de cuidar nuestros bosques. Se recuperó en esta edición del Fescigu, para la Sección Retrospectiva, que anoche no congregó a demasiado público, ni medio centenar.

Herrero se va hasta Bosnia Oriental, a Grebak, para grabar a una familia en un bosque completamente calcinado. Parecen disfrutar de un agradable día de picnic pero, de repente, descubren una pequeña mata vegetal, verde, un trozo de vida, que choca con el entorno, negro y gris. El zapatazo que la madre propina a la planta, escondiéndola entre tanta ceniza es el verdadero golpe de efecto de este corto, claro, directo y conciso.

Un estupendo encuentro fue el que el Fescigu regaló proyectando ‘Recursos humanos’. Geniales Nieve de Medina y Andrés Lima, que se ponen en la piel de entrevistada y entrevistador. Ella busca trabajo, él es el juez que dictará si es apta o no para el puesto, pero en realidad, también está siendo sometido a una prueba para saber si será contratado como director de recursos humanos de una empresa. Giro magnífico en esta historia ácida y muy actual.

Estupendo también fue el rescate de ‘Madres’, corto rodado en Galicia, que te llega al corazón. Un homenaje a las madres, en la figura de una pintora que un buen día recibe el encargo de pintar el retrato de un niño, fallecido cuando tenía 8 años, en un accidente de coche, en el que también viajaba su padre. Pero Julia, la pintora, no tiene una fotografía en qué fijarse. La madre del pequeño sólo entrega una foto carné del padre. “Es igualito a él, nada más que con 30 años menos”, le dice. Paradojas de la vida, Julia espera un hijo, tiene otra niña y ha perdido al amor de su vida. La cinta te transmite mucha naturalidad, que es lo que consiguen los actores con este guión, que ganó el primer premio en el 2006.

Contra las dictaduras

Otro alegato, esta vez antitotalitarista, es el que recuerda ‘1951’, que abrió la Sección Retrospectiva. En blanco negro, este documental recupera la imagen de Hitler y lo sitúa en el décimo aniversario de la conquista de Gran Bretaña por parte del ejército alemán. Una visión del Führer para decir “no a los totalitarismos de ningún tipo”. No hay más tela que cortar.

Ayer se recordó también a ‘La gran carrera’, un homenaje al cine clásico, en blanco y negro, dirigido por Kote Camacho, que rememora una carrera hípica en el País Vasco. De corte documental, con una voz en off que nada tiene que ver con la estética y un final demoledor, con los caballos galopando solos y los cuerpos de los jinetes, ahorcados en la parrilla de salida. 

La sección también incluyó ‘Niños que nunca existieron’, la historia de dos pequeños en algún lugar de la tierra que mereció el primer premio en el 2007 y dos cintas de cine español: ‘No se preocupe y ‘Mi nombre junto al tuyo’, protagonizado por actores conocidos. El primero, que se ganó incomprensiblemente al público del Fescigu en 2008, cuenta en el reparto con Luis Tosar y Lucía Jimenez, y narra una situación puntual: la de un equipo de rodaje que necesita colocar un foco en la ventana de una casa particular y termina 'okupándola' entera para rodar una escena fugaz. Cinta un tanto sosa. El segundo, con Víctor Clavijo y Ruth Díaz, es una historia de amor que te deja indiferente y se hace larga.

Artículos Relacionados