Un hall combativo y lleno de recuerdos

Amnistía Internacional, Didesur, Ecologistas en Acción, Rincón Lento e Intermón Oxfam han participado en esta edición en el Hall Solidario. • El público ha tenido la oportunidad de adquirir merchandising del festival, apoyar causas y recordar ediciones pasadas en la exposición ‘10 años del Fescigu’.


Comercio justo, Amigos del Moderno, la causa del Tíbet y decenas de fotografías y recuerdos se congregan en el hall solidario, que cada año reúne las actividades complementarias del Fescigu.

Este año, se han podido conocer las filosofías de Didesur, Dignidad y Desarrollo para el Sur, que aboga por un comercio más justo y responsable; de Ecologistas en Acción o Intermón Oxfam, de la asociación El Rincón Lento y de Amnistía Internacional, que pide actuar sobre un problema ecológico: la compañía Shell no paga ni limpia el delta del Níger. El río es, desde hace años, el destino final de vertidos de petróleo. Y las reservas de mariscos, de cuya recolección dependen las mujeres para su alimentación y venta, se han visto afectadas.

El hall solidario, donde el público puede depositar también su voto cada día, eligiendo su cortometraje favorito, trata de ser “un espacio para la sensibilización y educación”, donde “recabar apoyos” para “diferentes campañas, para que el público del Fescigu pueda conocer qué hacen estas organizaciones y puedan implicarse en las que sientan más afines”, explican desde la organización.

Este año, ha estado presente la recién creada Asociación de Amigos del Moderno, que recoge firmas contra el cierre de este espacio cultural y su privatización.

Fotos y metros de carrete

Diez años de Fescigu merecían también una exposición, una retrospectiva también en fotos que ilustraran viejas ediciones. La muestra ha querido reflejar “diez años de historia cinematográfica en Guadalajara, una década en la que el festival ha mostrado lo mejor del mundo del cortometraje de nuestro país”, explican desde la organización, “pero también una década dedicada a la solidaridad, a la denuncia social, a la reflexión común. Una década que hemos pasado sacando los pies del tiesto”, dicen.

En la exposición, hay viejas entradas, carteles de ediciones pasadas pero, sobre todo, fotografías. Del equipo, de un joven Luis Moreno, director del festival, de personalidades que pasaron por el Fescigu, como el lama Wangchen; o el economista Arcadi Oliveres, que fue invitado al festival en la edición dedicada al poder del dinero. La muestra también refleja ediciones donde hubo más apoyo institucional, más patrocinadores y también, más medios de comunicación.


Fotos: Abraham Sanz/ E.C.

 

Artículos Relacionados