Sheila Pye: “La virgen roja ha sido olvidada por la historia”

La canadiense, que hizo un esfuerzo por expresarse en castellano, tuvo palabras de agradecimiento a las actrices Maribel Verdú e Ivana Baquero. • El director de ‘Otra noche en la tierra’, David Muñoz, tildó a su corto de “caótico, clandestino”.  “No os quedéis solamente con el final de ‘Vencidos’, indagad en su reflexión”, invitó al público el guionista de la cinta, Javier Castañeda.


El guionista de ‘Vencidos’, Javier Castañeda, avisaba al público momentos antes de iniciarsela SecciónOficial: “no os quedéis solamente con el final del corto, con su sorpresa, indagad en el corto, que intenta ser una reflexión sobre los conflictos bélicos”. El público aún tendría que esperar al final de la proyección para ver ‘Vencidos’, que cerró anochela SecciónOficial.Pero tenía razón. La broma final, guiño a las pelis de ciencia ficción y en concreto, a ‘La Guerrade las Galaxias’, rompe la seriedad del guión, que propone una reflexión sobre la necesidad o el absurdo de las guerras.

Castañeda visitó anoche el festival para presentar su corto, aunque no fue el único. Los directores Sheila Pye (‘La virgen roja’) y David Muñoz (‘Otra noche en la tierra’) no se quisieron perder la proyección de sus cortometrajes.La primera, en un español que se agradece aunque fue difícil de entender, quiso agradecer al público su presencia enla SecciónOficial.“The red virgin’ es una historia importante sobre mujeres”, dijo para abrir su discurso, que leía desde un móvil.

Es una historia que, añadió, “ha sido olvidada” por la propia historia y que “espero os haga tener una experiencia enriquecedora”. Pye agradeció a las dos actrices de la cinta –Maribel Verdú e Ivana Baquero- su presencia y su actuación en este cortometraje, que rodó “cuando mi hija tenía solo unos meses” pero “me dio mucha fuerza”.

El director de ‘Otra noche en la tierra’, David Muñoz, que repite en el festival, felicitó a los organizadores por “sacarlo adelante”. Aprovechó su presencia para relatar al público que el corto fue grabado “en El Cairo durante varios meses” y que es “una película caótica, clandestina. Quise hacer cine directo”, explicó.

Reveló que la grabación del corto fue realizada con “espontaneidad. Yo no estaba dentro de los taxis, sino en uno que iba al lado”, lo que explica la ‘naturalidad’ de las escenas.

 

Artículos Relacionados