El molinés Álex Catalán se queda sin el Goya

El director de fotografía no ha logrado su segundo cabezón por '1898. Los últimos de Filipinas' en una ceremonia en la que se ha aludido al Guinness de Solís y en la que se ha premiado a 'Timecode', el corto ganador del Fescigu.


El director de fotografía molinés Álex Catalán se ha quedado sin su segundo Goya en la 31 edición de los Premios de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de España y en la que la película 'Tarde para la ira' de Raúl Arévalo ha recibido el premio a Mejor Película -como había pronosticado la quiniela con cineastas alcarreños-, en una noche en la que 'Un monstruo viene a vermeo' de Juan Antonio Bayona se ha llevado más cabezones, nueve, entre ellos a mejor director. 

Catalán, nacido en Pobo de Dueñas y criado en Molina, que ya ganó el cabezón hace dos años con 'La isla mínima', había vuelto a trabajar este año con otra de las nominadas a mejor película, 'El hombre de las mil caras', pero estaba nominado en esta ocasión por '1898. Los últimos de Filipinas' de Salvador Calvo. El premio a mejor dirección de fotografía ha sido para Óscar Faura.

Las pocas conexiones con Guadalajara de la gala de este año se han concentrado en el tramo inicial de los premios. Al entregar el segundo, precisamente al mejor director de fotografía, el actor Álex García ha hecho alusión al ingreso de 'Cuerdas' del alcarreño Pedro Solís en el Libro Guinness de los Récords como el cortometraje de animación más premiado de la historia en todo el mundo.

Mientras, el tercer premio en ser entregado ha sido a mejor cortometraje de ficción, que ha ido a parar a las manos de Juanjo Giménez, el director de 'Timecode', que en octubre se llevó el Premio al Mejor Corto Español del Festival de Cine Solidario de Guadalajara (Fescigu). La cinta llegaba también con un notable doble aval, la Palma de Oro en Cannes y la nominación al Oscar en la próxima edición. 

 

 

Artículos Relacionados