La quiniela alcarreña de los Goya, con 'Tarde para la ira'

Consultamos a los cineastas y cinéfilos guadalajareños Adela Burgos, Isra Calzado, David Corroto, Julián de la Fuente y Alberto Sanz sobre una ceremonia que tendrá en la nominación de Álex Catalán la única expectativa local.


La quiniela alcarreña de los Goya se inclina por 'Tarde para la ira', el estreno de Raúl Arévalo como director. La película tiene más papeletas de llevarse el cabezón, imponiéndose a las otras cuatro nominadas, según opinan cuatro de los cinco realizadores de cortos y amantes del cine guadalajareños consultados por Cultura EnGuada: Adela Burgos, Isra Calzado, David Corroto, Julián de la Fuente y Alberto Sanz.

En la ceremonia de la 31 edición de los premios de la Academia, que será dirigida este sábado por la noche por el actor Dani Rovira, habrá un único foco de atención guadalajareño: la nominación como mejor director de fotografía para Álex Catalán, nacido en Pobo de Dueñas y criado en este pequeño pueblo y en Molina, por su trabajo en '1898. Los últimos de Filipinas'. Aspira así a su segundo cabezón, tras obtenerlo ya por 'La isla mínima', además de haber trabajado también en otra de las nominadas a mejor película de este año, 'El hombre de las mil caras' de Alberto Rodríguez, quien hasta ahora siempre ha contado con él para sus largometrajes.

En las preguntas dirigidas a los cineastas alcarreños también les hemos pedido una reflexión sobre la situación del cortometraje español. A pesar de la queja casi generalizada de los creadores por falta de apoyos, el formato muestra un gran vigor en los últimos años, que se ha visto coronado con algunas noticias recientes como la nominación al Oscar de 'Timecode', que ya ganó la Palma de Oro en Cannes y que pudo verse en la última edición del Festival de Cine de Guadalajara (Fescigu), donde fue premio al Mejor Corto Español, y el ingreso de 'Cuerdas' del guadalajareño Pedro Solís en el Récord Guinness como el corto de animación más premiado del mundo.

 

ADELA BURGOS, realizadora de cortos y miembro de Contrapicado Films.

¿Cuál es tu película favorita para los Goya? Me cuesta elegir una favorita, ya que ninguna me ha emocionado especialmente. Es cierto que el nivel técnico e interpretativo se mantiene muy alto, pero ninguna de las historias nominadas me ha aportado nada nuevo. En cualquier caso, apuesto por 'Tarde para la ira'.

¿Cuáles son el actor y actriz protagonistas que deberían llevarse el premio?

El mejor actor está bastante reñido, porque son cuatro interpretaciones similares: personajes duros, en situaciones extremas... Quizá Luis Callejo. En mejor actriz se lo daría a Carmen Machi, aunque todo apunta a que será para la reaparecida Emma Suárez.

¿Cuál ha sido la revelación del año en el cine español?

Lo más destacado me parece sin duda el paso a la dirección de Raúl Arévalo, con una película totalmente a la altura de los veteranos. Tampoco se queda corto Marc Crehuet con la originalidad de "El rey tuerto". En cuanto a actores y actrices, el concepto "revelación" no lo comparto demasiado, porque muchos de ellos son ya conocidos o experimentados, aunque sea su primera nominación.

¿Echas en falta alguna nominación?

Echo de menos en general más variedad en los géneros y estilos de las películas más nominadas; me parece estar viendo siempre lo mismo, con prácticamente las mismas caras. Es cierto que hay trabajos diferentes que no llegan tan fácilmente a los espectadores, por lo que nos los estamos perdiendo, pero sí llegan a los académicos, que parecen quedarse sólo con cuatro y repartir todo entre ellas. De las que he podido ver, tanto "Kiki, el amor se hace" como "La puerta abierta" podrían haber tenido alguna nominación más.

¿Cómo juzgas el panorama del cortometraje español?

Es un orgullo ver cómo el cortometraje español tiene un nivel tan elevado año tras año (llegando a premios a los que los largomentajes no están llegando) y sigue saliendo adelante a pesar de la falta de ayudas y atenciones (si la cultura se valora poco, y el cine menos, el corto es ya un simple hobbie), porque significa que el talento y las ganas de las personas que lo hacemos y que creamos opciones para premiarlos y difundirlos son lo que prevalece.

 

ISRA CALZADO, realizador de cortos, crítico de cine, colaborador en Cultura EnGuada y autor del blog www.isracalzadolopez.com.

¿Cuál es tu película favorita para los Goya? Creo firmemente que este es el año de Raúl Arévalo, no solo porque su ópera prima sea un portento de película (que lo es), sino porque tiene ganado el cariño y el aplauso de toda la profesión después de veinte años en el oficio de actor. Le auguro los premios de Mejor Película, Director Novel y Guion Original. 'Que Dios nos perdone' tiene muchas papeletas para llevarse el premio de Mejor Director (Rodrigo Sorogoyen), con permiso de Alberto Rodríguez ('El hombre de las mil caras'), pero no puedo opinar sobre esta peli porque no la he podido ver. Sobre 'El hombre de las mil caras', creo que se va a llevar el Actor Revelación (impresionante Carlos Santos convertido en Luis Roldán) y Guion Adaptado, a la espera, como digo, de si le cae el de Mejor Director. Merece también Mejor Montaje. Creo que 'Julieta' y Almodóvar se irán con las manos vacías. No creo que el manchego se tome la molestia en acudir a la ceremonia. A 'Un monstruo viene a verme' deberían corresponderle premios técnicos (Efectos Especiales, Sonido, etc), porque la peli no da para más.

¿Cuáles son el actor y actriz protagonistas que deberían llevarse el premio?

Creo que 'Que Dios nos perdonde' se llevará los premios de Actor Protagonista (Roberto Álamo) y Actor de Reparto (Javier Pereira). Todo apunta a que Carmen Machi y Terele Pávez harán doblete como Actriz Protagonista y Actriz de Reparto, respectivamente, por 'La puerta abierta'. Lo que sería toda una faena para la veterana (y nunca premiada) Emma Suárez, doblemente nominada en dichas categorías por 'Julieta' y 'La próxima piel'.

¿Cuál ha sido la revelación del año en el cine español?

Arévalo hace un cine que le sale de las tripas, que lo ha mamado de Peckinpah, de Tarantino, de Carlos Saura, y lo pone en práctica con lo que ha aprendido de todos y cada uno de los directores con los que ha trabajado. Y esa pasión inusitada se impregna en cada escena, en cada fotograma de 'Tarde para la ira'.

¿Echas en falta alguna nominación?

Ausencias injustificadas: Álex Monner ('La próxima piel'), Álvaro Cervantes ('1898 Los últimos de Filipinas'), Lewis MacDougall ('Un monstruo viene a verme'). Sobre todo la de este último, por esa estúpida regla de no poder nominar desde hace unos pocos años a los menores de 16.

¿Cómo juzgas el panorama del cortometraje español?

Es verdad que se tiene la sensación de que el cortometraje español está más valorado fuera que en nuestro propio país, aunque yo lo achacaría más a la indiferencia institucional que a un verdadero olvido del público. España sigue siendo uno de los países con mayor número de festivales donde el corto es protagonista, eventos con gran respuesta de espectadores, al igual que somos el país con mayor número de distribuidoras especializadas en cortos.

Es decir, que este "dar la espalda" al corto viene más dado por las instituciones: falta de apoyos, retrasos en las subvenciones, complicados papeleos administrativos para poder acceder a ellas... incluso, más allá de las ayudas económicas, se han perdido iniciativas autonómicas que daban un verdadero impulso (aquí, en Castilla-La Mancha, ha desaparecido tristemente el programa 'Hecho en Castilla-La Mancha', una iniciativa que daba a conocer la producción anual de las cinco provincias en distintos festivales de toda la geografía española). De hecho, todavía estoy esperando a que alguien dé una enhorabuena oficial -desde el Ministerio de Cultura- a Juanjo Giménez y al equipo de 'Timecode' por su nominación al Oscar, la séptima en la Historia de nuestros cortos (seis de ficción, uno de animación) y la segunda que un premiado en el Fescigu (tras 'Aquel no era yo' en 2013) llega a la alfombra roja de Hollywood.

Otro dato que también pudimos ver en el último Fescigu: la cantidad de cortos dirigidos por españoles pero producidos fuera de nuestras fronteras. 'Zero' (David Victori), 'Los Angeles 1991' (Zac&Mac), 'Oasis' (Carmen Jiménez)... talentos que emigran, nos llegan sus trabajos, pero de autores que probablemente no maduren ni exploten en nuestro cine. Una verdadera lástima.

 

DAVID CORROTO, productor audiovisual, director de cortos y autor del blog davidcorrotoshortfilms.blogspot.com

¿Cuál es tu película favorita para los Goya?

Para mi este año la película favorita es “Tarde para la Ira”. De las nominadas sólo he podido ver la película de Raúl Arévalo y “El hombre de las mil caras” de Alberto Rodriguez. Pero siguiendo un poco las informaciones de los premios es más que probable que se lleve el Goya a a la mejor película la cinta de Arévalo. Sobre todo viniendo con el aval de los premios Forqué y por el cariño y el respeto que le tienen los académicos. Lo mas probable será que Alberto Rodriguez se lleve el Goya al mejor Director o a Almodóvar si quieren darle un poco de bálsamo a su relación con la Academia de Cine. Arévalo estoy casi seguro que se llevará el de mejor director novel salvo sorpresa con la dirección de Salvador Calvo en la película “1898, Los últimos de Filipinas”.

¿Cuáles son el actor y actriz protagonistas que deberían llevarse el premio?

En las categorías de intérpretes, en el caso del premio al mejor actor protagonista lo veo bastante disputado aunque mi apuesta es para Eduard Fernández, que hace el papel de Paesa de manera brillante. Ruth Díaz se llevará casi seguro su Goya a mejor actriz. los demás premios para los actores no los tengo muy claros. Seguramente habrá sorpresas porque en el caso de mejor actriz protagonista no veo una ganadora clara.

¿Cómo juzgas el panorama del cortometraje español?

Se puede decir que con o sin subvenciones el cortometraje español está en su mejor momento. Mas de puertas afuera que de puertas adentro. Las instituciones españolas se olvidan del cine en formato pequeño pero al final son cintas que acaban con premios en los mejores festivales del mundo e incluso con nominaciones al Oscar, donde estoy casi seguro que “Timecode” se llevará la estatuilla. Si eso pasara los políticos que antes tenían abandonados a los creadores querrán hacerse la foto porque “mola” mucho ver un Oscar de cerca y decir que sí, que en nuestro país hay muy buenos creadores. Como si fueran los políticos sus mentores. Una vez se hagan la foto de protocolo a la mañana siguiente, el BOE no publicará mas ayudas para cineastas. Todo seguirá como siempre.

 

JULIÁN DE LA FUENTE, director de cortos y profesor del Grado de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Alcalá de Henares.

¿Cuál es tu película favorita para los Goya?

Es una de las ediciones más competitivas de los últimos años. Cualquiera de las películas nominadas merecería el Goya, pero sospecho que los académicos van a volver a premiar el cine de género antes que el de autor. Así que espero que sea para "Un monstruo viene a verme" o incluso que dé la sorpresa "Tarde para la ira". Respecto a la mejor dirección, tres de los cuatro nominados ya tienen varios Goyas en sus estanterías. Rodrigo Sorogoyen debería hacerse con uno por la espléndida factura de "Que Dios nos perdone". Pero tiene a Alberto Rodríguez y Juan Antonio Bayona enfrente, dispuestos a revalidar el premio. Me temo que Pedro Almodóvar estará pensando en Cannes más que en los Goya.

¿Cuáles son el actor y actriz protagonistas que deberían llevarse el premio?

Me gustaría mucho que se lo dieran a Roberto Álamo, porque lleva muchos años haciendo grandes películas que por un motivo u otro nunca han sido reconocidas. Ahora, me temo que Eduard Fernández tiene todas las papeletas después de recoger el mismo premio en San Sebastián. Antonio de la Torre y Luis Callejo también lo tendrían bien merecido, pero no creo que afeen a uno dándoselo al otro por la misma película.
Mejor actriz: No soy fan de Penélope Cruz, que conste. Pero sólo por el diálogo final de "La Reina de España" se merece este Goya (Y Carlos Areces ¿por qué no está nominado por la misma escena?) Carmen Machi o Bárbara Lennie son grandísimas actrices que merecen también este Goya y más. La que me da que se va de vacío es Julieta, digo Emma Suárez.

¿Cuál ha sido la revelación del año en el cine español?

Lo que sí que hay es dos revelaciones cantandas. La del director novel para Raúl Arévalo por "Tarde para la ira" y la de la actriz Belén Cuesta por "Kiki, el amor se hace", aunque puede que se lo den a Anna Castillo por "El Olivo". Lo que me gusta especialmente es el hecho de que un año más las películas que pelean por la mejor dirección novel estén también nominadas a las categorías más importantes. Eso demuestra la buena salud de nuestro cine, el constante relevo generacional y la valoración que los académicos hacen de los nuevos talentos.

¿Echas en falta alguna nominación?

Echo de menos alguna nominación más para Icíar Bollaín o Fernando Trueba. Sus películas, pese a ser propuestas más personales, están a la altura (o incluso superan) a las grandes nominadas como "Julieta" o "El hombre de las mil caras". Creo que últimamente nos hemos creído demasiado el concepto de industria en España y empezamos a dar la espalda a lo que siempre ha sido nuestro potencial como cinematografía independiente; el concepto de autor. Está muy bien que hagamos muchas y buenas propuestas de género que poder exportar y comercializar mundialmente, pero eso no significa que películas más personales dejen automáticamente de ser valoradas para los grandes premios.

¿Cómo juzgas el panorama del cortometraje español?

Sobre el panorama del cortometraje lo único que puedo aportar es una visión un tanto crítica. Llevamos viviendo desde hace más de una década la edad de oro del corto español. Hasta hace pocos años se podría decir tranquilamente que la calidad de los cortometrajes en España era incluso superior a la de los largometrajes. Ahora bien, eso supone que haya aparecido un auténtico "establishment" formado por productoras, distribuidoras e incluso festivales que han conseguido hacer lucrativo lo que hasta ahora no era más que un formato aficionado, experimental o formativo. Eso nos ha permitido llegar a estar en los Oscar o en festivales de todo el mundo. Pero tal vez se ha perdido esa oportunidad de hacer emerger nuevos talentos. Gente como Juan Antonio Bayona, Daniel Sánchez Arévalo o Nacho Vigalondo eran jóvenes desconocidos, sin ningún vínculo con el audiovisual, que gracias a los cortometrajes se han llegado a labrar una carrera en el cine. Hoy tengo más bien la sensación que los que llegan a ese circuito de productoras, distribuidoras o festivales son personas que están vinculadas con ese "establishment" o incluso profesionales del cine, publicidad o televisión. Eso hace desaparecer prácticamente todas las posibilidades de que un cortometraje aficionado se vea en los cada vez más competitivos festivales que hay en España (y no digamos ya fuera de nuestro país).

 

ALBERTO SANZ, presidente del Cineclub Alcarreño y ayudante de producción del Festival de Cine Solidario de Guadalajara (Fescigu)

¿Cuál es tu película favorita para los Goya?

Este año es especialmente difícil, la cosecha es extraordinaria y cualquiera de las nominadas, como otras que no lo están, podrían llevarse la estatuilla. Pero, como hay que elegir una, mi apuesta va para "Que Dios Nos Perdone" de Rodrigo Sorogoyen. Entre otras cosas porque la dirección de Sorogoyen me parece sensacional, también apuesto por él como Goya al Mejor Director, creo que dará la campanada frente a tres gigantes del cine español. Me ha impresionado cómo ha cambiado de registro en esta película, muchísimo más ambiciosa que la anterior ('Stockholm'), y con qué solvencia lo ha llevado a cabo.

¿Cuáles son el actor y actriz protagonistas que deberían llevarse el premio?

Apuesto por Carmen Machi y Roberto Álamo. Ella por la versatilidad que tiene para pasar por todos los registros, desde la comedia de gags televisivos hasta el crudísimo drama social que nos retrata en “La Puerta Abierta”, y siempre está estupenda. Y él porque se echa el peso de la película sobre los hombros y tiene fuerzas para elevarla hasta ser el título del año.

¿Cuál ha sido la revelación del año en el cine español?

Nuevamente, y a riesgo de ser pesado, Rodrigo Sorogoyen, pero es que, como dije antes, su anterior película 'Stockholm' (que pudimos ver en el Cineclub), tiene mucho más que ver con ese cine pequeñito que se está haciendo en España (y del que poco se habla), y ahora ha dado un salto de gigante con este 'thriller' que puede mirar directamente a los ojos, sin pestañear, a los grandes clásicos del género norteamericanos. Y ojo que no es que prefiera este registro al anterior, simplemente me ha gustado que nos demuestre que aquellos directores que hacen un cine “pequeño”, no lo hacen porque no tengan capacidad de hacer un cine más grande, sencillamente es que es lo que les apetece hacer. Gus Van Sant, por ejemplo, lo lleva demostrando décadas en Estados Unidos.

¿Echas en falta alguna nominación?

Echo en falta más presencia femenina entre las candidaturas, por ejemplo resulta curioso que estén nominadas Carmen Machi y Terele Pávez por sus magníficos trabajos en “La Puerta Abierta”, señal de que hay un buen trabajo de dirección, unos buenos diálogos y un buen guión detrás, y sin embargo ni su directora, Marina Seresesky, ni la película estén nominadas. También echo en falta que la Academia se fije en ese cine joven y fresco del que hablaba antes, “Las Amigas de Ágata” de Laia Alabart, “Madrid, Above the Moon” de Miguel Santesmases o “La Reconquista” de Jonás Trueba son buenos ejemplos, ninguna mención a estas películas que deberían tener más apoyo y promoción, como mínimo entre sus propios compañeros de profesión.

¿Cómo juzgas el panorama del cortometraje español?

El cortometraje en España goza de un salud extraordinaria, los mayores méritos y logros internacionales vienen de la mano del corto (nominaciones a los Óscar, galardones en Cannes, record guinnes...), todos los años tenemos unos cuantos de una calidad sobresaliente que abarcan todos los géneros y temáticas. Además tenemos un buen circuito de festivales que cuentan con el respaldo del público.

El problema está en la cantidad de “virus” que la atacan y amenazan con enfermar: la falta de ayudas y apoyo de las distintas administraciones, el menosprecio de la propia Academia de Cine considerándolo algo menor, la invisibilidad en los medios de comunicación que les ignoran por completo (la televisión pública a la cabeza). Todo parece estar desconectado con la realidad, ya que, los reconocimientos están ahí y, aún con todo en contra, el público sí acude a las proyecciones.

Cineclub Alcarreño es socio de la Coordinadora del Cortometraje Español que está haciendo una magnífica labor en este sector. Aunque nuestra actividad principal son los largos, creemos que corto es un formato por sí mismo y al mismo tiempo entendemos que sin el cortometraje no hay largometrajes. Apoyamos los festivales que se hacen en nuestra ciudad, organizamos la MAC desde hace más de una década e intentamos prestarle mucha atención a aquellos directores que estrenan largos tras pasar por el mundo del corto.

Además se podría decir que en España también tenemos una excelente ingeniería detrás. Resulta que varias de las más importantes plataformas de distribución de cortos, a nivel mundial, son españolas. Aquí el mundo del corto es emprendedor y apuesta por la I+D.

 

 

Artículos Relacionados