Dia 3: Sabor a requetecortos

Diario del Fescigu. Día 3. Patio de butacas del Teatro Buero Vallejo. Son las 19:30 horas.


¡La tercera jornada del Fescigu tiene sabor a requetecortos! Durante la primera hora, podemos visionar hasta 10 cortos descubiertos en años pasados, que no necesitan demasiado tiempo para contar sus historias. Y como prueba de ello, tenemos el magnífico ‘Los gritones’, que requiere tan sólo un minuto para decir mucho más de lo que podría imaginarse.

A las 20.30, empieza de nuevo la Sección Oficial, con la presencia de uno de los directores. La sala del teatro está más atiborrada de gente y el ambiente se llena de expectación. Las temáticas de los cortos dejan un sabor de boca bastante variado y para todos los gustos, desde duras críticas bélicas o sociales, hasta la complejidad de las relaciones personales en sus distintos ámbitos.

Personalmente, me gustan más las comedias como ‘Desayuno con diadema’ o ‘Vanuatu o la felicidad’ (quizá por el carácter optimista de estas), pero sin dejar de apreciar la necesidad de trabajos más duros y reflexivos, que nos hacen tomar conciencia del complicado mundo que nos rodea.

Después llegan las votaciones, ese emocionante momento en las que todos los asistentes comparten impresiones y se deciden por el mejor corto del día, mientras te reencuentras con amigos y conocidos cinéfilos de Guadalajara, siempre fieles a estas citas.

Y por último, aún hay ganas para seguir disfrutando de algunos de los cortos memorables de la historia del Fescigu. Así recordamos pasados premiados como ‘On the line’, ‘La guerra’, ‘La tama’ o ‘Física II’, el primer ‘Tadeo Jones’ que ahora alcanza la gran pantalla en formato largometraje, u otras joyitas como ‘La ruta natural’.

Una agradable velada con la que llegamos al ecuador del festival, que nos demuestra la elevada calidad técnica y artística que ha ido pasando por aquí a lo largo de estos 10 años (este incluido), y que con ganas, ilusión y esfuerzo, se puede mantener un Fescigu de categoría.

Artículos Relacionados