El cine que mira el mundo con otros ojos

El Rincón Lento y Contrapicado Films promueven el VI Certamen de Cine Lento que entre el 17 y el 19 de noviembre proyectará películas con "visión crítica y creativa". • La cita, que este año se divide entre la Biblioteca, el San José y el Moderno, concluirá con una gala de cortometrajes este sábado en el San José. 


Lo que empezó hace seis años siendo un concurso de cortometrajes ha terminado siendo un certamen de cine lento organizado por un multiespacio que ama la filosofía 'slow' -El Rincón Lento- y una asociación apasionada del cine, Contrapicado Films, con un mismo espíritu: demostrar que hay otra forma de mirar el mundo, una forma "crítica, rompedora y creativa, con texturas y sabores diferentes", asegura Ana Ongil, coordinadora de El Rincón Lento. 

El cine 'slow' no tiene cabida en los circuitos comerciales, es "un cine valiente", añade, que "mira al mundo desde una perspectiva optimista", que siente que el planeta Tierra es finito y que apuesta por el cuidado de las relaciones humanas.

Con tamaña filosofía se explica la selección de esta edición del certamen, que arranca este mismo jueves, en la Biblioteca Pública, con la sección 'Grandes Lentos'. Se invita al espectador a sumergirse en uno de los dos largometrajes que se proyectará en el certamen, 'El globo blanco', debut de Jafar Panahi, Palma de Oro en Cannes en 1995, y con el que quieren rendir homenaje al director de cine iraní Abbas Kiarostami, fallecido hace cuatro meses, guionista de esta historia cotidiana protagonizada por Razieh, una niña de ocho años, que sólo ansía conseguir el tradicional pez dorado de las fiestas de Año Nuevo. El camino hasta la tienda donde los venden será un largo y complicado sendero lleno de aventuras. La proyección contará con la presentación de Julia Sabina, profesora de Comunicación Audiovisual de la UAH.

El viernes, el certamen viaja hasta el Teatro Moderno, donde arrancará a las 18 horas con un largometraje de animación para toda la familia, 'El niño y el mundo', del director brasileño Alê Abreu, cinta de 2013 sin diálogos, que mezcla muchos y diferentes estilos de animación y que cuenta la historia de un niño pequeño que vive en una zona rural de Brasil y que decide escaparse de casa para buscar a su padre, que se vio obligado a marcharse de la vivienda a causa de la crisis económica. El viaje del niño será apasionante y le permitirá descubrir un mundo lleno de seres fantásticos, criaturas mágicas y tecnología.

También habrá coloquio después de esta película, y justo después (20.30 horas), seguirá la sección 'Docu-Lento', con la proyección del documental 'Cinco días para bailar', que cuenta el proyecto innovador de un instituto del País Vasco donde por cinco días suspenden las clases para subirse a un escenario. Y se demostrará que un pequeño reto puede cambiar los roles de las personas. De ello se hablará en un coloquio posterior con la bailarina Victoria Valdearcos, el sociólogo Carlos Robledo, el profesor José Ramón Paramio y la directora de cine Raquel Salillas. La entrada-donativo para ambas películas es de 2.50 euros.

La última jornada será el sábado y comenzará en el Centro de la Imagen y la Fotografía Histórica de Guadalajara, el Cefihgu, en la planta baja del San José. A las 12 horas, habrá una visita guiada por este centro que muestra cómo era el primer cine que se hacía en Guadalajara. Quienes contarán la historia y los objetos que se exhiben en este espacio serán dos actores, que darán vida al fotógrafo alcarreño Tomás Camarillo y su esposa Soledad Pérez. La entrada es gratuita, pero es conveniente reservar antes plaza en El Rincón Lento.

El certamen finalizará a las 19 horas con uno de los actos que más público congrega cada año: la gala de cortometrajes. Se proyectarán catorce de los 300 trabajos recibidos. "En Guadalajara hay mucha pasión por el corto", advierte Ongil, que no ha querido desvelar demasiados detalles de la gala para sorprender a los espectadores: "será un momento muy poético".

Los ganadores de esta gala se llevarán cuatro premios (el del Jurado, premio local, premio al corto más lento y el del público), todos ellos dotados con 200 euros y trofeo, excepto el del público que cambia el trofeo por una 'cotizada' cesta de productos ecológicos. La entrada-donativo a la gala es de 2.50 euros.

De manera itinerante, el certamen se completa con una exposición que viajará por los tres espacios donde se desarrolla esta cita, y que es una muestra colectiva realizada a partir de una veintena de VHS reciclados.

El certamen se hace "con más trabajo que medios", han asegurado sus organizadores, pero no obstante, Ana Ongil y Adela Burgos, de Contrapicado Films, han querido agradecer el apoyo económico de instituciones, comercios y autónomos que han apoyado el proyecto.