Un documental de Miguel Picazo compite en la Seminci

La película investiga a fondo la figura del director de 'La tia Tula', que vivió la mitad de su vida en Guadalajara. • Competirá dentro de la sección DOC que inaugura la 41ª Semana Internacional de Cine de Valladolid. • La Biblioteca Pública de Guadalajara, a la que Picazo donó un amplísimo legado, acogió varias escenas del rodaje en julio. 


El documental 'Miguel Picazo, un cineasta extramuros', de Enrique Iznaola, y que profundiza en la figura del director andaluz, que vivió media vida en Guadalajara, se proyectará en la sección DOC, dedicada exclusivamente al documental español, en la 61ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que se celebrará entre el 22 y el 29 de octubre en la ciudad castellano-leonesa. 

El largometraje, que se rodó en parte en Guadalajara, va revelando la figura de Picazo, fallecido el pasado mes de abril. Y lo hace a través de los ojos de una joven estudiante -la actriz Anna Saura, que debuta en el cine- que descubre en un pueblecito de Jaén una proyección de cine al aire libre, 'La tía Tula'. Deslumbrada por esta obra maestra decide investigar sobre su autor y los motivos de su escasa filmografía. En el transcurso de este proceso conocerá en primera persona las claves de este singular realizador e indagará en una generación que marcó las pautas del cine español contemporáneo. Porque la historia de Miguel Picazo es, en el fondo, una historia del cine español.

La película va más allá del homenaje “a un cineasta esencial del llamado Nuevo Cine Español”, señalan fuentes de la productora de la cinta, MLK, y propone un recorrido por 20 años clave de la cinematografía y sociedad españolas a través de la vida y obra de Picazo. Entre 1964 y 1985, los años que separan 'La tía Tula' de 'Extramuros', “el cine español vivió grandes expectativas y decepciones”. Su obra, “dispersa entre cine y televisión, es el hilo perfecto para comprender y valorar ese tiempo desde la perspectiva que nos da el presente”, añaden.

Producida por Jose Antonio Hergueta y con música de Antonio Meliveo, en el documental participan Carlos Saura, Mario Camus, Victor Erice, Josefina Molina, Carmelo Romero, Fernando Lara, Cayetana Guillen Cuervo, Julio Diamante, Mercedes Sampietro, Eduardo Noriega, Diego Galán, Imanol Uribe, Fernando Trueba, Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Suárez, Luis Sanchez Enciso, Enriqueta Carballeira, José Miguel Hernán, Cecilia Bartolomé y Salvador García Ruiz.

Estamos realmente ante el último proyecto de Miguel Picazo”, señala el director Enrique Iznaola, actualmente el mejor conocedor de la obra del cineasta y depositario de sus archivos, “ya que el mismo se implicó desde el mismo momento que se lo propuse”. Iznaola explica que en la entrevista inédita que le realizó “habla de su pasión por el cine y sus ansias de dirigir” y que esta obra demuestra que “su legado ha marcado a una generación de cineastas, siendo además un homenaje a su persona, un tributo a una generación”. 

El productor del documental, José Antonio Hergueta, admite que Picazo fue “un maestro” para él y que “más allá de su capacidad para envolvernos con sus relatos y películas, compuso una vida de narrador en la pantalla y fuera de ella, también en televisión”. Con este documental quieren “acercar a Picazo al público actual, desconocedor de lo valiente que fue adelantándose a temas y enfoques arriesgados en aquellos años de censura, hasta el punto de afectar a su carrera”.   

Picazo pasó media vida en Guadalajara, rodó algunas secuencias de su obra cumbre 'La tía Tula' y donó un importante legado a la Biblioteca Pública del Estado, que le nombró Socio de Honor en 1991.