Llega el Fescigu, cinco días de cine con corazón

La XIV edición del Festival de Cine Solidario de Guadalajara arranca el 4 de octubre en el teatro Buero Vallejo, con los refugiados como tema central. • El día 8 se conocerán los ganadores a los premios que otorgará el jurado, la prensa, el público y diferentes ONG´s. • A la presentación han asistido el director Gómez Pereira, el actor Fernando Ramallo, el viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, el concejal Armengol Engonga y el director del festival, Luis Moreno, entre otros.


Las vidas sin rumbo que vagan todavía en nuestros días -casi una de cada cien personas en el mundo- se reflejarán en pantalla grande entre el 4 y el 8 de octubre en la XIV edición del Festival de Cine de Guadalajara. El drama de los refugiados teñirá la programación de un festival que este año ha recibido para su sección oficial 552 películas de 32 países, lo que para Luis Moreno, su director, testifica "la calidad del Fescigu". A ello, se suma, "el interés mediático y el apoyo de la industria cinematográfica", añade. Este año, el festival recupera el premio de la prensa y repite como festival preseleccionador para la Academia de Cine que anualmente entrega los Goya. Pero no sólo. Al jurado oficial que elegirá el Mejor Corto Europeo y el Mejor Corto Español entre los 24 títulos de la sección oficial, se le suma otro, compuesto por representantes de diferentes ONG´s,  que elegirán el Premio a la Conciencia Social en el resto de secciones.

Habrá más reconocimientos, como el que se concederá a Pepe Viyuela el día de la gala de clausura. El cómico riojano ha sido elegido este año Premio Actor Comprometido por su trayectoria y su compromiso: desde hace 25 años es miembro activo de Payasos sin Fronteras y de la ONG Amigos de la Tierra y en 2014, se sumó a la causa de los Amigos del Moderno, que pedían la reapertura de este espacio escénico de Guadalajara con el ciclo 'En la puñetera calle'. Viyuela cerró uno de estos ciclos con una actuación altruista. 

Los premios vendrán al final, porque lo primero que se verá será cine. Cortometrajes documentales, de animación y de ficción en las diez secciones programadas, donde destaca la Sección Oficial con 24 películas y los Requetecortos con 17. En este sentido, el director del festival, Luis Moreno, ha avanzado que tras visionar los cortos "se ve cómo se repiten ciertos temas, ciertas cuestiones que cada año preocupan a los directores". Prima este año la propuesta dramática -"lógicamente cuando alguien quiere reivindicar algo, recurre al drama", advierte- pero también hay "denuncia a través de la comedia" y "hemos intentado equilibrar eso en las sesiones". Moreno ha destacado también "la calidad de los cortos de animación recibidos este año".

También el Fescigu llegará a los más pequeños. Lo hará a través de las secciones Infancine y Juvencine, que verán más de 3.500 escolares de una veintena de colegios y nueve institutos alcarreños y, por primera vez, también de Madrid. No es la única novedad: también lo es el trofeo que recibirán los galardonados, obra del artista Raúl Martín, y que a partir de esta edición, será un galardón estable para el festival. Nuevos serán también los proyectos cinematográficos que la Asociación alcarreña Cinefilia, organizadora del Fescigu, estrenará este año, tras seis en blanco -lo último fue 'La presa número 7'-. Proyectarán tres documentales -'La vergüenza de Europa', 'La voz de Zahra' y Frontera sur'- que se han incluido en la Sección Refugiados, prevista para los días 4, 7 y 8 de octubre.  

También sobre refugiados tratarán las tres exposiciones que se podrán ver en el Buero Vallejo durante el festival: ‘Lieu de vie’, con fotografías de Jesús Gabaldón sobre la situación de las familias que deben desplazarse a causa de un conflicto bélico; ‘La larga noche saharaui’, de Médicos de Mundo; y ‘Un nuevo punto de partida’, de ACCEM, sobre demandantes de asilo en nuestro país. 

Sobre la actividad paralela, el director del festival ha recordado que, un año más, el festival se abrirá y se cerrará con sus correspondientes galas, que contarán con actuaciones como las de la Batucada Fortaleza, la poetisa saharaui Zahra Hasnaui, el trío de música africana Muhsilwán y el Orfeón Joaquín Turina. La gala de entrega de premios será conducida por el dúo formado por los actores Manolo Cal y Montse de la Cal.

Las entradas para el festival mantienen los precios de las ediciones anteriores, con 3 euros el pase general diario y bonos de varios formatos para toda la semana de festival –los hay individuales, de grupo, familiares y en pareja-. Además de la venta en taquilla, este año habrá una caseta informativa y de venta de entradas en la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara.

Apoyo al Fescigu 

Luis Moreno ha estado acompañado en su comparecencia en la Sala Tragaluz del Buero Vallejo por el viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla-La Mancha, Jesús Carrascosa; el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara, Armengol Engonga; la directora del Área de Negocio en Guadalajara de CaixaBank, Ana María Rubiato; el director de Recursos Humanos de Grupo Chemo, Carlos Romero-Camacho; y dos de los miembros del jurado de la sección oficial, el director Manuel Gómez Pereira y el actor Fernando Ramallo. 

Gómez Pereira ha agradecido el apoyo al festival de "la política y la banca, en estos momentos tan complejos", que es, al fin y al cabo apoyo "a la cultura y al embrión del cine, que es el cortometraje". El cineasta, autor de 'Salsa rosa' y 'Amar perjudica seriamente la salud', entre otros largometrajes, ha subrayado la dificultad de elegir y la oportunidad que supone ver talentos. "Ha sido un placer ver todas las películas, es un material muy interesante y nos ha resultado, a veces, muy complicado elegir porque te da mucha pena". Remarcó, finalmente, su carácter solidario y deseó al Fescigu "larga vida".

Junto a él, el actor Fernando Ramallo, ha admitido "estar muy contento de que hayan contado conmigo, sobre todo, por el carácter solidario". Admitió la dificultad de elegir los dos cortos ganadores pero el proceso ha sido "agradable porque hemos visto un nivel técnico impresionante, todos los cortos son de muy buena factura". Ramallo agradeció el apoyo de las instituciones "al festival y a la cultura" porque "la cultura es necesaria. No todo es PIB, las personas llegamos a casa por la noche, nos encontramos con nosotros mismos y nos decimos: mira, voy a poner una peli, la tele... y voy a sentirme humano. Y ese contacto con nuestro alma es imprescindible". Apoyar a gente que no tiene voz, el lado reivindicativo del festival, fue subrayado finalmente por Ramallo, que deseó que el festival "dure cien o doscientos años como mínimo".  

Por su parte, el viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, ha subrayado que el Fescigu es un proyecto "que nace del compromiso y de la pasión por el cine y la pasión es lo que transforma la sociedad y la vida de las personas” y ha hecho hincapié en la importancia de que el Festival haya conseguido edición tras edición “el apoyo incondicional de la sociedad de Guadalajara y del mundo del cine, tanto a través de la Academia como de los profesionales del sector”. También ha remarcado como valor añadido "su carácter solidario", que lo hace "único en España" y se comprometió a seguir apoyando el festival, al que deseó "suerte". 

El edil de Cultura, Armengol Engonga ha remarcado las actividades paralelas y el carácter solidario de la cita, recordando la presencia de ONG´s en el hall del teatro durante los cinco días del festival y ha recordado que el apoyo del Patronato de Cultura incluye la cesión del teatro municipal y su personal técnico.

La directora del Área de Negocio de CaixaBank en Guadalajara, Ana María Rubiato, ha destacado la importancia que tiene este evento para “dar visibilidad y voz a través de cine a personas en exclusión social”, en este caso a los refugiados, y ha señalado la confluencia de intenciones entre el festival y la Obra Social de La Caixa: “volvemos a tener un objetivo en común, la defensa de unos valores que afectan a la calidad de vida de las personas y a su entorno en el momento actual que vivimos”. Además, ha remarcado la importancia de esta colaboración con la sociedad alcarreña: “Hemos querido siempre apoyar cualquier iniciativa social que favorezca la calidad de vida de las personas que viven en Guadalajara”.

En representación del patrocinador Grupo Chemo, empresa de investigación farmacéutica con una planta radicada en Azuqueca, su responsable de Recursos Humanos, Carlos Romero-Camacho, ha subrayado también el compromiso social de la firma con la sociedad guadalajareña, la apuesta por la cultura que mantiene la compañía y el trabajo de su fundación Mundo Sano “con la investigación de las enfermedades ligadas a la pobreza”, aspectos todos ellos que confluyen en el apoyo al FESCIGU.

Por su parte, el director del festival ha agradecido la colaboración de los más de 30 patrocinadores institucionales y privados -el presupuesto del festival ronda los 100.000 euros-, el trabajo del equipo organizador de la cita y el grupo de voluntarios de apoyo, integrado por más de 45 personas.

Artículos Relacionados