Fescigu, 90 cortos a contracorriente

Hay 28 cintas que optan a concurso en la Sección Oficial. • En esta edición, hay más cortometrajes que nunca y una sección de Cine Comprometido. • Además, habrá retrospectiva con los mejores cortos y Requetecortos de esta última década.


Llevan diez años “luchando contra viento y marea” para aportar un granito de arena “en el camino de la reflexión común, de la denuncia del mundo injusto en el que vivimos, de la sensibilización en temas políticamente incorrectos pero socialmente necesarios, sin miedos, sin compromisos, ni tabúes”. Lo hacen con un arte que ellos conocen bien: el cine. Y un escaparate: el Fescigu. Su cabeza visible es Luis Moreno, realizador, cortometrajista y alma de la productora Cinefilia. Pero en el equipo organizador también figuran otros nombres: la actriz Montse de la Cal o Alberto Sanz, de Cineclub Alcarreño.

Los tres componen el Comité de Selección que cada año debate en largas reuniones qué cortos pasan esa delgada línea que separa el anonimato de la visibilidad. No todos pueden concursar en la Sección Oficial. Este año serán 28 cintas –muchas de factura internacional, rodadas en América, China, Dublín o El Cairo, por ejemplo– y de temas diversos. Hay cintas como la que dirige Javier Veiga, cara visible de El Club de la Comedia, ‘¿De qué se ríen las hienas?’, una historia de chico conoce chica pero nada habitual y con un cásting repleto de artistas conocidos como Carlos Hipólito, Millán Salcedo o Toni Acosta.

En ‘El hijo 10’, de Oscar Lorca y José María Argente, los espectadores asisten al dilema de una pareja que decide tener un niño a la carta, pero no saben que elegir el hijo perfecto les va a salir muy caro. En ‘Amateurs’, rodado en EEUU por Javier Loarte, Jane y David quieren hacer un video porno y llaman a Chris para que lo grabe…

Libertad sexual y reflexiones ácidas

Hay cortos que compiten en la Sección Oficial que proponen una reflexión ácida sobre la búsqueda de trabajo (‘Frozen’), la situación de los saharauis (‘Gdeim Izik. El campamento de la resistencia saharaui’), la vida en Egipto (‘Otra noche en la tierra’), en Libia (‘The rattle of Benghazi’) o en la comuna de Hombori, en Mali (‘Tiyabou Garmi’), pero también hablan de amor (‘La mujer de mi vida’), de la brevedad de la vida (‘Life in a minute’) y libertad sexual (‘The red virgin’, protagonizada por Maribel Verdú o ‘Virgen negra’, rodada en Mozambique). 

Elegirlos entre 350 cintas recibidas ha sido complicado. “Hay cortos favoritos, que tenemos claros y otros que no lo tenemos tanto. Hay negociación para buscar una programación de calidad, que tenga variedad de género, de temas. Buscamos una muestra representativa de lo que se está haciendo en el mundo del cortometraje en España y que conecte con los gustos del público”, explica a Cultura EnGuada Luis Moreno, director del festival.

Calidad, nota común

El nexo de unión entre las cintas seleccionadas es la “calidad” aunque, como explica Moreno, “ésta es muy subjetiva y cada uno la puede entender como quiera. Por eso, buscamos la pluralidad de criterios”.

En esta edición, hay más documentales que nunca: “porque han sido muy interesantes. Nos ha sorprendido”, añade. Pero además, hay drama, hay humor. “Estamos contentos con el material que ha llegado. Cada año se nota. Recuerdo los primeros años en los que me sorprendía la calidad de los cortometrajes pero es que ahora, es impresionante. Cuesta mucho ver qué dejamos fuera. Nos da mucha pena porque son cortometrajes muy buenos. Eso, al mismo tiempo, garantiza que la sección que vamos a hacer va a tener mucha calidad”.

Se suman a los cortos de la Sección Oficial, 15 piezas de la Sección Requetecortos y, como novedad, la Sección de Cine Comprometido, con tres largometrajes.  Por su décimo aniversario, la organización ha decidido además incluir sendas retrospectivas de la Sección Oficial (24 cortos) y Requetecortos (20). En total, el festival pasará 90 cortometrajes entre el 25 y el 29 de septiembre.

Cortos requetecortos

Una de las secciones más queridas por el público es la de Requetecortos. Así lo creen en el Fescigu. Entre las quince cintas de esta edición, figura una de animación -‘Las batallitas del abuelo’-, rodada en Barcelona; pero también cortos con protagonistas dispares: desde un vendedor ambulante de periódicos que no vende nada a jóvenes que esperan su primer… piso.

Con motivo de la celebración de la décima edición del Festival, la organización ha decidido además programar una selección de los mejores cortometrajes de la Sección Oficial que han ido proyectándose a lo largo de estos diez años. Se trata de una “muestra exquisita”, dicen, “en la que se concentra lo mejor del mundo del cortometraje de nuestro país durante toda una década”. Ahí están ’10 minutos’, ‘Tadeo Jones’, ‘Nana’, ‘Recursos humanos’; ‘Física II’, la precuela de ‘’Azuloscurocasinegro’, de Daniel Sánchez Arévalo o ‘Pim, pam, pum’. También han seleccionado los mejores requetecortos de este último decenio. Algunos de ellos son ‘Citoplasmas en medio ácido’, ‘Disculpen las molestias’ o ‘Capicúa’.

Tíbet, saharauis, dinero…

Una de las señas de identidad del Fescigu ha sido el tratamiento de temas sociales. Su compromiso con la situación del Tíbet, del pueblo saharaui, su reflexión sobre el poder del dinero vuelven y lo hacen con la sección ‘Cine comprometido’, donde incluyen tres documentales.

Requetecorto 'Segunda fase'./Foto: fescigu.com

El primero, ‘Hijos de las nubes’, con Javier Bardem como protagonista y productor y bajo la dirección de Álvaro Longoria, analiza la situación del Sáhara Occidental. El segundo, ‘Interferencias’, dirigido por Pablo A. Zareceansky, aborda “la aceptación por parte de la sociedad de consumo, de un sistema político y económico que desampara a los más débiles”; la tercera, ‘El sol de las nubes’, dirigida por Ritu Sarin y Tenzing Soman ahonda en la situación del pueblo tibetano y ofrece una mirada crítica y única de los problemas y preocupaciones del Dalai Lama.

¿Por qué? “Hemos querido hacer una retrospectiva porque cumplimos 10 años, un repaso a todo lo que ha supuesto este decenio de historia en el Fescigu, de la humanidad, qué temas nos han inquietado, a qué temas hemos querido darle voz y queríamos hacer una reflexión de qué es lo que ha cambiado en estos años. Muchas veces vemos que tristemente las cosas no han cambiado o si han cambiado, han sido para peor”, detalla Luis Moreno, director del festival. 

No sólo cine

Pero el Fescigu no es sólo cine. Y en esta décima edición del festival han incluido un plus con disciplinas y propuestas variadas. La música la pondrá el grupo de rap Korazón Crudo, con el azudense Sergio Rojas a la cabeza; Acordes Difusos, grupo mayoritariamente de cuerda, formado en conservatorios y Pakiteit, que participó en el concurso televisivo ‘Tú sí que vales’ con su dominio del beatbox o percusión vocal. Practica desde el funky hasta el jazz.

También habrá danza con Carpe Diem, que estará presente en la gala de clausura y que ha participado, entre otros, en el programa Fama Revolution. Y arte urbano: graffiti con Iohan y sus sprays llenos de luz y color, en la inauguración del festival. El hall solidario volverá a reunir a asociaciones y ONG´s que luchan por un mundo mejor, “más justo y más humano” -este año, El Rincón Lento, Intermón Oxfam, Ecologistas en Acción, Didesur y Amnistía Internacional-.

Se podrá disfrutar también de una retrospectiva expositiva, que bajo el título ‘Sacando los pies del tiesto’, servirá para recordar el pasado de un festival que además de cine ha dejado un hueco a la denuncia social y la reflexión común. Una más: “La convulsa situación en la que nos encontramos ha sido utilizada para diezmar los recursos públicos en pro de codiciosos intereses privados, y con ello, la cultura ha sufrido un duro revés, haciéndonos creer que no es rentable, pero nosotros pensamos, y no somos los únicos, que la cultura es fundamental para salir adelante en tiempos difíciles”, señala Moreno en el saluda del libro del festival.

Retrospectiva del Fescigu en fotos./ Fescigu.com


Las proyecciones del Fescigu (ver en su webtendrán lugar en el Auditorio Buero Vallejo, del 25 al 29 de septiembre de 2012. 

Artículos Relacionados