El cortometraje danés 'Listen' gana el 13º Fescigu

El trabajo de Hamy Ramezan y Rungano Nyoni gana la 13ª edición del Fescigu, que también ha tenido segundo premio para el film belga 'Springtij', de Jeannice Adriaansens. • El premio del público fue para el cortometraje, de Iñaki Sánchez. • El mejor requetecorto ha sido 'Un día de campo', de Carlos Caro, rodado en Uganda. • Esta edición ha sido la que más público ha recibido en todas sus sesiones, según afirmó el director del festival, Luis Moreno.


Como ocurriera hace dos años con 'The mass of men', el cortometraje 'Listen', ganador de esta edición del Festival de Cine Solidario de Guadalajara, es de esas películas que no dejan indiferente, son una especie de trallazo que te dejan pegada a la butaca. 'Listen', además, te deja una especie de resquemor y de impotencia ante este pequeño episodio que los directores Hamy Ramezan y Rungano Nyoni grabaron en Dinamarca y que protagoniza una mujer vestida con un fino burka color oliva, que llega a una comisaría de policía danesa para pedir ayuda. Su marido, esta vez, ha hecho algo horrible. La ha golpeado en el brazo, en la cabeza y ella está decidida a no volver a casa porque de hacerlo, la matará a ella y a su hijo adolescente, Yusuf, que espera en los pasillos de la comisaría aburrido e impaciente, escuchando música.

Pero nada hay como no querer escuchar o mejor dicho, no querer entender. El testimonio de la mujer, que no sabe hablar danés, es transmitido a los policías por una intérprete que lejos de transcribir literalmente, convierte el grito de socorro de la víctima en una queja: ella sólo quiere "divorciarse de su marido y viene a pedir asesoramiento", les dice a los policías. "Alá te ayudará, reza", le traslada a la mujer. La protagonista empezará a gritar al entender que no será protegida y llama a su hijo que, ya aburrido, ha llamado a su padre para que venga a buscarles. El hijo tampoco querrá ayudarla: "yo te protegeré, soy mayor, soy capaz", la espeta.

La actriz Mª José Alfonso y el director y guionista briocense Dionisio Pérez fueron los encargados de entregar el premio a la actriz Amira Helene -la intérprete en el film-, que se mostró muy contenta de recibir el galardón y explicó que fue rodado durante 30 días, con dos directores y actores de diferentes lenguas, que sí se entendieron para firmar esta película redonda.

El segundo premio del festival, la película belga 'Springtij' ('Mareas Vivas'), rodado en idioma flamenco, resulta una cinta de bella factura y contundente historia. A lo largo de 27 minutos, los actores Gilda de Bal y Wietse Tanghe guían al espectador por dos historias que se funden en una: el encuentro entre Helene, mujer de unos 60 años, que no se siente bien en casa con su marido y tiene una profunda tristeza en la mirada y el joven Arne, que soporta serios problemas con su madre, quien dedica toda su atención a divorciarse de su padre. Un día Helene y Arne se encuentran y deciden pasar un día (con su noche) juntos, hablando, comiendo, sumergiéndose en la playa desnudos, acudiendo a una fiesta... en definitiva, dándose compañía en un día realmente especial para Helene, el mismo que hace diez años, su hijo moría en accidente de moto. "No quería estar sola", le confiesa en un banco tras pasar ese pedazo de vida juntos. La directora, Jeannice Adriaansens, recogió el premio de manos de la actriz Ana Otero y el director de cine Miguel Angel Vivas.

El público asistente a las diferentes secciones del festival, que arrancó el pasado martes, decidió con sus votos premiar al corto 'El Abrazo', un film dirigido por Íñaki Sánchez, interpretado por Chiqui Fernández, Toni Agustí y María Zamora. Una película que transcurre en un supermercado de barrio donde una mujer escucha, mientras hace la compra, la conversación telefónica de un chico, Raúl, que pasea por los pasillos del súper intentando arreglar una discusión entre sus hermanos. El director no pudo llegar a tiempo de recoger el premio que fue 'entregado' por las actrices Cuca Escribano y Goizalde Núñez (miembro del jurado) porque perdió el avión y fue Candy Díaz, miembro de la organización del Fescigu, quien lo recogió en su nombre.

El premio al Mejor Requetecorto de esta edición fue 'Un día de campo', de Carlos Caro, un documental de 3 minutos grabado en la cantera de Kabale (Uganda), donde se ve a niños, mayores y ancianos pasando la vida machacando piedras y transportándolas. El film refleja que la niñez debería de ser un momento feliz pero todo depende del lugar donde se nace. Caro admitió en la presentación de esta "reflexión sobre España y Uganda, sin entrar en el morbo" que el corto "aún no está terminado" porque tienen previsto volver a Kabale para entregar a las familias protagonistas de esta historia lo que el corto está recaudando en los premios que está ganando en diferentes festivales.

Gala de clausura

El violinista burgalés Diego Galaz abrió la gala de entrega de premios con sus instrumentos insólitos. Se abrió paso por el pasillo del teatro y ya sobre el escenario, demostró su talento con violines-trompeta, que imitaban los sonidos de los antiguos gramófonos, cajas de puro y latas de aceite de oliva reconvetidas en guitarras y mandolinas o un serrucho con el que interpretó el 'Ave María', de Schubert. Incluso animó al respetable a adivinar tres canciones a cambio de un álbum suyo. Eso sí, sin demasiada suerte.

A continuación, cuatro bailarines del Psicoballet de Maite León, compañía que fusiona la discapacidad y las artes escénicas, escenificó un homenaje a 'La Ventana Indiscreta', de Alfred Hitchcock, apoyado en audiovisuales. El proyecto de este psicoballet, interesante e integrador, fue creado en 1986 por Maite León, maestra de danza, coreógrafa y madre de una hija con discapacidad psíquica, al comprobar el efecto beneficioso que la música y la danza ejercían sobre su propia hija.

La actriz Montse de la Cal y Aurelia Fernández Rousselot presentaron una gala musicada espléndidamente por el Quinteto de jazz AMA, que contó con la presencia de la artista, periodista y medallista paralímpica de esgrima Gema Hassen-Bey, Premio Especial 'La Caixa' a la Artista Comprometida. Hassen-Bey contó cómo tras un accidente de coche tuvo que cambiar "el chip, pensé que tenía la misma esperanza de vida que los demás y rodando, rodando, empecé a luchar. A mí lo que me importa es vivir intensamente". En su intervención, confesó que le gustan los retos. Por eso, ahora se prepara para ser la primera mujer discapacitada en ascender el Kilimanjaro. El premio, en chocolate, elaborado por la pastelera alcarreña Fátima Gismero, quiso dedicarlo a "todos los artistas que luchan cada día por superarse, pese a que no es fácil".

Antes de entregar los premios de la Sección Oficial, el director del festival, Luis Moreno, agradeció públicamente a todo el equipo del festival su implicación en el proyecto y reconoció en una breve intervención que "este año ha sido un año de despegue" y que "nunca ha habido tanto público". "Hemos conseguido una sinergia que ha permitido que el Fescigu ya sea uno de los mejores festivales de cine social del país". Especialmente, recordó al actor y voluntario del Fescigu, Carlos Bernal, fallecido hace dos meses: "cada rincón me recuerda a él", dijo Moreno, "y sentimos que sigue siendo parte del equipo. Carlos fue un ejemplo de superación y pese a todo, seguía manteniendo su buen humor. Ha sido una lección de vida".

En la gala también actuó la cantante Patricia Kraus, que regaló al piano una potente versión de 'Summertime', la canción más versionada de la historia, desde Chet Baker a Elle Fitzgerald o Caetano Veloso, entre otros, e incluida en decenas de películas, entre ellas, 'Érase una vez en América' (1984), de Sergio Leone.

En la entrega de premios participaron las actrices Cuca Escribano, Goizalde Núñez, Ana Otero, el director Miguel Angel Vivas, el guionista y director briocense Dionisio Pérez, la actriz Mª José Alfonso, Patricia Kraus y Diego Galaz. La actriz y humorista Soledad Mallol (Las Virtudes) firmó un divertido monólogo sobre cine y esa otra ventana indiscreta moderna que es facebook.

Requetecortos 2015

En la proyección de los Requetecortos, que abrió la recta final de la clausura del festival, tras la sección 'Vida perra' y la de 'Infancine'; dieciséis trabajos muy desiguales optaron al premio del público. Hubo buenas y bellas historias como 'Portrait of a wind-up maker', el retrato de un fabricante de juguetes de cuerda, de Darío Pérez y cortos con notables propuestas visuales como 'Hybris' -¿qué queda del amor en una vida eterna?- y 'Marche arrière' (Marcha atrás), que recoge el día en que grupos de manifestantes ocuparon la Plaza Taksim Gezi de Estambul en junio de 2013.

Pero sobre todo, se vieron cortos donde el humor es ingrediente fundamental. Destacaron 'I-D' -¿cuál es el límite de la paciencia en un español medio?-, de Daniel Andrés; 'El alpinista', de los malagueños Oriel Segarra y Adrián Ramos -la búsqueda del Yeti en una ciudad cualquiera-; 'Sólo sabes follar', de Manu Bueno -con buenas interpretaciones de los televisivos Ana Morgade y Jorge Marrón- y 'Hostiable', de David Galán, sobre un ejercicio de absoluta sinceridad en una pareja, interpretada por Berto Romero y Mariam Hernández, que finalmente descubren la verdadera realidad de sus vidas.

Por error, este último corto se proyectó con algo retraso, mientras el público votaba su corto favorito, algo que Alberto Sanz, auxiliar de dirección del festival, disculpó ante los espectadores admitiendo que "nunca nos había pasado" y que por eso, lo lamentaban profundamente.

En la presentación de los Requetecortos, previa a la proyección, intervinieron el director de 'Hostiable', además de Aleksandra Cenczek, directora de 'Brothers', que defendió que "los actos de amor pueden mejorar el mundo" -su corto lo demuestra-, Alberto Gallego, director de 'Feliz cumpleaños', que acudió con el actor del film, Antonio Esquinas y Carlos Caro, director de 'Un día de campo', ganador de esta edición.

Artículos Relacionados