Una alcarreña, en el reparto de 'Olmos y Robles', de TVE

La actriz guadalajareña Maria Pedroviejo participa este martes en el segundo capítulo de la nueva serie de TVE 'Olmos y robles', protagonizada por los actores Pepe Viyuela y Rubén Cortadas, que encarnan a una peculiar pareja de guardias civiles.


Una actriz guadalajareña será 'sospechosa' en el segundo capítulo de la nueva serie de misterio de TVE 'Olmos y robles', protagonizada por los actores Pepe Viyuela y Rubén Cortadas, que encarnan a una peculiar pareja de guardias civiles en un pequeño pueblo de La Rioja. Esta misma noche, María Pedroviejo será uno de los personajes episódicos de la historia titulada 'En barrica no siempre se envejece mejor', que contará además con Jorge Sanz y Cuca Escribano, entre otros intérpretes.

En este segundo episodio, Olmos y Robles descubrirán un cadáver en una barrica de vino, durante la presentación de una nueva bodega que organiza el alcalde de Ezcaray, Damián Navarro (Álex O'Dogherty). Todos los asistentes del acto dicen no conocer a la víctima pero pronto se descubrirá que son varias las personas que habían compartido momentos con él. El difunto camarero será, de hecho, un multimillonario que estaba buscando a su hijo biológico entre el grupo de invitados.

Entre ese grupo estará María Pedroviejo, joven actriz alcarreña, que representó durante varios años el 'Tenorio Mendocino' en Guadalajara, pero también en el Festival Medieval de Hita. Formada como actriz junto a Cristina Rota, Denis Rafter y Jose Luis Alonso de Santos, en 2010 trabajó con John Strasberg en Madrid y Nueva York.

María Pedroviejo es miembro de la Academia de Televisión, y es Consejera del Club de Medios junto a Laura Valenzuela y Jose María Íñigo, entre otros. Su primera película fue 'El Lado Oscuro' (2000), dirigida por Luciano Berriatua, donde encarnó a una chica fantasma del siglo XIX. Más tarde trabajó en 'La cicatriz' (2003) y 'Uno de los dos no puede estar equivocado' (2006), ambas de Pablo Llorca, 'Dirty Links' (2004) de Giorgio Molteni y 'Okupados' (2011) de Eduardo Saenz de Vicuña y Fernando Herrero. También ha participado en varios cortos, entre ellos, 'Anónimos', de Félix Llorente, candidato a Premio Goya en 20012 como mejor corto de ficción y que le reportó en 2011 el premio a la Mejor Actriz en el Festival de Cine italiano 'Cortolandria'. En 2013, estrenó el corto de terror 'A veces viene', que presentó en los Multicines de Guadalajara y en 2015, ha interpretado el corto 'El ladrón de luz', de Miguel de Olaso.