‘Cuerdas’ cumple un año con más de cien premios

El último Goya al mejor corto de animación se estrenó hace un año y desde entonces ha ganado más de cien premios. • El director alcarreño Pedro Solís confiesa que este 2014 “ha sido el año más extraño" de su vida. • La cinta sigue su curso y seguirá girando a nivel internacional, pero ahora “en lugares más concretos”.


‘Cuerdas’ ha sido el corto del año. Y ha convertido este 2014 en el año más gratificante y más “extraño” para su autor, el alcarreño Pedro Solís. Hasta el día en que este artículo se escribe, ‘Cuerdas’ ha ganado 112 premios, incluido el Goya al Mejor Corto de Animación 2014. Y puede que no sea el último. Puede que mañana caiga otro, porque así ha sido para ‘Cuerdas’ este año, un goteo de premios, “un hito para cualquier cortometraje y para uno de animación, más todavía”, se sincera Solís. “Al final va siendo premio a premio y tampoco lo ve venir uno. Al principio teníamos una meta, 40 premios; luego 60, luego 80, luego 100. Cuando pasamos los 100… hace un par de semanas fue espectacular porque en un fin de semana tuvimos 10 premios”. Desde California hasta Bérgamo en Italia, Valladolid, Segovia, Soria, Zaragoza… “fue impresionante”.  

Pero es que la carrera de este cortometraje ha sido así. El primer premio lo ganó incluso antes de su estreno oficial en cine y en Guadalajara, una premiére compartida con el corto de la actriz alcarreña María Pedroviejo, el thriller psicológico ‘A veces viene’, de la que se cumple un año y a la que asistieron cerca de 400 espectadores en las salas de los Multicines de la ciudad.   

Desde entonces, no han parado de pasar buenas cosas a esta historia de amistad sana y maravillosa entre dos niños que se encuentran en un orfanato provincial y que deja un poso imborrable en el espectador. ‘Cuerdas’ se ha visto en todo el circuito de festivales nacional –este mismo sábado se verá en Cortoespaña, en Madrid- y en algunos certámenes internacionales, entre ellos, Los Angeles Cinema Festival en Hollywood. En Guadalajara, donde este año abrió la sección oficial del Festival de Cine Solidario, se llevó el Premio del Público. Con ‘Cuerdas’ y el cabezón en la mochila Solís ha viajado también por centros escolares para mostrar a los pequeños y jóvenes cómo surgió la idea, cuánto trabajo hay detrás de un corto de animación y, de paso, intentar sembrar la semilla del cine, la pasión por el corto, entre los que hoy son estudiantes y, quién sabe, mañana futuros directores, como él. 

Solís admite que ha perdido la cuenta de cuántos festivales han seleccionado el corto: “Hay gente que mide el éxito de un cortometraje teniendo en cuenta los festivales donde se lo han cogido. Yo me he olvidado porque no puede estar uno atento… al principio sí, pero luego que te lo seleccionaran casi más que una alegría era un suplicio (risas) y ya cuando uno gana… hay que tener en cuenta que en un festival se pueden presentar 1.000 cortos y que cojan el tuyo entre 50 o 60 ya es un logro, lo que pasa es que estoy muy mal acostumbrado y eso ya no lo tenía en cuenta… con ‘La Bruxa’ sí”. 

La lluvia de premios, admite, “tiene que frenar, ya se tiene que acabar. Llevamos un año rodando con él y deben quedar poquitos”. Sin embargo, desvela Solís, aún le queda más gira internacional: “ahí hemos sido más selectivos, pero ahora vamos a abrir más la mano y yo sí que quiero que vaya a lugares más concretos”. 

Una cascada de emociones

'Cuerdas' ha provocado todo tipo de emociones. Tanto en el propio Solís que admite estar todavía un poco “estupefacto” con lo que ha pasado, como en el público. La historia tenía que saltar las fronteras domésticas para someterse al veredicto de los espectadores. Quienes en la noche del 12 de diciembre asistieron al estreno del cortometraje, quedaron impactados. Pero quienes lo veían por primera vez diez días después en la Muestra Alcarreña de Cortometrajes (MAC) corroboraban la conmoción que produce esta durísima historia de amistad que pasa por los ojos y encoge el corazón. 

El público se lo ha hecho saber a Solís a través de mensajes que dejaban en facebook, del uno y otro lado del Atlántico. Y también convirtiéndolo en un fenómeno viral, difícil de frenar. Sólo entre seis de los enlaces que se eliminaron en Youtube sumaban tres millones de visitas, y se han quitaron más de mil. A ellos, hay que sumar los enlaces de Facebook, los envíos a través de whatsapp... ‘Cuerdas’ ya se había expandido superando cualquier expectativa para su creador.  Alguien lo había subido ilegalmente a Youtube vulnerando los derechos de autor justo antes de iniciar su carrera por festivales de cortometrajes y frenando la posibilidad de que lo aceptasen, ya que lo habría visto mucha gente y ningún festival querría programarlo. Pero no fue así.  

“Cuando uno hace un cortometraje nunca piensa que vaya a tener esta repercusión y uno pone todo el cariño que puede pero al final es el público el que decide si eso gusta o no gusta. Aunque nunca trabajo en contra del público tampoco es que trabaje pensando en él”, afirma Solís, quien añade: “estas cosas hay que tomárselas con tranquilidad porque cada premio es un pasito más, una puerta que se abre que puede llevar a algún lado o no llevar a algún lado. No hay que dejar que el fracaso se nos suba a la cabeza (risas)”. 

El corto, sin embargo, le ha puesto a “otro nivel popular”, admite, mientras cuenta que le han llovido las peticiones para proyectar ‘Cuerdas’ en diferentes sitios: “no daba abasto en responder”. 

El premio más ilusionante 

El premio que más ilusión le ha hecho en este año intenso ha sido el Goya, pero disfrutó mucho con el Festival de cortos de Plasencia “porque nos trajimos el Premio del Público y el de Mejor Corto de Animación” y porque pasó algo “impresionante, que me encantó”. Para entregar el Premio del Público fue un mago quien pidió a los espectadores que señalaran con el dedo el corto que creían que debía ganar de entre los 16 que se mostraban en la gran pantalla. “La gente señaló a uno, a otro” y de repente, el mago dijo: “Y ahora quiero que digáis el nombre. Una, dos y tres, y todo el teatro dijo a la vez ‘Cuerdas’; yo me quedé anonadado. Eso tampoco quería significar que el corto hubiera ganado pero…” Pero al ir a abrir el sobre, ponía ‘Cuerdas’. “Me encantó”.

Recuerda también “con muchísimo cariño el primer festival que gané sólo cuatro días antes del estreno en Guadalajara y la Muestra de Noia, de donde me vine también con el Premio del Público y el de Mejor Corto de Animación. Y además hay un par de premios que me han gustado mucho porque es de gente que tiene más sufrimiento, han sido premios concedidos por presos de dos cárceles y que eligieran a ‘Cuerdas’ ha sido precioso”.  

Ahora toca descansar: “estoy muy cansado”, confiesa. “Siempre hay historias, siempre hay algo escrito” pero ahora “sería imposible llevar un cortometraje” porque todo su tiempo lo ocupa la dirección de producción de la película de animación ‘Atrapa la bandera’, que se estrenará en agosto de 2015 y la segunda parte de ‘Tadeo Jones’, prevista para 2016. “Es un guión muy atractivo y quedará muy bonita”. Dos años intensos por delante. Solís parece que tiene cuerda para rato.

Artículos Relacionados