Fescigu (IV): Historias de familia, crisis y sexo

La última Sección Oficial reservó cintas realmente interesantes como ‘In the box’, ‘Sequence’  o la divertida ‘Mi momento’ . • El director Jorge Lacasta presentó su corto ‘De puertas para adentro’, fuera de concurso, dentro de la sección paralela ‘Sexión sesual’, que cerró la noche. • La última jornada del festival arranca esta tarde a las 18 horas con cine para los más pequeños, la sección Requetecortos y muchas sorpresas en la gala de clausura.


Más risas que nunca hubo en la cuarta jornada del Fescigu, previa a la gala de clausura que se celebra esta noche. En general, está siendo un festival con sobredosis de drama y era difícil encontrar una sección tan paritaria como la última que ayer siguió más de la mitad del aforo del Teatro Buero Vallejo. Abrió ‘Y otro año, perdices’, de la malagueña Marta Díaz de Lope, trabajo de fin de carrera de la Escuela de Cine de Cataluña, una tragicomedia familiar que transcurre durante la celebración del cumpleaños de la abuela. Es imposible no reir con los diálogos entre hermanas criticonas y cuñados tan definidos –a uno le encanta la copla, otro (con jersey sobre los hombros) no soporta a los gays- pero hay demasiados lugares comunes y estereotipos que salpican la película y que no pasan de sacarte una sonrisa. El punto de inflexión lo marca la pequeña de la familia cuando anuncia algo que cae como una bomba. Pero en esta familia, las apariencias son lo que más importa. Y la vida sigue igual de puertas para fuera. 

Drama familiar es lo que muestra el mexicano Eduardo Sosa en la interesante aunque algo lenta ‘Sous nos empreintes (Bajo nuestras huellas)’. Película que ahonda en la importancia de tomar decisiones, en la trascendencia que conlleva hacerlo y en la libertad personal para tejer el camino de nuestra propia vida. La cinta destaca por su color cálido constante -preciosa fotografía- y está protagonizada por dos hermanas que acuden a la casa de su madre, tras el fallecimiento de ésta, dando pie al espectador a asistir a la situación vital actual de las dos mujeres. ¿Merece la pena seguir con una relación que no lleva a ningún sitio?¿merece la pena elegir tu vida aunque ello suponga perder al hijo que esperas y a tu marido, a quien adoras? La respuesta, póstuma, la aporta la madre.

Impactante resultó ‘Skin (Piel)’, film francés de 13 minutos, protagonizado por una chica de piel negra que viaja en el vagón del metro y un joven blanco, que termina persiguiéndola, robándole la cartera y atemorizándola. Cédric Prévost dirige esta cinta de potentes interpretaciones pero con un guión que carece de credibilidad. La joven no conoce a su perseguidor y por eso no entiende que le pregunte por la historia de su hermano, asesinado cuando la defendió de tres skin heads que intentaron abusar de ella. Él, en cambio, la conoce demasiado. La ha amado en silencio durante mucho tiempo. Pero sus tres hermanos nunca lo entendieron. Destinos que al final se cruzan en un intercambiador de metro.

‘Sájara’ arrancó muchísimas risas entre el público, sin ser un film excesivamente notable –salvo en la interpretaciones, sobre todo, la de Silvia Espigado-. De nuevo, otra familia. Dos parejas –el matrimonio protagonista y una hija adolescente y su pareja- quieren darse una noticia. Mientras una comienza su historia de amor y pretende que los padres sean quienes les den consejos para disfrutar de su ‘primera vez’; los padres anuncian su ruptura. Y ya no es sólo por discutir sobre el color de las paredes del salón. 

La traca final del festival la tejieron ‘Inside the box’, ‘Mi momento’ y ‘Sequence’. La primera aborda la virulencia con que la ley estadounidense trata a los seropositivos, equiparándolos a asesinos. El salmantino David Martín-Porras, que prepara un largometraje a propósito del corto, elige a un agente de policía como protagonista de esta historia. Su vida cambiará por un maldito error y después, por un altercado que le sucedió durante una noche mientras patrullaba. La fiscal del distrito pretende investigar realmente lo que ha pasado. El asunto es serio porque el joven con el que forcejeó tiene VIH y portar el sida puede acabar siendo delito, si finalmente el policía resulta infectado. Lo que nadie sabe es que nuestro protagonista guarda un secreto… un secreto dentro de la caja de herramientas que esconde en el garaje. El film cuenta con un buen guión y una atractiva estructura narrativa –se usa el flash-back para explicar muchas claves de la historia-.

La corta ‘Mi momento’ –podría haber sido un requetecorto igualmente- arrancó muchas risas. A valorar la capacidad de Mikel Bustamante –que además interpreta al chico protagonista y es co-guionista- de haber condensado en 3 minutos tanta intensidad y la notable interpretación de Teresa Mencía –que también es guionista-. El corto captura el momento en que ella, que canta una canción mientras hace la casa, es interrumpida por su novio, a medio afeitar, en el momento en que llega el estribillo. De la alegría al mal rollo, hay un paso. Comedia ligera.

Y ‘Sequence’, con final un tanto gore y muy discutible, tiene sin embargo una factura impecable. Un día te despiertas y todo el mundo ha tenido contigo una pesadilla, lo que hace que todos huyan al verte y eso provoque tu incomprensión desesperada. Porque no entiendes qué ha podido ser eso tan grave que has hecho en el sueño. Porque tú sabes que eres un chico bueno -hasta acepta que su pareja se vaya de casa porque no puede mirarle a la cara ‘por lo que ha hecho’-. Pero todo no termina aquí. El juego continúa cuando se despierta a la mañana siguiente y ahora le toca jugar a su simpática vecina.

Secciones paralelas

Fuera de concurso, tocaba reflexionar sobre la crisis. La crisis con una mirada crítica. Y se hizo con un poema visual sobre el deshaucio llamado ‘Mobiliario urbano’; un documental que mostró los efectos del boom inmobiliario (‘Peor que ayer, mejor que mañana’), un film sobre los criterios que existen a la hora de seleccionar en una entrevista de trabajo (‘Aptitudes’), una cruda parodia política (‘Mayoría absoluta’) y una ácida descripción sobre los ‘animales’ egoístas que existen dentro de las empresas (‘Democracia’). La sección ‘Sexión sesual’ cerró la noche con siete cintas que arrancaron, en general, sonrisas. El sexo tiene ese punto efectista.

La película que abrió la sección fue la belga ‘Electric Indigo’. Jean-Julien Collette indaga en el pasado de una joven, Indigo, para que los espectadores entiendan el momento en el que decide emanciparse, que en realidad, es el arranque de esta película dura y algo estrambótica, con una banda sonora deliciosa. ‘Calipo’ no pasa de ser un film que reduce a la simpleza (más burda) la reflexión ‘existencialista’ entre dos amigos sobre la atracción sexual de hombres y mujeres, sentados en un banco, mientras chupan un Calipo de fresa.

‘Atocha 70’ también transcurre en otro banco, uno que está enfrente del sexshop del barrio y lo ocupan tres amigas septuagenarias que ven la vida pasar mientras hacen calceta y hablan de trivialidades. Pero lo que realmente ellas quieren son emociones fuertes para seguir cotilleando.

Largo documental resultó ‘Los hombres también son vírgenes’. Casi media hora de testimonios componen esta película donde rostros conocidos –El Gran Wyoming, Dani Mateo, los actores Antonio Medina y Javier Rosillo o el cantautor Javier Álvarez- junto a otros desconocidos, se ponen frente a la cámara de María Agúndez para compartir sus ‘primeras veces’ y sus sensaciones ante experiencias sexuales cuando eras joven y lo único que te preocupaba era aparentar o poder encontrar con quién hacerlo.

Metáfora con un punto de fantasía resulta ‘El lado frío de la almohada’, donde dos actores conocidos como Antonio Velázquez (‘Hermanos’) e Irene Visedo (‘Cuéntame’) se meten en la piel de una pareja a punto de tener un encuentro sexual. Pero las corazas (reales) no aparecen en el mismo momento para él que para ella. El joven realizador Jorge Lacasta llegó a Guadalajara para presentar ‘De puertas para adentro’. Lacasta, que valoró el esfuerzo del festival por “seguir haciendo” ediciones, explicó que “disfrutó mucho haciendo el cortometraje”, un corto “sencillo” que “podría pasar en cualquier casa”. Argumento discutible después de ver los 4 minutos que protagonizan un padre y un hijo en un par de desayunos tensos al descubrirse en plena masturbación el día anterior.

El documental de Aida Argüelles, en blanco y negro, es casi un experimento –parecido al de la cámara oculta- que demuestra que muchos prejuicios todavía no se han superado y que ante un beso entre dos chicas o dos chicos, aún hay quienes vuelven la cabeza.

Gala de premios

La actriz Montse de la Cal y el actor-cantante Jacinto Bobo conducirán la gala de clausura esta noche, en la que han confirmado su presencia todos los miembros del jurado salvo Emilio Gutiérrez Caba. Además, acudirán a la gala los actores Fernando Albizu (‘El laberinto del fauno’, ‘Gordos’) y Nieve de Medina (‘Los lunes al sol’, ‘Un franco, 14 pesetas’), además de la actriz y cantante Lluvia Rojo (‘Cuéntame’, ‘Barrio’).

Todos se implicarán en la entrega de premios de los dos cortos ganadores que recibirán 2.000 y 1.000 euros respectivamente, además del Premio del Público dotado con 500 euros y el Mejor Requetecorto, con 400 euros. El trofeo del Fescigu ha sido diseñado por la guadalajareña Fátima Gismero, profesora de media-alta pastelería. 

En la gala, también estará presente el actor Gustavo Salmerón (‘Aquel no era yo’, ’10 minutos’) que recibirá el premio al Actor Comprometido y las actuaciones musicales correrán a cargo del grupo guadalajareño de rock Thomb, además del grupo de danza Carpe Diem. En el hall solidario, además de la gymakana QR Art, se podrá disfrutar de un taller de coaching y cine y de la muestra de ‘make up’ a cargo del caracterizador Nacho Pérez. 

Programación sábado 4

A las 18 horas se proyecta la sección Infancine, dirigida a los más pequeños, que podrán ver 'Acabo de tener un sueño', de Javier Navarro; 'Cuerdas' y ‘La Bruxa’, de Pedro Solís; 'Eideann, de Álvaro Granados; 'Mirage', de Iker Maidagan; 'Sr. Barrientos-fuera de juego', de Kike Florido y 'Vergüenza y gafas', de Alessandro Riconda. 

A continuación, dentro de la sección Brotes Verdes, se proyectarán los documentales 'El caso Sarayaku', de Arturo Hortas; 'Sin collar', de Emilio Martínez Borso y el corto de ficción 'Otsoko', de Ander Iriarte.

La sección Requetecortos, en la que el público tendrá que elegir con su voto el mejor de esta edición, proyectará 16 films de entre 1 y 6 minutos. Son '9:30', de Javier Valenzuela; 'Der notleidende banker', de Dennis Rätzel y Marius Muche; 'El aviador y el marinero', de Nico Aguerre; 'Wind', de Robert Löbel; 'El tio', de Álex Montoya; 'Fired on call', de Álvaro Moro y Óscar Cavaller; 'A rastras', de Román Reyes; 'Intercambios', de Nacho Solana; 'A2042', de David Castro; 'Como niños', de José Manuel Silvestre; 'María', de Alberto Pernet; 'Metros útiles', de David Cervera; 'Ñeñeñe', de Manuel Bartual; 'Sr. Barrientos-fuera de juego', de Kike Florido; 'Una cuestión de etiqueta', de Roger Villarroya y Mario Rico y 'Voluntario', de Javier Marco. 

Artículos Relacionados