Breve crónica de un rodaje maratoniano

El guadalajareño Isra Calzado acaba de finalizar en Valdeluz la grabación de su último corto, 'Café solo', protagonizado por los actores Vida Mengual y Antonio Ibáñez y rodado en un solo día. • Esta es la crónica en primera persona de un rodaje maratoniano, contra viento y marea, con la marca de Baidefeis Producciones.


Cinco semanas de preproducción. Un equipo técnico de dieciocho personas. Dos actores. Una sola localización con tres escenarios. Treinta planos en la previsión, el 95% de ellos en exteriores. Y sólo un día disponible para filmar.

Dicho así, puede haber quien ya sienta cierta angustia o estrés. Pero, a decir verdad, 'Café solo' ha sido posiblemente el rodaje más plácido y a la vez más agotador de cuantos he llevado a cabo –y ya son unos pocos…- . Pero esta aventura ha sido posible gracias al enorme grado de compromiso y trabajo de cuantos han participado.

No creáis que todo ha sido un camino de rosas; ya desde primera hora del ‘día D’ nos encontramos con el imprevisto obstáculo de rodar sin disponer de monitor –tan sólo la minúscula pantalla LCD de la propia cámara- y con ciertos contratiempos en cuanto al registro de sonido: a la dificultad de trabajar en exteriores súmesele el incesante viento que nos torturó durante casi toda la jornada. La climatología, por cierto, también nos la quiso jugar a la hora de trabajar en la fotografía principal, y constantemente el sol salía y se ocultaba, volviéndonos locos con el raccord entre planos.

Más nubes. Y amenaza lluvia. Con la mitad del material ya grabado en una mano y con la previsión meteorológica en la otra se improvisa un pequeño gabinete de crisis. Decidimos seguir adelante con el plan previsto. ¿Inconsciencia? ¿Osadía? ¿Quién dijo miedo? Y acertamos: la luz natural quizá no fuera la más idónea, pero ahí estaban los chicos de iluminación para hacer su magia.

Acción’. ‘Corten’. De nuevo ‘acción’. Volvemos a cortar. ¿Toma válida? En sonido se vuelven locos, pero creen que es OK. El cámara también la da por válida. En este caso, los actores prefieren hacer una más. Y la hacemos. Nosotros –directores y técnicos- somos los arquitectos de este invento llamado cine, pero ellos son el alma, el espíritu, lo que insufla vida a una película. Vida, nunca mejor dicho en este caso. Vida Mengual y Antonio Ibáñez; dos granaínos afincados en Madrid que se han puesto en nuestras manos sin pensárselo dos veces para convertirse en María y Hugo, nuestros protagonistas en la ficción. Esperemos que esta película haga justicia a su gran talento.

Tras casi once intensivas horas –por cierto, no cayó una sola gota- y después de repasar varias veces el plan de rodaje, claqueta final: se da por concluida la grabación y empezamos a recoger. Mucho, mucho trabajo, pero también ha habido tiempo para la risa, la improvisación, la camaradería y el buen rollo. Ahora queda por delante una larga y laboriosa postproducción que espero dé sus frutos en no demasiados meses.

Ah, ¿que no os he contado de qué va la peli? Pues trata sobre una chica que…

Fotos: Alberto Ayllón. Baidefeis Producciones.

 

Artículos Relacionados