Cuatro días de cortometrajes con alma

El Fescigu se adentra en su segunda década fiel a la filosofía de exhibir películas comprometidas. • La undécima edición se celebra entre el 24 y el 28 de septiembre con cerca de un centenar de cortometrajes  que volverán a dar qué pensar sobre este planeta y sus pobladores. • Cuando las luces se apaguen sólo esperan que se produzca el milagro: la organización sigue creyendo que el cine puede cambiar el mundo. • La Sección  Oficial cuenta con 28 cortos escogidos de una concurrencia previa de nada menos que 600.


El cine social no es un género aburrido, moralista, predecible o casposo. Así lo piensan al menos los organizadores del Festival de Cine Solidario de Guadalajara, que en su undécima edición mostrará durante cuatro días –entre el 24 y 28 de septiembre– casi un centenar de cortos en pantalla grande en el Teatro Buero Vallejo. No habrá, seguro, alfombra roja, pero sí mucho cine,  historias rodadas que no dejarán indiferentes a los espectadores.

Este año proponen reflexionar sobre cómo la tecnología aliena al ser humano, pero también sobre la crisis y los conflictos ignorados, la tolerancia humana, la injusticia y la desigualdad: “Deseamos un mundo mejor y creemos que el cine, el arte y la cultura pueden ayudarnos a acercarnos a esa utopía”, defienden desde la organización. Todo eso son herramientas “a favor de la humanidad, para el crecimiento personal”.

El jurado ya se ha reunido y ha designado a los dos ganadores, aunque los nombres de los premiados no se conocerán hasta el último día del festival, en el acto de clausura. Los encargados de elegir los dos mejores cortos han sido una vez más nombres de la talla de los productores Manuel Cristóbal (‘Arrugas’) y Alvaro Longoria (‘Che’ o ‘Habitación en Roma’), la directora Azucena Rodríguez (‘Atlas de geografía humana’), la actriz guadalajareña Abigail Tomey y el actor Enrique Martínez (‘Camera café’).

Además de estos dos premios, cabe reseñar que el público aumenta su peso al otorgar tres premios: el Premio del Público dentro de la Sección Oficial de Cortometrajes, dotado con 500 euros; el Primer Premio Requetecortos, dotado con 400 euros, y el Segundo Premio Requetecortos, dotado con 200 euros.

La financiación

Superado el décimo cumpleaños, los organizadores del Fescigu han tenido que echar mano de la imaginación y de Internet para poder financiar los gastos de un evento que desde que empezó su andadura, en 1994, ha visto recortado su presupuesto en un 80%.

Se han embarcado en el micromecenazgo o crowfunding en una conocida plataforma on line, donde han conseguido que 80 mecenas, 80 voluntarios, amantes del cine y el festival, aporten 4.000 euros. Además, varias empresas contribuyen con aportaciones ‘en especie’ dentro de sus áreas específicas, caso de Cultura en Guada para la difusión mediante información y publicidad.

Según el recuento que trasladaba la organización en un reciente comunicado de prensa, la financiación pública “ha tocado fondo” y sólo el Patronato de Cultura de Guadalajara ha apostado por el festival, eso sí, con una subvención de 15.633,10 euros (la mayor que se otorga a las asociaciones de la ciudad), habiendo desaparecido ya desde hace años el apoyo de otras instituciones públicas.

La calidad por bandera

Pero toda la maquinaria tiene un único objetivo: la gran pantalla. Y en el Fescigu no vale cualquier cosa. Sus cintas siempre pasan por el crítico filtro de un Comité seleccionador –Luis Moreno, Montse de la Cal y Alberto Sanz, director y ayudantes de dirección, respectivamente– que busca cortos que respiren calidad cinematográfica por todos sus poros. La prueba se ve luego en los Goya, los premios más importantes del cine español, donde triunfan cortos que han pasado o directamente, ganado, en el Fescigu. Ocurrió, sin ir más lejos, en la última edición, con ‘Aquel no era yo’, de Esteban Crespo.

El Festival de Cine Solidario de Guadalajara celebra esta edición con récord de cortometrajes recibidos, más de 600 cortometrajes llegados de países como Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica, Irlanda, Rusia, Francia, Rumanía, Chechenia, Ucrania, Moldavia… situando 2013 como la edición con mayor índice de participación. 

De ellos, 28 formarán parte de la sección oficial y uno de ellos se rodó en Guadalajara. ‘Sun, sand, survival’, de Alvaro Moro y Oscar Cavaller, con una espléndida fotografía, tomó forma en La Muela, que se convierte en un inhóspito desierto para este cortometraje, protagonizado por Ramón Esquinas y Fernando Ramallo.

Los cortos más cortos, los requetecortos, tienen protagonistas variopintos. Desde un aguerrido pastor de las tierras altas escocesas, un náufrago o   cuarentones cuya única ilusión es completar la colección de Dragon Ball hasta rostros conocidos como los actores Kiti Manver o Julián López (‘La Hora Chanante’).

Sexo con seso

Este año se hablará también de sexo en ‘Sexión sesual’, pero también de otros continentes y otras culturas en ‘Agencia de viajes’, una agencia especial que permite viajar aunque “no en primera, claro”. Más bien “es un viaje solidario para conocer cómo se vive en otros países y cómo viajan aquellos que apostaron por rehacer su vida lejos de su hogar”.

Además, habrá cintas que harán reflexionar sobre el cuidado del medio ambiente. La sección ‘Brotes Verdes’ propone historias que demuestran que la sobreexplotación de los recursos naturales restan calidad de vida. De entre las seis cintas seleccionadas, destaca una rodada en el pueblo guadalajareño de Campillo de Ranas. ‘Raíces’, del director madrileño Julio del Álamo, retrata la vida de un hombre solitario en un pueblo. Todo cambiará cuando de su huerta comiencen a brotar raros frutos que nada tienen que ver con calabazas o judías verdes.

El cine también es crítica, “una crítica a la crisis profunda que vivimos, alentada por los intereses económicos de quienes más tienen”. La codicia y la falta de ética, así como la permisividad y la pasividad de una buena parte de la sociedad se verán reflejadas en cortos como ‘Cultura’, ‘Splash’ o ‘Gigante’. La mayoría de los directores que participan en esta sección cree que el cine debe contribuir a mejorar el mundo, como la avilesina Konchi Rodríguez, que firma ‘Okupa Paula’.

Otra cinta alcarreña que se podrá ver en el Fescigu es la última del realizador David Corroto, ligado a Guadalajara a través de la asociación cultural y productora Annus La Negra. ‘Una mirada entre mil’, que aborda la historia de un niño con Síndrome de Down, se proyecta en la sección ‘Sin Desintegrar’, un miniciclo dentro del festival que gira sobre la vida de personas con discapacidad y limitación física o mental.

Las nuevas tecnologías

El eje central del Fescigu, no obstante, gira en torno a las tecnologías y cómo influyen en el ser humano. Es una “poderosa herramienta que ha cambiado nuestras vidas y nuestra forma de entender las relaciones sociales”, opinan desde la organización del Fescigu. ¿Sus beneficios compensan el daño que hace? Ocho cintas, entre ellas ‘Amor dospuntocero’, ‘Digital’ o ‘Historia de internet’ ayudarán a esclarecer en parte este debate.

Como novedad, paralelo al festival se desarrollará la primera edición del Laboratorio QR Art. La actividad, pionera en Europa, une tecnología, arte y solidaridad. Consiste en la alteración creativa de los códigos Bi-di, los nuevos códigos de barra que, captados por dispositivos móviles, permiten acceder al usuario a información.

Del 26 al 27 de septiembre el Laboratorio reunirá en el Auditorio Buero Vallejo de Guadalajara (España) a un nutrido grupo de artistas de diferentes disciplinas y procedencias, quienes serán invitados a participar en la creación de QR Art en vivo desde sus muy diferentes puntos de vista.  

En esta primera edición, se podrá ver en directo el trabajo de la ilustradora Patricia Dubreuil, la diseñadora Eva Pérez –cofundadora de El Calamar Gigante-, el graffitero Iohan, el tatuador Chechu Díaz, la diseñadora Gema Cormano o el artista Lorenzo Durán. 

 “Construiremos un microcosmos en el que el visitante podrá apreciar cómo el arte, la tecnología y la solidaridad pueden coexistir y reforzarse, asistiendo a la creación en directo de varias obras de Arte QR, desde su inicio hasta su conclusión, que el visitante podrá escanear con la ayuda de un smartphone para acceder a los contenidos web que ocultan”, explican. 

El proyecto, que ya ha tenido oportunidad de presentarse en la Escuela de Arte de Guadalajara, y cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, se podrá ver en forma de exposición durante los días del festival, una muestra que luego viajará por toda España y que incluirá los trabajos de los participantes en el concurso que se lanzó durante el verano y que iba dirigido, fundamentalmente, a diseñadores, ilustradores y artistas. 

Más actividades: danza, música y hall solidario

Como actividades paralelas, el festival acogerá los días 24 y 28 de septiembre una proyección de videomapping ( técnica que consiste en crear imágenes o videos que se proyectan sobre objetos reales para conseguir efectos de movimiento o 3D). El espectáculo correrá a cargo de la artista Ana Castellano, creadora del videomapping del monasterio toledano de San Juan de los Reyes con motivo del Festival Lux Greco 2013.

El miércoles 25 de septiembre, actuará en el festival el Orfeón Joaquin Turina, compuesto por 40 voces y dirigido por Sergio Cano Ortiz. Su último proyecto musical versa sobre partituras clásicas y contemporáneas, pertenecientes a bandas sonoras de cine. La música, el sábado 28, será la que ponga en directo Pakiteit, que trabaja la técnica del beatbox (percusión vocal), y que ya fue invitado en la pasada edición del Fescigu. Miembro del grupo Yoop!, fue uno de los diez finalistas del concurso ‘Tú sí que vales!’

El grupo de danza Carpe Diem, ya habitual en el Fescigu, ofrecerá una actuación los días 27 y 28 de septiembre. Dirigido por Marta Gómez, se caracteriza por sus actuaciones frescas, bailes urbanos y desenfadados que se pudieron ver en televisión en el programa Fama Revolution.

El martes 24 de septiembre será el turno de Jumping Gym, que ofrecerá un espectáculo de danza en la gala de apertura. Lucía Elguer, formada en la Escuela de Chase (Reino Unido) y Dani Sanz, formado en la escuela de Carmen Roche con Victor Ullate como profesor, han creado y dirigido el número que ofrecerán en el Fescigu. 

El hall solidario contará este año con la presencia de diferentes ONG´s que darán a conocer sus proyectos. Es el caso de Amnistía Internacional, Didesur, Ecologistas en Acción y Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a falta de la confirmación de Intermon Oxfam.  


Vídeo promocional de esta edición:

 

 

 

 

Artículos Relacionados