Fomento respalda tres proyectos en Guadalajara, Sigüenza y Brihuega

A través del 1,5% cultural financiará la adecuación de la iglesia de Santiago de la Ciudad del Doncel como centro para el Románico. •  Además, el gobierno central destina fondos para la verja de Adoratrices y la Fábrica de Paños briocense. 


El 1,5% cultural que cada año destina el Ministerio de Fomento para inversiones en patrimonio repercutirá en 2018 en tres iniciativas de la provincia, con un montante total de 864.000 euros: las obras de rehabilitación de la Iglesia de Santiago en Sigüenza; la rehabilitación de la histórica verja del complejo de Adoratrices en la capital arriacense; y la restauración del acceso y el sótano de la Real Fábrica de Paños de Brihuega, según han anunciado el Ayuntamiento de Guadalajara y la Diputación en sendas notas de prensa.

En el caso de la Ciudad del Doncel, la aportación anunciada por Fomento es de 147.074,03 euros -supone un 72% del presupuesto de esta actuación- y permitirá la adecuación del interior de la iglesia de Santiago para su conversión en Centro de Interpretación del Arte Románico de la provincia.

En el caso de Brihuega, se restaurará el acceso y planta sótano de la Real Fábrica de Paños de Carlos III, que formará parte de una futura red regional de hospederías. El Ministerio de Fomento aporta 380.100 euros, lo que supone el 70% del presupuesto total de esta intervención.

Verja de adoratrices

En Guadalajara capital, la aportación se refiere a la intervención para la restauración de la reja de Ricardo Velázquez Bosco en el parque de las Adoratrices en la fachada que da al Paseo de San Roque. En este caso, Fomento concede 337.500 euros, lo que supone el 75% del presupuesto de esta rehabilitación. La intervención permitirá eliminar las vegetaciones aparecidas y la oxidación, respetando y conservando los valores constructivos originales de la verja. Se restaurarán los elementos de forja, se aplicará una protección antioxidante, se repondrán los barrotes o pilastras de hierro, se sustituirán las chapas de las puertas que están en mal estado, se restaurarán las sillerías.

Declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento desde 1993, esta verja constituye "un elemento excepcional dentro de la cantería y rejería del siglo XIX y fue proyectada por Ricardo Velázquez Bosco quien, por encargo de la Condesa de la Vega del Pozo y duquesa del Sevillano, creó este conjunto, integrado por esta verja y el Panteón", señalan fuentes municipales.

La verja se extiende a lo largo de 218 metros lineales. Cuenta con adornos del lenguaje clásico, plateresco y renacentista, que sobresalen en los paños pétreos, los escudos en relieve y las flores. El elemento más singular de toda la verja es la puerta de acceso al Parque de las Adoratrices, que consta de cuatro pilastras iguales.

Su recuperación, advierten las mismas fuentes, "es necesaria por el mal estado que presenta en la actualidad y por la importancia patrimonial y extraordinaria calidad que atesora. Los barrotes, los remates y los engarces presentan mucho deterioro y una oxidación generalizada, así como daños en la piedra".

Se trata de la segunda intervención tras la actuación que en 2014 llevó a cabo el Ayuntamiento de Guadalajara y que permitió restaurar la reja y las puertas de acceso al parque de Adoratrices, con una inversión de 106.000 euros.

El alcalde, Antonio Román, ha subrayado que se trata de "una importante actuación que contribuirá a recuperar un nuevo elemento de nuestro patrimonio histórico-artístico" y ha recordado que ya el pasado julio, el Grupo Popular solicitó a través de una moción "que se instara a la Junta de Comunidades a pedir el 1,5% Cultural con el fin de que con él se pudiera sufragar hasta el 75% del coste de la rehabilitación del Fuerte de San Francisco, teniendo así que aportar de únicamente un 25% con fondos regionales. Pero la moción fue rechazada por el PSOE". 

Por su parte, el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Manuel Latre, ha asegurado que "estos tres proyectos van a suponer un refuerzo del patrimonio cultural y artístico de nuestra provincia que va a servir para garantizar la conservación y para promover el enriquecimiento de nuestro patrimonio histórico, y eso supone por un lado un soporte económico, recuperar el patrimonio, el uso público y acercamiento social a esos monumentos que se van a restaurar y, por supuesto, generación de empleo, riqueza e impulso del turismo”.

Artículos Relacionados