Desierto el primer premio del 'Fermín Santos' de pintura

El jurado ha tomado esta decisión "para mantener la importancia y el prestigio" del premio, que ha recibido "menos obras que en ediciones anteriores" y "de menor calidad". • La exposición está abierta en la Ermita de San Roque de Sigüenza hasta el 12 de diciembre. 


El primer premio de la XVII edición del Premio de Pintura 'Fermín Santos' de Sigüenza ha quedado desierto. El portavoz del jurado, el pintor Emilio Fernández Galiano, argumentó que la decisión no fue fácil pero se decidió “para mantener la importancia y prestigio” del premio. Fernández Galiano admitió que se han recibido “muchas menos obras que en ediciones anteriores” y en opinión del jurado, con un nivel “algo menor” que otros años, dos razones de peso que han llevado a adoptar esa decisión. 

El segundo premio, dotado con 2.000 euros, ha sido para 'En el sillón rojo', obra de Alejandro Galán Vázquez, que ya había obtenido un galardón en 2013. Madrileño, pero residente en Sevilla, considera “la pincelada, la forma de tratar la pintura” como “parte sustancial del proceso artístico”. La obra es un retrato, “pero ya con su título he querido aludir a la manera en que está pintado”. Según el artista, “todo lo que ocurre en el cuadro, lo hace en ese sillón, pero más allá de la imagen. Tiene mucho que ver con la materia pictórica”. Ilusionado con el premio obtenido, lo califica como un incentivo para seguir trabajando: “Es loable que las instituciones hagan una apuesta por la pintura con premios como el Fermín Santos. El pintor no deja de ser un trabajador y los premios, un sueldo, además, naturalmente, de un aliciente espiritual y una recompensa”.

El tercer premio, de 1.700 euros, fue para 'Intramuros', de Francisco Segovia. “Tengo predilección por las vistas cenitales, en ambas direcciones, y por los temas arquitectónicos”, explicaba ayer después de firmar su cuadro, ya expuesto en la Ermita de San Roque, que refleja un edificio en construcción. Con un estilo figurativo, “que no llega a ser hiperrealista”, el pintor ha dado un tratamiento de base al cuadro, que luego trabaja con técnicas mixtas y también con algo de oleo. El cuarto premio, de 1.500 euros, ha sido para 'Arquitecturas reflejadas', de Juan Manuel Bernardo, mientras que el premio de la Asociación Española de Pintores y Escultores, dotado con medalla y diploma se lo llevó la obra 'Lavandín', de Santiago Morollón.

Formaron parte del jurado su presidenta, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sigüenza, Sonsoles Arcones; Pilar Martínez, cronista oficial de la ciudad; Itziar Zabalza, asesora de la Asociación Española de Pintores y Escultores; Emilio Fernández Galiano, pintor y comentarista de arte; Fernando Veiga, escultor; Angel Ibarra, vidriero; Rosa Alonso, pintora; Javier Vázquez, pintor; y Elisa Bravo, pintora. 

Tras la entrega de diplomas y premios se inauguró en la Ermita de San Roque la exposición con una selección de los mejores quince cuadros presentados a concurso, a los que el Ayuntamiento ha añadido también obra del propio Fermín Santos, y donde permanece el cuadro del rey emérito Juan Carlos I, obra de Emilio Fernández Galiano. La muestra se puede admirar hasta el 12 de diciembre, los sábados (horario de mañana y tarde) y los domingos (solo mañanas).

Cronista artístico de Sigüenza

El alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, glosó la figura del genio de Gualda que motiva el premio: “Hablar de Fermín Santos es hablar de un maestro de la pintura del siglo XX. Con un estilo propio dentro de la temática del paisaje castellano, urbano y costumbrista, su forma de hacer personal y tenebrista, entronca con la pintura negra española. Don Fermín, en lo físico, era enjuto en carnes, mientras que en lo anímico era hombre contemplativo, parco en palabras, atento y cortes en extremo, humilde y ajeno a vanaglorias, pese a ser un gran pintor, reconocido entre los mejores del siglo XX”, describió.

En 1975, el Ayuntamiento nombró a Fermín Santos cronista artístico de Sigüenza y el 26 de agosto de 1976, le hizo Hijo Adoptivo de la ciudad, con insignia de oro. Desde el año siguiente al fallecimiento del pintor en 1997, y ahora de forma bienal, “la ciudad se siente orgullosa de convocar este premio, en recuerdo del insigne pintor y de toda su obra”, señaló Latre. 

Por último el alcalde agradeció a Josefina Yáñez, viuda de Antonio Santos Viana, hijo de Fermín, y junto a Raúl Santos Viana, integrante del bautizado como 'Trío del Color' seguntino, la cesión, mediante un convenio firmado con el Ayuntamiento en 2016, de 428 obras, tanto de Fermín como de Antonio, que ahora se exponen de manera rotativa en la Casa del Doncel.