Migas, jotas y villancicos por el pueblo saharaui

Brihuega vivió el domingo sus ya tradicionales 'migas solidarias', con 300 asistentes. • La recaudación de fondos se destina a proyectos de Manos Unidas y de la Asocaición de Amigos del Pueblo Saharaui.


El pasado domingo se celebró la primera jornada de ayuda solidaria en Centro Cultural de la Iglesia de San Miguel de Brihuega que consistió en unas 'Migas solidarias', cuyos beneficios serán destinados a los niños saharauis y a un proyecto que Manos Unidas. La Ronda congregó a numeroso público alrededor de sus jotas y villancicos.

En la puerta de San Felipe, alrededor de la 'Ronda del Pueblo' se congregó mucho público, brihuegos y foráneos. Rondar en estas fechas de la Navidad es una costumbre muy arraigada en la localidad. Alrededor de la ronda se reúne más de un centenar de personas, de todas las edades, que se fue incrementando a su paso.

Mayores y pequeños tañeron guitarras, laúdes y bandurrias, violines y zambombas, panderetas, castañuelas, botellas de anís, triángulos, almireces… y cantando jotas y villancicos sin cesar por las diferentes calles del pueblo.

El tiempo también estuvo en armonía con el pueblo y fue colaborador. La “Ronda”, en su línea, protagonizó el ambiente musical y festivo.

¡Cómo gusta la Ronda en Brihuega! “Esto es lo más bonito que hay” confirma uno de los más veteranos, mientras da sus últimos toques de preparación a la zambomba.

Más de 300 asistentes

Muchos briocenses se volcaron en esta segunda jornada solidaria donde se degustaron migas tradicionales (riquísimas, por cierto) con huevo frito y postres caseros.

La afluencia de público, con más de 300 personas, superó, con creces, las previsiones más optimistas. En palabras del portavoz de la organización: “Aunque se puede mejorar, el resultado nos ilusiona para seguir trabajando en esta trayectoria, porque ante las desgracias no debemos dar la espalda”.

La plataforma solidaria manifestó el agradecimiento a todos en estas jornadas de ayuda: a unos, por trabajar desinteresadamente, y a todos por participar y colaborar.

Las siguientes citas serán el próximo fin de semana, Cine Solidario, y el siguiente, la Carrera Solidaria III Centenario y el Concierto de Navidad protagonizado por la Banda de Música de Brihuega, también con carácter solidario, y el se degustará Chocolate y bollo casero.

La campaña solidaria

El mes de noviembre de 2012, como en años anteriores, un grupo de personas toman la iniciativa para planificar las IX Campaña Solidaria en Brihuega. Esta idea es comentada con miembros de diferentes asociaciones culturales que organizan diversos eventos a lo largo del año. Tras una puesta en común de diferentes inquietudes y preocupaciones se decide desde esta “Plataforma Solidaria” invitar a todas las asociaciones y colectivos, públicos o privados del pueblo.

Se celebran varias reuniones a las que asisten representantes de varias Asociaciones culturales integrada en una plataforma solidaria: AMPA Primaria, AMPA Secundaria, Asociación de Mujeres de Brihuega, TV Alcarreña, "Gentes de Brihuega", “Banda de Música”, “Brijoven”, Parroquia, Ayuntamiento, Asociación de Amigos del <pueblo Saharaui de Guadalajara, A. y P. Brihuega…

La organización decidió colaborar en esta edición en tres proyectos humanitarios desarrollados por organizaciones de contrastado prestigio: Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Guadalajara, Manos Unidas y la propia Parroquia de Brihuega. Los proyectos que se atenderían serían: la nutrición infantil en los Campamentos de Refugiados Saharauis en el desierto, un proyecto que Manos Unidas, y para atender la demanda de ayuda que requiere la Parroquia de Brihuega o bien Cáritas.

Una vez definidos los objetivos, se debaten los procedimientos para conseguir las formas de colaboración de la población. Así se estableció un calendario de reuniones, en las que se fue avanzando en la preparación y puesta en marcha de toda la organización, para hacer que este proyecto fuese una realidad.

Como en años anteriores, los organizadores se encontraron con ciertas dificultades para comenzar. Las ganas de hacer, de trabajar por los demás, la ilusión y el entusiasmo, compartir inquietudes, pudieron sobre todas las dificultades, y en general, todo salió bien.

Este entusiasmo se contagió al resto del pueblo, que respondió de forma notable a la llamada solidaria y demostró, una vez más, que la solidaridad vivida entre todos, es algo más que un compromiso y además sirve para compartir excelentes momentos.

Artículos Relacionados