Se busca dueño para el Monasterio de Sopetrán

La empresa Alquiler Protegido pone a la venta este edificio, de 10.500 metros cuadrados Bien de Interés Cultural desde 1996. • El objetivo es convertirlo en un complejo residencial. • Ya hubo un proyecto fallido en 2014 que proyectaba hasta un pueblo-medieval de 199 viviendas.


Se busca dueño para el Monasterio de Sopetrán. Y no un dueño cualquiera. El edificio, fundado en el año 611 por el Rey Gundemaro y situado junto al río Badiel, a 3,5 kilómetros de Hita, sale a la venta, según informa la empresa Alquiler Protegido, con el fin de encontrar inversores que conviertan a este Bien de Interés cultural desde 1996 en un complejo residencial. Los nuevos dueños tendrán que rehabilitarlo y “devolver la vida al edificio medieval”, añade. El monasterio se encuentra en una parcela de 164.760 metros cuadrados, de los que el monasterio ocupa 10.500.

El objetivo, según detalla la empresa de alquiler, es “rehabilitar la zona construyendo viviendas tanto para jóvenes como para la tercera edad, un hotel, hospedería con 60 habitaciones, salones para eventos y centros de actividades culturales y sociales”. La superficie destinada a la zona residencial sería de 47.169,04 metros cuadrados y la zona de uso deportivo y zonas verdes llegaría a alcanzar los 15.442,47 metros. “Se trata de un planteamiento ambicioso pero efectivo”, señalan. “Está totalmente preparado para empezar cuanto antes, ya que cuenta con los permisos y las licencias necesarias para abordar el proyecto, sólo necesita inversores que apoyen la iniciativa”.

El último proyecto para este monasterio bajo el manto de la Fundación Sopetrán y que nunca se materializó, fue la proyección en 2014 de la creación del Campus Arcipreste de Hita, un Centro de Formación Internacional de Vanguardia de carácter permanente y Campus residencial propio, con un centro de reuniones y convenciones.

Además, el proyecto incluía también la construcción de 41 habitaciones en el monasterio, una hospedería rural de 36 habitaciones más, y un conjunto residencial de viviendas con párking, pueblo medieval de 199 casas al estilo medieval -a imitación de las construcciones de pueblos españoles como Santillana del Mar en Cantabria o la propia Hita-, así como un spa en un edificio independiente y zonas verdes y deportivas, entre otras infraestructuras.

Varias reedificaciones

Fundado en 611 por el rey Gundemaro, y terminado por Chindasvinto, el monasterio de Sopetrán fue destruido por los árabes en el 728. Según se puede leer en Hispania Nostra, que le incluye en su Lista Roja de Patrimonio por estado ruinoso, el monasterio "sufrió varias destrucciones y reedificaciones. La quinta y definitiva fundación del monasterio se debió al arzobispo de Toledo, don Gómez Manrique, su propietario, cuando en 1372 decidió entregar  el lugar a la Orden de San Benito".

Muy favorecido por el marqués de Santillana, Iñigo López de Mendoza, el monasterio fue desamortizado en 1837 y se vendió en subasta pública. Fue comprado en 1994 por un grupo de vecinos de la comarca, que crearon la Coordinadora Monasterio de Sopetrán. Su intención fue rehabilitarlo, algo que hasta hoy no se ha producido. Según Hispania Nostra, "los benedictinos volvieron al monasterio durante unos años y rehabilitaron la hospedería que funcionaba también como lugar de actividades culturales y como iglesia, creando una actividad social importante alrededor del monasterio, pero a su marcha el edificio volvió a quedar vacío". 

En 2007, se volvió a hablar de su rehabilitación, sin éxito. En 2014, la Fundación Sopetrán presentó el citado proyecto de reconversión en un complejo residencial y empresarial, pero de momento, es otra página más sin escribir en la historia de este monasterio benedictino, que en pleno siglo XXI busca nuevas manos que lo levanten.