El Infantado cambiará de cara

El Ministerio de Cultura se gastará en el Palacio, candidato a Patrimonio de la Humanidad, 355.065 euros en la rehabilitación integral de las fachadas y las cubiertas. • La empresa sevillana Díaz Cubero se encargará de la reforma. 


Un ahorro de 125.402 euros respecto a la primera licitación de 2016, que ascendía a 480,467 euros. Las obras de consolidación consistirán en la rehabilitación de las cubiertas en su totalidad y de las fachadas, restaurando los elementos singulares que en ellas se encuentran, además de mejorar las condiciones de seguridad, mediante la consolidación de elementos tales como ornamentación y aplacados.

El contrato con la empresa sevillana Díaz Cubero, S.A., se formalizó el pasado 8 de marzo, tras adjudicarse el 28 de febrero “a la oferta económicamente más ventajosa para la Administración”, señala en nota de prensa el Ministerio.

Las obras llegan nueve meses después de la primera licitación, que se produjo el 12 de julio de 2016 y que el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Julián Gregorio, incluso anunció diez días más tarde en una visita al Infantado, cuando la licitación ya se había paralizado.

El 'frenazo' a estas obras se conoció a través de una nota de prensa emitida desde la delegación provincial de la Junta en Guadalajara, en la que el delegado, Alberto Rojo, comunicaba su "sorpresa" tras recibir un aviso de la Administración Central de que "se desiste del procedimiento de contratación". 

La empresa Díaz Cubero S.A., del municipio sevillano de Alcalá de Guadaira, será la encargada de llevar a cabo esta reforma integral. Entre las obras que ha llevado a cabo, figuran la conservación y adaptación para Museo del Palacio de Peñaflor en Guadix (Granada), la sala VIP del aeródromo de San Pablo, en Sevilla; obras de mejora en diferentes institutos de Andalucía y eliminación de barreras arquitectónicas para facilitar el acceso a la Comisaría de Policía Nacional de la localidad de San Juan de Aznalfarache, en Sevilla.

 



Artículos Relacionados